Raúl Figueroa, ministro de Educación: “El gobierno no puede ser neutral... Kast representa un ideario de mayor libertad”

Ministro Raúl Figueroa

El secretario de Estado reconoce que votó en primera vuelta por el abanderado del Partido Republicano y recalca que es quien representa de mejor manera las ideas del sector y que, por lo mismo, el Ejecutivo debe tener una postura en la contienda presidencial. Asimismo, advierte que una eventual llegada de Gabriel Boric a La Moneda pondría en riesgo la educación particular subvencionada. "(Boric) no va a tener la capacidad suficiente de contrarrestar el impulso del PC y de otras alas de izquierda que han tenido siempre como propósito la eliminación del sistema particular subvencionado", dice.




Es el primero del gabinete del Presidente Sebastián Piñera en marcar preferencia ante la elección presidencial, cuya segunda vuelta está fijada para el próximo 19 de diciembre.

En esta entrevista, el ministro de Educación, Raúl Figueroa, aborda por qué, a su juicio, el abanderado del Partido Republicano, José Antonio Kast, es la mejor alternativa y advierte cuáles son los riesgos -a su parecer- para la educación en caso de que llegue a La Moneda el candidato de Apruebo Dignidad, Gabriel Boric.

¿Cómo evalúa que José Antonio Kast pasara a segunda vuelta? ¿Esperaba ese escenario?

Por el lado de la izquierda, el escenario de Boric era bastante más predecible, considerando que las candidaturas tradicionales de la centroizquierda ciertamente nunca agarraron vuelo (...). Obviamente, en el caso de Chile Vamos, la candidatura oficial derivada de las primarias era la de Sichel y, considerando el importantísimo apoyo que tuvo en las primarias, ciertamente que el resultado fue mucho más sorpresivo.

¿Qué cree que significa para la coalición oficialista esta derrota de Sichel?

Lo que ocurrió con la centroderecha es que José Antonio Kast logró captar con mayor claridad lo relevante de lo que está en juego en este momento. Con un discurso mucho más simple y más directo logró sintetizar cuáles son las aspiraciones en materia de libertades y seguridades que el votante de centroderecha y, en general, lo que el chileno hoy día busca.

¿Cómo vivió el gabinete esta derrota de Sichel? Se transmitía que había algunos ministros que votaron por Kast en primera vuelta, entre ellos, usted. ¿Fue así?

Voté por José Antonio Kast en primera vuelta. Soy independiente, no tengo militancia en ningún partido político y la verdad es que desconozco cuál fue el comportamiento del resto de los ministros. Creo que, en general, estuvieron por apoyar a Sichel, de acuerdo a lo que he podido conversar. Los principios que están en juego son tan relevantes que no hay lugar a dudas que la centroderecha en su conjunto está apoyando ahora a la candidatura que representa mayores espacios de libertad, mayores espacios de seguridad y mejores condiciones para asegurar un progreso sostenido en nuestro país. Y creo que esa candidatura está representada por Kast.

¿Siempre estuvo con Kast o en algún momento apoyó a Sichel?

No, en mi caso siempre he estado por aquellos candidatos que con fuerza defienden un ideario de libertades para nuestro país.

¿Y por qué optó por Kast?

Tanto Sichel como Kast representaban ese ideario de libertades, pero Kast fue sintonizando con mayor velocidad en torno a lo fundamental de lo que hoy día está en juego. A lo largo de la campaña, y creo que el resultado lo avala, Kast logró sintonizar de mucho mejor manera con el chileno medio, que busca mayor libertad, mayor seguridad y certeza en un espacio de orden para seguir progresando. En eso, Kast tuvo mayor velocidad para sintonizar y Sichel estuvo lento en su capacidad de reacción frente a ese escenario.

Lo que para algunos en el gobierno fue una derrota, para usted fue un triunfo.

Más allá de las frustraciones o los éxitos la noche de las elecciones, hay un sentido amplio de unidad en torno a un proyecto que encarna el ideario de libertades y mayor orden.

¿Sichel debería dar apoyo a Kast?

Sichel y Kast tienen bastantes puntos en común, por ejemplo la defensa de la libertad de enseñanza, creo que esa defensa puede traspasarse en apoyar a Kast.

¿El Presidente les transmitió algo de cómo comportarse frente a estas elecciones? Porque se ha visto a los ministros del comité político más bien neutros.

Son dos cosas que hay que separar; una, que tiene que ver con la necesaria prescindencia en materia de intervención en las campañas políticas y darle al país toda la seguridad que el equipo de gobierno está centrado en sacar su tarea principal. Ahora, esa prescindencia no significa dejar de tener un compromiso con una agenda de futuro para el país y, por lo tanto, identificarse con un candidato que propone mayores libertades, un camino de progreso mucho más evidente y que se hace cargo de los anhelos de los chilenos en materia de seguridad, de orden y de libertad.

Podrían acusar que sus dichos son intervencionismo electoral...

Creo que estamos en la obligación de defender principios esenciales. Cuando uno ve, por ejemplo, que algo tan importante como la libertad de enseñanza está en juego en nuestro país, no corresponde otra cosa que sacar la voz y alertar sobre esa situación.

“El gobierno no puede ser neutral”

Usted es el primer ministro en decir públicamente su preferencia por Kast, mientras los ministros del comité político y el propio Presidente han preferido mostrar neutralidad. ¿Qué le parece eso?

