El porfiado número 1: Joven de 29 años ha infringido el toque de queda 16 veces

Balance Carabineros medidas sanitarias: toque de queda, cuarentena

(Foto: Agencia Uno)

En la ciudad de Los Ángeles, en la Región del Biobío, ha sido sorprendido en reiteradas ocasiones. Solo en el mes de abril registró 11 arrestos. La última vez fue sorprendido robando una casa y el Ministerio Público pidió su prisión preventiva, pero el tribunal decretó ilegal la detención y volvió a la vía pública.


Su primera detención fue el 28 de marzo en Los Ángeles, Región del Biobío. El joven de 29 años, que Carabineros solo identificó con las iniciales J.L.M.M., fue conducido hasta la comisaría de la comuna por haber infringido el toque de queda, decretado a nivel nacional por el estado de emergencia ante la pandemia del coronavirus. Pero, al parecer, no entendió.

El joven fue detenido al día siguiente y al subsiguiente; es decir, el 29 y 30 de marzo. Según información policial, el hombre tenía antecedentes penales por robo y al momento de ser controlado ya estaba corriendo el toque de queda, pero no tenía un salvoconducto para poder circular en la vía pública.

En casos como este, Carabineros “conduce” a las personas que infringen el toque de queda a la comisaría y no quedan detenidas, siempre y cuando no tengan antecedentes previos. Se les imputa el poner el riesgo la salud pública.

El “porfiado de porfiados”, como lo bautizaron en la comisaría de Los Ángeles, no entendió y su periplo por las calles del Biobío en toque de queda no terminó en marzo, siendo arrestado 11 veces más en abril.

Pues bien, llegó mayo y tampoco cedió en su conducta. El 8 de ese mes fue detenido por lo mismo y el 9 de mayo cayó por robo en lugar habitado.

El jefe de Zona de Carabineros en el Biobío, el general Luis Humeres, señaló que "el trabajo en horario de toque de queda es intenso y por ello hago un reconocimiento a nuestros Carabineros que no descansan con el objetivo de resguardar la seguridad y la salud pública de nuestros ciudadanos”.

El general Humeres añadió que “además de los controles durante el toque de queda, Carabineros se encuentran realizando un arduo trabajo también en sectores céntricos de las ciudades con el objetivo de velar porque se respeten las normas sanitarias como el distanciamiento entre personas y el uso obligatorio de mascarillas, instancias que se aprovechan para educar a la comunidad en las normas dispuestas”.

Desde la Fiscalía Regional del Biobío explicaron que este particular caso, tras ser formalizado por su última detención, se pidió su prisión preventiva ante lo reiterativo de la conducta. Sin embargo, el tribunal decretó ilegal su arresto y lo dejó en libertad. Antes, por la infracción al toque de queda, también se solicitaron cautelares, y también fueron denegadas.

La subsecretaria de Prevención del Delito, Katherine Martorell, condenó este tipo de conductas y señaló que “tomaremos todas las medidas necesarias porque está en juego la vida de las personas. No nos va a temblar la mano ni un segundo en perseguir la responsabilidad de aquellos que no quieren comprender”.

Carabineros ha detenido a 77.147 personas por quebrantar las disposiciones de salud pública, que implican cuarentenas y toque de queda. De estas, 6.500 registran entre dos y tres detenciones; 267 más de cuatro arrestos; tres superan las seis aprehensiones y cuatro han sido conducido a las comisarías más de ocho veces.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Revisa en nuestro video semanal la nueva herramienta que prepara el popular servicio de mensajería.