La estrategia tras los disparos del debate presidencial en que Kast y Boric tomaron ventaja

Las interpelaciones entre los candidatos estaban planeadas de antemano por sus equipos en base los cálculos estratégicos. El candidato de Republicanos, José Antonio Kast, apuntó fuertemente al abanderado de Apruebo Dignidad, Gabriel Boric, quien en mayor parte ignoró sus emplazamientos y apuntó contra la carta de Chile Podemos Más, Sebastián Sichel. Este último intentó evitar las confrontaciones, pero tuvo que recibir críticas de Yasna Provoste, quien se burló de él deslizando que representa lo mismo que este gobierno.




Antes de dirigirse a los estudios de Chilevisión y CNN en Machasa, la candidata presidencial del Nuevo Pacto Social, Yasna Provoste, se reunió con sus cercanos. En el hotel en el que se hospedaba, cerca de Bellas Artes, la abanderada DC se encontró con quienes la acompañarían al primer debate presidencial: la alcaldesa de La Pintana, Claudia Pizarro; su jefe de campaña, Alejandro Goic; su periodista, Luis Conejeros; una de sus voceras, Gianina Figueroa, y su marido, Mauricio Olagnier.

Algo similar ocurría en el resto de los comandos. A la misma hora, Sebastián Sichel (Chile Podemos Más), Gabriel Boric (Apruebo Dignidad), José Antonio Kast (Frente Social Cristiano) y Eduardo Artés (Unión Patriótica) revisaban sus estrategias y redefinían a cuál de sus contendores les dispararían en el programa televisivo emitido desde las 22.30 horas por CNN y CHV.

Los únicos presidenciables que quedaron fuera del rito fueron Franco Parisi y Marco Enríquez- Ominami. El primero está, supuestamente, en Estados Unidos, y el segundo hasta ayer estaba en cuarentena.

A partir de las 22.40 horas los presidenciables pusieron a prueba los diseños que durante semanas prepararon con sus equipos a partir de encuestas, focus groups y análisis de datos. Cada candidato eligió a su “principal target”, en un diálogo que estuvo marcado por duras confrontaciones.

En el debate, uno de los que más dispararon contra sus adversarios fue Kast. En ese comando ya tenían anticipado que el tono de la campaña iba a ser que el adversario es Boric y lo que representa y hay detrás de él: La izquierda radical, el Partido Comunista y el candidato de la Convención Constitucional, a juicio del Republicano.

Kast acudió hasta la estación televisiva acompañado por el asesor Cristián Valenzuela, su vocera Macarena Santelices, la coordinadora política Ruth Hurtado y la encargada de comunicaciones, Carolina Araya, bajo la idea también de presentar sus propuestas.

Allí lanzó inmediatamente sus dardos en contra de Boric. Lo emplazó por su cambio de postura en el cuarto retiro, lo acusó de haberse cambiado de partido político y le recordó que se reunió en Francia con Ricardo Palma Salamanca, uno de los autores del asesinato del senador UDI Jaime Guzmán y de haberse fotografiado con una polera alusiva al crimen del que fue víctima en 1991.

En el comando de Kast tenían contemplado que el rival siempre iba a ser Boric, y que a Sichel solamente le saldrían a responder cuando éste lo interpelara por algún motivo, lo que se produjo cuando el abanderado de Chile Podemos Más le preguntó por una foto con Jair Bolsonaro, y Kast le contrapreguntó por las fotos de Sichel con Michelle Bachelet.

Sin embargo, los emplazamientos de Kast no tuvieron una mayor respuesta en el diputado de Apruebo Dignidad. Eso ya estaba previsto en el comando del frenteamplista.

El equipo de Boric siguió el debate desde la sede del comando en calle Santa Isabel. Previo al encuentro en TV debatieron sobre cómo enfrentar al republicano. “Voy a acumular algunas preguntas… responderé posteriormente”, le dijo Boric a Kast luego de que lo consultara por la inflación.

En el equipo del magallánico eran de la idea de que Boric debía evitar confrontaciones directas con el exparlamentario “sin inflarlo y sin mirarlo en menos”. La decisión apunta a que en esa coalición ven que el republicano se ha ido fortaleciendo.

La recomendación a Boric fue que intentara diferenciarse lo más que pudiera de la derecha. “Usted fue dirigente estudiantil gremialista, concejal, cuatro veces diputado por la UDI, participaste en la franja del Sí por Pinochet, fuiste secretario general de la UDI. Sin embargo, hoy el candidato de la UDI y de Sebastián Piñera es Sebastián Sichel. ¿A qué crees que se debe este reordenamiento en la derecha y a quién estás apuntando tú en tu electorado?”, fue la consulta del frenteamplista.

En ese sentido, el adversario predilecto para Boric era Sichel, con quien comparte los primeros lugares en las encuestas. De hecho, durante el debate y en medio de los distintos emplazamientos de Kast, desde su equipo transmitían que les “interesaba discutir con el continuador de Piñera”.

La razón, explicaban en el comando, es que según sus datos el foco de la elección lo deben poner entre quien podría representar las transformaciones y quién se asocia a la continuidad, algo que esperan remarcar en su relato frente a Sichel. “Lo que vengo a representar es el cambio”, fue el punto final del candidato, quien asistió a los canales con los diputados Giorgio Jackson y Camila Vallejo, su exjefa de campaña Javiera Cabello, su asesor económico, Nicolás Grau, y el convencional constituyente Daniel Stingo.

