Tercera PM
Presenta:

Las imágenes que enredan la defensa de los chilenos en Malasia


El video de la cámara de seguridad de la recepción del hostal donde los chilenos Fernando Candia y Felipe Osiadacz fueron protagonistas de un confuso incidente que terminó con la muerte de un ciudadano malasio, acto por el cual están acusados de homicidio y se exponen a pena de muerte, fue mostrado ayer en la audiencia del juicio que tiene lugar la Corte de Justicia de Kuala Lumpur.

La prueba, que según la abogada defensora refuerza la inocencia de los chilenos, no es totalmente aclaratoria, fundamentalmente por la calidad de la cámara y a que el ángulo no permite ver la escena del ataque al completo, ya que una estantería se interpone en parte del plano.

La cinta muestra cómo a las 5.20 am de la madrugada del 4 de agosto del año pasado, Fernando entra en el hostal sin correr e inmediatamente detrás lo hace la víctima, vestida con una falda roja. Durante los siguientes cinco minutos, Felipe y Fernando mantienen una conversación y entonces comienza la confusa pelea. Felipe permanece fuera de plano mientras, en palabras de su abogada, “le sujetaba los pies porque había cristales rotos en el suelo y querían impedir que los alcanzara”.

Tanto acusados como sus familiares evidenciaron cierta incomodidad durante la proyección del vídeo y prefirieron no mirar la pantalla durante momentos concretos.

La calidad de la imagen no permite apreciar en todo momento de forma precisa cómo Fernando reduce a la mujer transgénero contra el suelo, aunque sí se aprecia en ciertos momentos cómo la agarra de las muñecas para inmovilizarla. Ni siquiera la única testigo de la jornada, la policía analista del vídeo supo responder con certeza qué hacían los acusados con las manos en todo momento.

En el ajetreo sí se observa cómo la víctima mueve las piernas intentando zafarse de los chicos que lo retienen inmovilizado contra el suelo. Unos 25 minutos después de que empiece la disputa, el vídeo muestra cómo aparecen los agentes de policía y es entonces cuando se separan de la víctima y esta ya no se mueve. En el vídeo se ve cómo el recepcionista del hostal y primer testigo del juicio, el señor Lim, sale a la calle a esperar a los agentes unos cinco minutos antes de que lleguen. En su declaración a principios de agosto, afirmó que él tampoco sabía que la víctima había fallecido hasta que llegaron los policías.

La abogada defensora, Venkateswari Alagendra, sigue sosteniendo que este vídeo prueba que ellos sólo se defendieron de un ataque y por tanto son inocentes del cargo de asesinato que se les imputa. La letrada se ha pronunciado a este respecto al terminar la vista: “Creemos firmemente que el vídeo nos ayuda a probar su inocencia, porque muestra que no había ninguna intención de asesinato. Si ves el vídeo, aprecias que Fernando y Felipe fueron atacados primero por la otra persona. Ellos no atacaron, se defendieron”.

Respecto a la posibilidad de que Fernando y la víctima entraran juntos en la recepción, al no apreciarse ninguna persecución en la cinta, la defensa es tajante: “Él entra y una persona se encuentra detrás de él. No sabemos por cuánto tiempo le persiguió, pero fue antes de llegar a la puerta del hotel. La persona que le sigue no era un huésped del hotel, aprovechó la oportunidad en que Fernando entra para pasar”.

Mañana declararán los paramédicos de la ambulancia y se espera que a partir del miércoles lo hagan los forenses del caso. Están llamados a testificar el médico forense que realizó la autopsia de la víctima y el patólogo forense cuyo análisis dictamina qué sustancias había consumido y si pudieron provocar los síntomas por los que falleció.

 

 

Seguir leyendo