Lavín y Matthei, ¿a primarias municipales? El posible y último coletazo de la pugna por Vitacura

Cambió el mapa que había ayer en Chile Vamos y nada garantiza que no se enrede otra vez en las pocas horas que quedan para inscribir pactos y primarias. El precio que cobra RN por abrirse a ellas en Vitacura es que también las hagan en Lo Barnechea, pero también en las comunas de los dos precandidatos presidenciales UDI. En este partido dicen que eso no corresponde. Lavín y Matthei dicen estar dispuestos. Ello, mientras en las horas finales aparece Recoleta -que dirige Daniel Jadue- como nuevo nudo, donde la UDI dice tener preferencia y Evópoli quiere primarias.




Si esto no vuelve a cambiar de nuevo de acá a las 17:00 (hora tope para inscribir pactos en el Servel) y las 00:00 (para inscribir primarias municipales), el enredo por la negociación en Chile Vamos que tiene de cabeza a sus dirigentes tratando de hacer cuadrar la caja electoral y estratégica terminaría poniéndole otro ritmo a la cada vez más interesante pugna presidencial entre los UDI Joaquín Lavín y Evelyn Matthei. Los dos podrían encarar -de un día para otro- una elección primaria en sus comunas en noviembre, un mes después del plebiscito.

Esto puede o no ocurrir si en lo que queda de la tarde sucede lo siguiente. Todo parte de la voltereta RN en el “Caso Vitacura”, que pasó de estar atrincherada hasta ayer en negarse a hacer primarias en la comuna de Raúl Torrealba a abrirse a ellas, pero con la intención de cobrar peaje a cambio: que entonces también las hagan en Lo Barnechea, pero además en Las Condes y Vitacura. Vamos por parte.

El vuelco tendría que concretarse en un Consejo Regional Metropolitano citado de emergencia para las 18:30 de hoy exclusivamente para “habilitar” a la mesa de Rafael Prohens a abrirse a competir en Vitacura; Evópoli ya amenazó ayer con que en caso contrario no se firma el pacto a las 17 horas de hoy. Para que no salga gratis, el colectivo -confirmaron esta mañana en su plana mayor- pedirá lo mismo en Lo Barnechea. Eso es lo que les importa: tratar de no perderla porque allá se la tuvieron que entregar al pro UDI Cristóbal Lira cuando Felipe Guevara se fue a la intendencia.

Pero el IVA que pretenden cobrar, al solicitar también lo mismo en Las Condes y Providencia, podría enredar todo de nuevo. En la mesa UDI en principio no tendrían demasiados problemas, pero entre sus negociadores argumentan que “eso no corresponde”, porque en ambas plazas se aplicaría la norma de “el que tiene mantiene" ya que Lavín y Matthei van a la reelección, que es lo que no ocurre con Torrealba en Vitacura. Algunos se inclinan por rechazar eso. En la directiva hay voces que hacen ver que entonces tendrían que citar de nuevo y a la rápida a su Consejo General para que los habilite, pero otros recuerdan que la presidenta JVR tiene facultades para negociar todo.

En RN retrucan que eso no sería válido si todos asumen que los dos alcaldes podrían terminar compitiendo por La Moneda. En la UDI contraargumentan que con esto solo buscan trabar todo de nuevo, porque no ven por dónde pueden levantar una primaria competitiva. Al otro lado admiten que no tienen cartas fijas para Las Condes pero que las tendrán (Evópoli podría subirse a esa competencia con el exministro Pedro Pablo Errázuriz), pero que para unas eventuales primarias de Providencia podrían inscribir al exalcalde de Ñuñoa Pedro Sabat, de quien no se sabe hace tiempo ya.

Como sea, si Chile Vamos resuelve este conflicto de esta forma, a Lavín y Matthei les puede cambiar el mapa de acá al 2021. En el papel, como es de esperar, ninguno se niega.

“En el caso de Las Condes, si alguien quiere hacer primarias, feliz de competir y que sean los vecinos los que decidan”, dijo él ayer en Mega. Hecha la consulta hoy a Matthei, su equipo transmitió que ella dice: “Yo espero que los partidos de Chile Vamos trabajemos juntos y lógicamente voy a apoyar la decisión que se logre acordar entre todos. No tengo inconveniente con las primarias ni comunales, ni tampoco presidenciales. Debemos ser capaces de lograr un acuerdo de cara a los ciudadanos y con el respeto que conlleva también optar por la carrera de alcaldes o las de presidente".

Pero esto alude a otro problema. Ella ya comenzó a instalar hace días la advertencia de que no va a repostular a Providencia si ve que sus pretensiones presidenciales ganan puntos. Y que encuentra que “es legal, pero éticamente reprochable” que alguien -aló, Lavín- se reelija en su municipio y que después vaya a la presidencial. Esto podría chocar con este eventual nuevo escenario, si la UDI lo acepta.

Si los dos van a primarias, estarán en modo campaña y deberán medirse a la vuelta de la esquina, en noviembre. Si ganan, la ley dice que quedan automáticamente inscritos a la papeleta de abril: serán candidatos a alcaldes oficialmente hablando, lo que adelantaría una decisión que hasta ahora podrían postergar hasta el 11 de enero (fecha para inscribirse a la municipal).

Para no quedar encajonados, tendrían que renunciar “por medio de una declaración efectuada ante notario y presentada al Servicio Electoral”, según el artículo 40 de la Ley 20.640. En el sector dicen que no sería un gran drama para ninguno de ambos, pero que tampoco les suma mucho y que les pone otro ritmo justo en medio del antes y después del plebiscito.

Todo esto, mientras el asunto Lavín v/s Matthei es el comidillo de la derecha, con diversos diagnósticos, especulaciones y apuestas. Por ejemplo, hace días que circula una encuesta privada contratada a Cadem que (entre varios otros escenarios) los midió en una primaria de Chile Vamos. Ella aparece sacándole 13 puntos de ventaja a él, ganando por 41% contra 28%. Detrás aparecen Sebastián Sichel (10%), Mario Desbordes (9%) y Felipe Kast (9%). Hasta ahora se desconoce quién la encargó y pagó. Pero los entendidos advierten que el universo de primarias no es representativo.

Pugna por Recoleta

Otro dolor de cabeza para la recta final de la negociación es si la derecha le podrá hacer difícil o no la reelección al comunista Daniel Jadue. Hasta ahora, la exNueva Mayoría no le pondría problemas y en Chile Vamos está en disputa una eventual primaria, empujada por Evópoli y resistida por la UDI. El gremialismo -responsable de que Jadue se convirtiera en alcalde en 2012 cuando se dividió entre las candidaturas de Gonzalo Cornejo y Sol Letelier- tiene encima el “peso moral” de intentar revertir eso.

Hasta hoy, el aspirante sería el histórico concejal Mauricio Smok, quien dijo esta mañana que “soy el candidato por Recoleta y los otros candidatos por Chile Vamos a la primaria son horriblemente malos”. Pero en el sector circula un posible “tapado”: el director de la División de Organizaciones Sociales, Jorge Fuentes, exsecretario general UDI, muy cercano a JVR y a Felipe Salaberry (quienes están negociando las municipales).

Por Evópoli, tienda que empuja que ahí se realicen primarias, postulan a José Carreño, presidente de Indupan, asociación gremial de los panaderos, y vecino de Recoleta.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.