Nueva camada de Ibáñez: Hijos de Felipe y Nicolás asumen protagonismo en nuevos negocios

IBAÑEZ

Felipe Ibáñez reorganiza su patrimonio y formaliza gestiones para donar a tres de sus cuatro hijos $16.555 millones. Uno de ellos ingresó al directorio de la Clínica Meds.




A cinco años del acuerdo de venta del 100% de las acciones que mantenían en Walmart Chile (ex D&S y dueña de supermercados Lider) a la matriz del retailer estadounidense, Felipe (64) y Nicolás Ibáñez Scott (62) no detienen sus inversiones. La operación les dejó unos US$3.000 millones y hoy son sus hijos los que asumen un mayor protagonismo.

Al igual como lo hizo su padre Manuel Ibáñez al fundar los supermercados Almac, hoy son Nicolás y Felipe, los que impulsan a la nueva camada a los negocios. Ambos hermanos mantienen un activo interés en rubros que van desde la comida rápida a la renta inmobiliaria en Estados Unidos, y sus hijos van por la misma senda.

Por medio de Stars Investments y Sevilla Inversiones, Felipe ha dado riendas a sus hijos. Ejemplo de ello es que recientemente Sebastián (37), ingeniero comercial (UAI), ingresó al directorio de Clínica Meds. Esto luego que a través de la sociedad Inversiones Gran Araucaria Dos Limitada –de propiedad de su padre– ingresó a la propiedad de la firma, suscribiendo un aumento de capital de US$22 millones.

La operación requirió un exhaustivo estudio de la Fiscalía Nacional Económica para evitar los riesgos en libre competencia. Pero por estos días, nuevamente, Ibáñez se encuentra a la espera de culminar un nuevo trámite que involucra una cuantiosa suma.

A mediados de octubre, Felipe Ibáñez Scott representado por Francisco Selamé, abogado y socio de PwC Chile, inició los trámites para validar una donación de $16.555 millones (unos US$27 millones), a tres de sus cuatro hijos Tomás (40), Sebastián (37) y Roberto (35).

Se trata de una reorganización patrimonial y el objetivo es que la nueva generación comience a tomar las responsabilidades del negocio familiar. Todo ello en una mirada al futuro y bajo la legalidad vigente para este tipo de procesos. "Es mejor prever y evitar cualquier tipo de conflicto  familiar más adelante", sostuvo un conocedor del proceso..

En el documento de donación, al que tuvo acceso La Tercera PM, se detalla que Tomás, actual gerente general de Marsol recibirá $8.406.666.450. Mientras que Sebastián y Roberto recibirán cada uno $4.073.332.900. Igualmente Antonia (30) recibiría una donación en torno a $1.500 millones. Todo ello apuntando al cumplir la legalidad vigente respecto al pago de impuesto a la herencia.

El mayor de los hijos, además, celebra que recientemente Marsol –empresa de servicios que comercializa equipamiento para la industria de restaurantes y catering–, adquirió el 50% de Silbertec, firma que especialista en el procesamiento industrial de comidas para plantas industriales.

Tomás, Roberto y Sebastián, son los más fogueados en los negocios de la familia. Roberto, ingeniero comercial (UAI), es director de Stars Investments hace nueve años. Por otro lado es propietario de Touch y Taringa. También es autor del libro ¡Mierda! Tengo cáncer, ¿qué hago?, donde relata su travesía por el cáncer, enfermedad que le diagnosticaron en 2011 a los 27 años de edad.

Por su parte, Sebastián, igualmente ingeniero comercial, comparte directorio con su primo Nicolás Ibáñez Varela, en Desarrollos Inmobiliarios S.A. (Indesa), sociedad cuyos controladores son sus padres. También es controlador de Inversiones Futuro SpA, sociedad que se dedica a la inversión pasiva en toda clase de instrumentos financieros, ya sea de manera directa o indirecta.

Pero existe un directorio que comparten todos los hijos de Felipe Ibáñez. Se trata de la mesa directiva de la Fundación de Desarrollo Social Ibáñez Atkinson. La corporación se dedica fuertemente al impulso de la cultura y la música en familias vulnerables. Aquí su hija, Antonia (30), ingeniera comercial, es gerente de Medio Ambiente.

Los de Nicolás

De igual forma los hijos de Nicolás Ibáñez también han asumido un mayor protagonismo. En este caso es Nicolás Ibáñez Varela, quien ha liderado los negocios de Drake Capital, family office que concentra las inversiones de la familia. Forjó su carrera en el mundo de las finanzas en LarravinVial. Actualmente es cofundador y presidente de Drake Real Estate Partners y vive en Nueva York. Igualmente es miembro de la Junta Asesora de Tompkins Conservation.

Sus hermanos, María Carolina (32) y José Tomás (26) no han ingresado a los directorios de las empresas en las que tiene participación el family office Drake Capital. María Carolina, abogada de la Universidad Adolfo Ibáñez, se sumó directorio de la Fundación Chile + Hoy.

En filantropía, los hermanos Nicolás Ibáñez y María Carolina forman parte del directorio Fundación Alerce 3000. La corporación comenzó con el desarrollo ambiental tras la compra de tres fundos a Douglas Tompkins y hoy apunta incluso a áreas de educación y ecoturismo.

El fondo Drake Capital recientemente ha seguido expandiendo sus inversiones. La última apuesta del grupo ocurrió hace solo unas semanas cuando logró un acuerdo para la adquisición del 100% de la operación de la franquicia la cadena de pizzería Papa John's en Costa Rica.

Sin embargo, su foco sigue puesto en el sector financiero e inmobiliario en Estados Unidos.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.