El "harakiri" del Frente Amplio por votación de Ley Antisaqueos

Camara de Diputado Sesión Especia

20 OCTUBRE 2019/VALPARAISO Diputados de frente amplio Gabriel Boric , Giorgio Jackson , Pablo Vidal , durante la sesión especial sobre el alta del trasporte publico en el congreso nacional FOTO: PABLO OVALLE ISASMENDI /AGENCIAUNO

La aprobación en general del proyecto en la sala de la Cámara de Diputados generó divisiones en el conglomerado y críticas desde distintos sectores, pero fundamentalmente en la interna del bloque, desde donde acusan que apoyaron una iniciativa legal que criminaliza al movimiento social.




"En este video explico qué fue lo que se votó junto a una autocrítica al respecto. Un abrazo". Así el diputado Gabriel Boric (Convergencia Social) presentó en sus redes sociales un video, de un poco más de 6 minutos, que publicó esta mañana, donde expone su opinión respecto de la votación del Frente Amplio sobre el denominado proyecto de "Ley Antisaqueos", la que generó duras críticas en distintos sectores y particularmente en las huestes del propio conglomerado.

"Me parece importante hacer una autocrítica al respecto y decir que debiéramos no haber aprobado en general este proyecto de ley porque se ha entendido como una criminalización a la movilización, de la cual nunca vamos a ser parte", dice Boric en parte de su video, donde explica que el bloque que representa votó por rechazar varias indicaciones pero sí le entregó viabilidad a la iniciativa legal, la que ayer fue finalmente aprobada en la Cámara y en general en el Senado posteriormente.

En el video el parlamentario añade que "desde la izquierda tenemos que no solamente hablar de la protesta social, sino que también ser parte de ella. Defenderla frente a quienes intentan criminalizarla, pero a la vez no tener miedo de enfrentar a quienes tratan de aprovecharse de la protesta social para delinquir, en particular en el caso de saqueos e incendios. (...) aunque cueste".

Según explicó Boric la mayoría de su sector aprobó artículos que penalizaban los daños que se realizan a instituciones de salud o bomberos y que rechazaron aquellos que sancionaban a quienes participan en barricadas o que arrojan de elementos contundentes sin daño que pueda ser verificable.

Más tarde, el diputado de Revolución Democrática Giorgio Jackson también subió a sus redes un video dando explicaciones. "Hemos llegado a la conclusión que nos equivocamos, porque con la excusa de los saqueos el gobierno hizo un proyecto que crea sanciones a varias de las formas de protestas (…) Antes de que votáramos esto pensábamos que si aprobábamos la idea de legislar íbamos a sumar votos de otros diputados y diputadas para rechazar esos artículos que son nefastos para la criminalización de la protesta, pero no nos resultó y al final fuimos minoría, rechazando esos artículos. Quisiera poner énfasis en reconocer el error (…) terminamos atrapados por esta jugada del gobierno", señaló.

Lo cierto es que la votación del miércoles generó división en el bloque . Diputados del Partido Humanista como Pamela Jiles votaron en contra del proyecto y luego fueron sumamente críticos en las redes sociales en contra de sus "socios" de coalición. Otros como las parlamentarias de Comunes se abstuvieron.

"Yo no voté ayer porque estaba pareado con otro diputado, pero claramente habría votado en contra de ese proyecto de ley. Toda la agenda de proyectos que está enviando el gobierno está focalizada en los temas de seguridad, control, represión y no estoy disponible para apoyar ese tipo de proyectos", explicó el diputado humanista, Tomás Hirsch.

"Creo que fue un error que parte del Frente Amplio aprobara en general el proyecto porque no viene a resolver y no es eficaz para enfrentar los actos de vandalismo y porque se da una señal de criminalización de la protesta social. A pesar de que comprendemos la preocupación ciudadana, sabemos que las leyes que aumentan las penas no son eficaces para disminuir la delincuencia. Y aprobar este tipo de proyectos lo considero grave", señaló a su vez la presidenta de Comunes, Javiera Toro.

En la misma dirección la diputada Camila Rojas señaló que "con Claudia Mix, como diputadas de Comunes, nos abstuvimos junto a la mayoría de la bancada Comunista. No estuvimos disponibles para una ley que criminaliza, aún más, la protesta pero sí asumimos los saqueos como un problema para el cual no tenemos solución. De todos modos a estas alturas reconocer nuestro error como colectivo y no que cada quien se salve con lo suyo me parece más que necesario, por el momento histórico y por quienes han confiado en nosotros. El proyecto está en el Senado, volverá a la Cámara y ahí tendremos la oportunidad de corregir en los hechos".

La votación ha generado cuestionamientos de las mismas bases del conglomerado, quienes los han hecho público a través fundamentalmente de las redes sociales. De hecho, dirigentas feministas y mujeres del Frente Amplio convocaron a una conferencia de prensa para rechazar la aprobación en general del proyecto de ley Antisaqueos y emplazar a las bancadas de su coalición. Los propios diputados reconocen el "error político" de la decisión.

En Revolución Democrática, por ejemplo, hubo un debate previo a la votación de ayer respecto de la conveniencia o no de votar a favor del proyecto. Ahí, el diputado Jorge Brito habría expuesto sobre lo negativo que era apoyar el proyecto, sin embargo, otros diputados impusieron su visión y terminaron votando en unidad.

"Quizás fue un error la votación en general, a la luz de los resultados", explicó el diputado Pablo Vidal (RD) aunque añadió que "Para nosotros era importante dar una señal al país que, de la misma forma en que hemos rechazado la violencia, estábamos dispuestos a apoyar un proyecto de ley que castigue a quienes se aprovechen de las movilizaciones pacíficas para cometer delitos. Pero, lamentablemente, las indicaciones que rechazamos igual fueron aprobadas, lo que permite temer que esta ley pueda ser utilizada en contra de manifestantes".

En esa misma línea, el diputado Brito explicó que "hay faltas graves con la Ley Antisaqueos. Nosotros rechazamos en particular la mayoría de sus artículos, pero deberíamos haber rechazado en general", apuntó, añadiendo que "la señal que se da con esto es bastante confusa y nos sitúa en la misma postura de este mal gobierno".

Por la tarde, el consejo político de RD emitió una declaración señalando que "aunque entendemos que fue una decisión legislativa compleja y realizada de buena fe, como Consejo Político Nacional de Revolución Democrática consideramos que la votación fue un error político, pues genera una señal confusa y distancia nuestro quehacer con el sentir de las mayorías sociales y militantes de base que se han movilizado por una vida digna y mayor justicia social durante el último mes".

El conflicto al interior del bloque se da luego de otras situaciones tensas que se han generado desde el estallido social. Por ejemplo, las divisiones por el acuerdo para la nueva Constitución, que generó renuncias de militantes de partidos. O también las críticas internas por la postura que han tomado las colectividades, una de ellas, la que terminó con la salida de Javiera Parada de Revolución Democrática.

Comenta