Sichel, por su parte, partió el debate de acuerdo a lo planeado. Su estrategia era mostrar el programa de gobierno, con respuestas breves y sin entrar en los enfrentamientos, para después hacer un emplazamiento a Boric y Kast.

En el comando dicen que la idea era enfocarse en ciertos puntos sobre Boric, como sus cambios de postura sobre algunas políticas, como el cuarto retiro, y también acusarlo de estar “del lado” de la violencia. Mientras que de Kast, en el equipo de Sichel, ya tenían considerado que se le puede acusar de representar un extremo.

Con todo, la idea era no entrar en enfrentamientos y hablar de posturas, lo que se vio reflejado en las diversas intervenciones en que Sichel criticaba las interpelaciones, las cuales atribuía a la vieja política.

Sichel acudió al debate acompañado por su jefa programática, Victoria Paz, su mano derecha, Juan José Santa Cruz, el coordinador de su campaña, Pedro Browne y su jefa de prensa, Clara Tapia.

En el comando hicieron la evaluación de que estuvo fuerte en temas como pensiones, salud y gobernabilidad, pero que tuvo momentos “más difíciles” cuando lo emplazaban e interrumpían, y la única forma de hacerse escuchar era hablando más fuerte, lo que no era la idea.

En el equipo de Sichel dicen que el formato del debate era difícil, para ver cuándo acumular tiempo. De hecho, hoy el exministro dijo en la radio Pauta que “es enredado cuando uno tiene que manejar tiempos y no sabe las preguntas que vienen después. Uno cuando te hablan de política social, no sabes en qué minuto te van a preguntar por cosas fundamentales para mí, como vivienda”.

Provoste, dicen en su equipo, tuvo que “entrar a codazos”. Según explican desde su comando, la senadora fue enfática en remarcar su postura al centro y, con eso, disparar hacia sus contendores en general.

No obstante, en el comando aseguran que el foco de la candidata estuvo en Sebastián Sichel, a quien ven como la carta “más alcanzable” en la carrera a La Moneda. De hecho, en el equipo destacan el enfrentamiento en que Provoste acusó a Sichel de “lobbysta”. “Pese al episodio Wikipedia, Sichel quedó como mentiroso”, dice un dirigente de ese sector.

En el caso de Eduardo Artés -quien estuvo acompañado de los miembros de su comando, Boris Díaz, Nicolás Molina, Darío Lemus y Alejandro Ovalle- cumplió con su cometido: dispararle a Boric para diferenciarse en la izquierda y al candidato oficialista.

Boric y Kast al alza

En el equipo de Sichel sacan una evaluación positiva de su desempeño, afirmando que el candidato no se descontroló. Pero en el oficialismo la evaluación fue diferente y algunos consideraron que Sichel “cayó en trampas”, respondiendo cosas que no debería, como el emplazamiento que le hizo Yasna Provoste por el tema de los empresarios.

De todas maneras, en Chile Podemos Más y en el comando a la senadora la vieron mal, mientras que algunos sintieron que Kast estuvo bien apelando al votante de derecha, lo que sacó algunos comentarios positivos en chats de RN y también valoraciones dentro de la UDI.

De hecho, al interior del propio bloque oficialista, hubo voces que destacaron públicamente la intervención de Kast, como el senador Claudio Alvarado (UDI), quien escribió en Twitter: “Claramente anoche Kast le dio una lección a Sichel de cómo ir a buscar al electorado de derecha, además lo hizo con tranquilidad, pachorra, seguridad y con astucia. Si Sichel y equipo insisten en “la vieja política” y lugares comunes estará con serios problemas hacia adelante”.

En el comando de Sichel el factor Kast ha sido un foco de preocupación, según han transmitido en diversas reuniones, donde han visto al abanderado de Republicanos acercándose cada vez más. El propio Sichel dijo hoy en la radio Pauta que “espero que muchos que votaron por Kast terminen votando por nosotros, porque supongo que prefieren este proyecto al que representa Boric”.

Un análisis similar hacen en la centroizquierda, quienes ven que los que salieron más fortalecidos fueron Kast y Gabriel Boric. En el comando del frenteamplista transmiten que Boric tuvo un buen desempeño y pese que creen que “no se lució” como lo hacía frente a Daniel Jadue, aseguran que logró salir sin ninguna herida. No obstante, algunos califican como un “error” no haber respondido a Kast sobre la inflación.

“Gabriel estuvo muy bien, se le vio tranquilo y creo que logró instalar muy bien la verdadera tensión de esta elección que es el cambio y la continuidad, que representa Gabriel, con un cambio que tiene gradualidad y propuestas bien estudiadas. Fue un debate sin sorpresas, pero bueno para nosotros”, dice Grau.

Lo mismo creen en el comando de Provoste, en el que algunos concluyen que la senadora “sobrevivió” a una prueba en que muchos calificaron que se estaba jugando la carrera a La Moneda. En el equipo de la democratacristiana remarcan que la abanderada marcó posturas claras en algunos temas, como el cuarto retiro, aunque creen que se le vio “menos relajada” y “espontánea” que en situaciones anteriores.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.