Marcela Sabat (RN): "El pinochetismo es indivisible respecto a la violación de los DD.HH"

"Cuando se ancla la diversidad al pinochetismo, estamos anclando también todo lo que esto conlleva y que tiene que ver con las violaciones a los Derechos Humanos y con muchas situaciones que a Chile le han provocado muchísimo dolor. Por lo que esos aplausos causan dolor", dice la diputada Sabat.


No han sido pocas las veces en que la diputada de RN, Marcela Sabat, ha pensado en dejar el partido en cual milita hace 18 años. Se reconoce del sector "liberal" de Chile Vamos, y a pesar de que no comparte los dichos de su par Camila Flores ni tampoco la división del tema como se ha hecho, continuará militando y dice que su desafío es "validar desde las bases al sector liberal" de su colectividad.

En esta entrevista aborda la discusión sobre el pinochetismo, dice que no se puede integrar ese tema a la diversidad del sector y le preocupa que se levanten candidaturas fuera de la coalición en alusión a la cercanía de diputados RN con José Antonio Kast.

¿Qué le pasó a usted cuando escuchó a la diputada Camila Flores decir que era pinochetista y recibir aplausos en el Consejo de RN?

Son varios los cuestionamientos. Desde el sector menos conservador hay dolor, desconcertación y también sorpresa. Porque todos sabemos que al interior de RN, desde su formación, conviven dos almas en términos valóricos, liberales y conservadores que enriquece nuestras ideas. En general nuestras diferencias se basan en eso, pero cuando se ancla la diversidad al pinochetismo, estamos anclando también todo lo que esto conlleva y que tiene que ver con las violaciones a los Derechos Humanos y con muchas situaciones que a Chile le han provocado muchísimo dolor. Por lo que esos aplausos causan dolor.

¿Usted cree que este un retroceso para su partido y el sector?

Me preocupa que esta situación nos lleve al pasado, a un tema que en Renovación Nacional se zanjó por mayoría cuando renovamos nuestros principios. Somos un partido que quiere hablar de futuro, que quiere tratar temas sociales y esto puede ser contraproducente.

Bajo la presidencia de Cristián Monckeberg, en 2014, se eliminó de la declaración de principios de RN la alusión a la dictadura. ¿Le sorprende que pase esto en su partido?

A mí lo que me preocupa es que la diversidad que tenemos en RN, que se presenta como una característica positiva, sea malinterpretada y sus límites sean difusos. Plantear como una característica positiva de nuestro partido la defensa del pinochetismo, me preocupa, sobretodo si pasamos a llevar nuestros propios principios en los cuales, se condena cualquier régimen totalitario, antidemocrático, cualquier tipo de violencia política o violación a los Derechos Humanos. Aquí nadie sobra pero hay límites.

El actual presidente de su partido, Mario Desbordes, valoró esa diversidad en RN e incluso el gobierno. ¿Es legítimo condenar las violaciones a los Derechos Humanos en la dictadura pero valorar un posible aporte a la institucionalidad del país?

El pinochetismo es indivisible respecto a la violación a los Derechos Humanos. Por eso, desde el dolor planteo esa incoherencia. Tiene que ver cómo hoy nos planteamos la mirada de futuro y el centro en la política social, cuando resurgen estas voces. Me preocupa por el trabajo de estos últimos años en la línea de mirar el futuro y condenar la violación a los derechos humanos. Caemos en la misma inconsecuencia en que cae el comunismo cuando solo condena la dictadura en Chile y celebra a Maduro o Castro.

Usted se ha definido como parte de la "centroderecha liberal" en su sector. Por lo que ha pasado en las últimas semanas, ¿ya se siente en minoría al interior de RN y de Chile Vamos?

Eso no está en cuestionamiento. Por mayoría cambiamos los principios de RN hace tres años; es un tema zanjado. Somos muchos más quienes pensamos en el futuro, en la diversidad como una oportunidad para integrar a distintas personas que piensan parecido a nosotros, pero en ningún caso que pase por encima de nuestros principios, es contraproducente.

En varias oportunidades y cuando han ocurrido las diferencias como las que hoy plantea, usted ha pensado en dejar su partido. ¿Renunciará?

No. El desafío es mucho mayor, es validar desde las bases al sector más liberal, y hacerlo desde la institucionalidad. Por eso debemos propiciar que exista un RN liberal con conocimiento de causa, que sea tan defendido e incentivado como el sector conservador. Hoy con mayor razón que tenemos un presidente como Mario Desbordes que también defiende ideas liberales eso ayuda.

Pero el diputado Desbordes defiende que sí se puede dividir el tema…

Es que esas dudas se zanjan cuando uno lee la declaración de principios que votamos hace tres años. No nos quedemos pegados en temas pasados y miremos el futuro. El debate ya se zanjó. El presidente de mi partido sí condena las violaciones a los Derechos Humanos.

El diputado Desbordes condena las violaciones a los Derechos Humanos pero valora que exista un sector pinochetista en RN que sí divide el tema…

Le reitero, me parece que el pinochetismo y la violación de los derechos humanos es indivisible. Eso lo zanjamos hace tres años con más del 80% de la votación en el Consejo Nacional. Me preocupa que caigamos en la misma inconsecuencia que le condenamos a los comunistas cuando celebran a Maduro y Castro y condenan la dictadura chilena.

¿Le preocupa que la mayoría de diputados que se han mostrado cercanos a José Antonio Kast sean de su partido?

Lo que me preocupa no es la cercanía, sino que lo innecesario que es en este momento levantar candidaturas presidenciales fuera del partido, no solo por el daño a los liderazgos internos, sino que también a la figura presidencial de Sebastián Piñera. Estamos recién en un primer año de Gobierno y tenemos que fortalecer su liderazgo y las relaciones internas de la coalición, el resto es hacer política ficción.

El diputado Desbordes dijo ayer que no tenía problemas en que José Antonio Kast participara de las primarias de Chile Vamos y que incluso, si ganaba, lo apoyaría. ¿Si Kast participa de la primaria y gana, usted lo apoyaría también?

No nos adelantemos a los escenarios, la política es muy cambiante y queda mucho camino por recorrer.

Comenta