Matthei con viento en contra: Se la juega por la defensa de género ante posible escenario adverso en la UDI

En su entorno reconocen que tiene “muy pocas posibilidades” de ser nominada en el consejo general del 17 de mayo, pero sostienen que va a jugar sus cartas hasta el último día. Para eso, su apuesta es la ofensiva comunicacional para dejar instalado que “hay una operación política para bajarla”.




Si es que finalmente la UDI nomina al alcalde de Las Condes, Joaquín Lavín, en su consejo general del 17 de mayo, ¿usted lo apoyaría? Evelyn Matthei hace una larga pausa, toma aire y responde: “Es muy distinto apoyar cuando te han dado la posibilidad de ir a una primaria y él te gana, que apoyar cuando te cortaron el camino. Y también uno tiene que entender que la gente no es lesa. Salir con una sonrisita forzada a apoyar, la gente lo nota”.

En conversación con La Tercera PM, la alcaldesa de Providencia da cuenta de la incomodidad que le genera una idea que cada día toma más fuerza en su partido, la UDI: ante la disyuntiva de tener dos candidatos presidenciales –ella y Lavín-, la tienda que dirige el diputado Javier Macaya estaría más inclinada por llevar un solo nombre a las primarias del 18 de julio, dejándola a ella fuera de competencia. Esa es la opción por la que se inclinan cuatro de los seis ministros que están en el gabinete y también la mayor parte de los parlamentarios.

Ante ese escenario, la apuesta de Matthei –según comentan sus cercanos- es reforzar su despliegue comunicacional con el fin de instalar ante la opinión pública que dejarla fuera de competencia es un error, tanto porque es una de las figuras más competitivas de su sector como por ser la única mujer de Chile Vamos dispuesta a participar en las primarias.

En opinión de uno de sus cercanos, “Evelyn no tiene más alternativa que la UDI”, y tanto la candidata como su equipo tienen “bastante claro” que las posibilidades de que los nominen a los dos “son muy pocas”. Por eso, añade, “lo único que le queda es el contexto, el entorno, la climatología, apelando a ciertos hechos que son de sentido común, que son de los tiempos actuales, como que no se puede dejar fuera a la única mujer”. Y esa “climatología”, explican, “se construye a través de los medios”, de ahí el despliegue que Matthei ha tenido en esta semana.

La exministra del Trabajo no habla de estrategia sino de hechos, y sostiene: “Cuando solo el 2% de la población tiene confianza en los partidos políticos, por algo es. Creo que de verdad los partidos políticos tienen que actuar de una manera mucho más abierta a la ciudadanía, porque los que votan en su inmensa mayoría son personas que no pertenecen a ningún partido, que confían en una persona o en otra”.

En esa línea, remarca que en la última elección primaria participaron 1,5 millones de personas, por lo que consultada acerca de la posibilidad de que sea el consejo general de la UDI, con 488 integrantes, el que elija al candidato presidencial, responde tajante: “Es una locura”. Y añade: “Es impensable, más todavía dejando a uno de los candidatos más competitivos fuera (…) Lo que nosotros necesitamos es movilizar a la mayor cantidad de gente posible a las primarias”.

“Creo que es un gran error político, un gran error estratégico que, entre los dos que somos los más competitivos, llevar solamente a uno, y además dejar fuera a la única mujer”, subraya.

Justamente, su condición de mujer es una carta que en su equipo han jugado desde el primer minuto y que, ante la ofensiva de Lavín pidiendo que la UDI lleve un solo candidato y asegurando que él es más competitivo.

En esa línea, Matthei ha contado hasta ahora con el apoyo de la ex presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselbergue, quien si bien no ha explicitado que votaría por ella, sí ha dicho que no está con Lavín. Y se adhiró a una carta, de mujeres de Chile Vamos defendiendo la inclusión de una mujer en el proceso.

Además de van Rysselberghe firmaron la misiva Nora Cuevas y Claudia Nogueira; las RN Marcela Sabat y Paulina Núñez, y las Evópoli Catalina Parot, Pauline Kantor y Camila Merino. En ella plantearon que “no nos parece adecuado dejar a la única mujer del sector fuera del camino”.

Según cuenta la misma Matthei, la iniciativa surgió luego que ayer la alcaldesa acompañara a Merino y Kantor a hacer campaña en las calles de Vitacura. Después de entregar volantes en los semáforos, fueron a almorzar y surgió la conversación; ellas plantearon decir públicamente que debían dejarla competir, Matthei agradeció el gesto y fueron las candidatas de Evópoli las que comenzaron a coordinar la misiva.

En la UDI también leen como una señal que la senadora Ena Von Baer hasta ahora tampoco haya explicitado su apoyo a Lavín o a ir con un solo candidato.

¿El más competitivo?

En el entorno de Matthei califican la reacción que tuvo Joaquín Lavín y sus adherentes como “desesperada”, luego que el sábado pasado la exministra anunciara su intención de competir en las primarias.

Sostiene que aquello que estaba instalado como “verdad revelada” de que el edil de Las Condes era el más competitivo y el único que podría ganar en segunda vuelta “no es así”, y las encuestas que el propio Lavín ha visto lo demuestran.

En conversación con T13, esta mañana ella planteó: “Me dicen que a lo mejor podría no salir un candidato de la UDI, ¿y qué? ¿Y qué si no sale un candidato de la UDI? Si es Sichel, si es Desbordes o si es Briones, a mí lo que me importe es tener al mejor candidato, a cualquiera que gane, yo voy a estar con él”.

Más tarde, aclaró con este medio sus dichos, destacando que “yo señalé que eso es prácticamente imposible, porque el propio Joaquín me mostró una encuesta en que (se veía que) si es que íbamos los cinco, él saldría primero, yo segunda y bastante más lejos un tercero, así que tengamos claro que ellos saben perfectamente que eso no es así”.

“No solo porque tienen encuestas, sino porque es bien absurdo el argumento de que se van a dividir los votos, si los votos de los militantes son apenas del 3% del millón y medio que aspiramos que van a votar en las primarias. Y segundo, porque somos bien distintos ambos, tenemos distintos tipos de electores. Así que eso es prácticamente imposible”, puntualiza.

De esa manera, algunos de quienes la apoyan transmiten que, con lo que está ocurriendo, si finalmente ella no llega a la papeleta de julio, “va a quedar instalado que hubo una operación política para bajarla”, cuestión que va a dañar tanto a Lavín como a la directiva del partido.

En palabras de un asesor de Matthei: “Sería un profundo error para la UDI (no llevarla de candidata), porque la directiva va a salir muy dañada en su imagen. Estaba en un intento serio de ser una directiva distinta, con un perfil de una generación nueva, y lo que esto va a generar en la opinión pública y en el mundo UDI, que más amplio que solo la militancia, es que son igual de ‘maquineros’, son como ‘coroneles’ chicos sin experiencia. Y en segundo lugar, Lavín va a quedar muy dañado”.

Si se da ese resultado adverso para la alcaldesa, ¿renunciaría a la UDI? Su respuesta es tajante: “Jamás voy a amenazar con ese tipo de cosas. Yo no estoy en una cosa pequeña. Si por A, B o C motivo me nominaran a mí, yo igual diría que no, igual diría que tenemos que ir los dos. Si en lo que yo estoy es en que hagamos bien las cosas, punto. No está en mi naturaleza andar amenazando ni dando portazos”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.