El gobierno no puede ser neutral ante los principios que están en juego y no he visto esa neutralidad en materia de defensa de libertades, derechos y seguridades. Creo que hay una sola voz para defender derechos fundamentales que hoy día están en juego, como la libertad de enseñanza. Kast representa un ideario de mayor libertad.

Pero han evitado marcar preferencia por Kast...

Hay un sentido de prudencia frente a una oposición que ha sido tan mezquina en todos sus juicios frente al apoyo o no a un determinado candidato, pero eso no significa que los principios que están en juego y que la candidatura de Kast defiende no sean respaldados por el comité político.

¿Todos respaldan la candidatura de Kast?

Lo que veo es que Kast representa un ideario de mayor libertad, diversidad y seguridad y, obviamente, habría que preguntarle al resto de los ministros, pero lo que veo es que todos comparten ese ideario.

¿Significa una derrota para el gobierno el hecho que no quede alguien de la misma coalición en la segunda vuelta?

Al gobierno va a haber que juzgarlo por su gestión en uno de los períodos probablemente más complejos de la historia del país, marcado por la violencia de octubre de 2019 y, luego, por la pandemia.

¿No se le puede evaluar, entonces, por no pasarle la banda presidencial a alguien que no era candidato oficialista?

No, esa no es una manera adecuada de evaluar un gobierno que ha tenido que lidiar con aspectos tan complejos como estos.

“(Boric) No va a tener la capacidad suficiente de contrarrestar el impulso del PC”

Usted afirma que Kast representa mejor ideario, sin embargo, ha sido muy cuestionado su programa de gobierno. ¿Por qué es mejor que Gabriel Boric?

Me preocupa muchísimo que quienes apoyan y acompañan a Boric en materia, por ejemplo, de libertades en educación, han sido particularmente explícitos en marcar un retroceso en esas materias. Por ejemplo, el Colegio de Profesores ha entregado una propuesta, que fue recibida por la candidatura de Boric, donde expresamente se señala la extinción del sistema particular subvencionado. Daniel Stingo, que forma parte de los voceros de Boric, señaló con la misma fuerza que los colegios particulares subvencionados no debieran recibir fondos públicos. Daniel Jadue, cuando era precandidato en las primarias, dijo expresamente que le parecen muy bien los colegios particulares solo en la medida que no reciban financiamiento estatal. Y lo que más me preocupa es que, siendo tan clara la posición de quienes apoyan a Boric en esta materia, al candidato parece no importarle esa posición radical.

Lo que él ha dicho es que está de acuerdo con la libertad de enseñanza y que busca avanzar en la gratuidad de la educación…

Lo que pasa es que el candidato y su sector han tenido, por ejemplo, un nivel de servilismo con ciertos grupos de interés que hacen dudar de cuál va a ser su capacidad para imponer una posición distinta. Hemos sido todos testigos del servilismo que ha tenido la izquierda, por ejemplo, con una agenda propia del Colegio de Profesores. Hoy día el Colegio de Profesores plantea expresamente la extinción del sistema particular subvencionado y, por lo tanto, nada hace pensar que, en esa materia, los políticos de izquierda, y en particular el candidato de izquierda, vayan a tener una posición diferente.

¿Usted cree que Boric va a eliminar la educación particular subvencionada?

No va a tener la capacidad suficiente de contrarrestar el impulso del PC y de otras alas de izquierda que han tenido siempre como propósito, y hoy día lo señalan expresamente, la extinción del sistema particular subvencionado.

Y en el caso del programa de Kast, tiene varios puntos que son cuestionados, que apuntan en línea contraria a lo que usted plantea de mayor libertad. ¿Qué evaluación hace?

José Antonio Kast ha dicho públicamente que está en un proceso de replanteamiento de su programa, para transformarlo en un plan más amplio y, desde ese punto de vista, en lo que a la educación se refiere, pone énfasis en dos aspectos que son fundamentales: primero, la protección en la libertad de enseñanza y el derecho a los padres a educar a sus hijos; y, por otro lado, en los alumnos y en sus necesidades centrándolo en la necesidad de recuperar los aprendizajes y poner todo el foco de la política pública en los estudiantes.

Pero le preocupan los aspectos programáticos que han sido cuestionados de Kast: mujer, medioambiental y economía. ¿Comparte que se deben hacer mejoras profundas?

José Antonio Kast ha sido muy claro en señalar que, en todas aquellas áreas que sea necesario perfeccionar su programa y despejar dudas que pudiesen haberse instalado, él lo va a hacer.

¿Le han pedido colaboración del comando de Kast?

No he tenido participación (...). Los desafíos en el Ministerio de Educación son evidentemente enormes y es ahí donde hemos centrado nuestros esfuerzos. Obviamente, en términos generales, siempre voy a estar dispuesto a colaborar, pero estoy centrado en el trabajo en el ministerio.

Si le piden apoyar activamente, ¿lo haría?

No creo que ocurra...

¿No es tan querido públicamente como Daza?

(Se ríe). Tenemos aquí una tarea que es muy específica y que es importante cuidar. Así que no haré ficción sobre eso.

¿Le parece positiva la salida de Daza?

Paula Daza es una mujer excepcional que logró, junto al equipo de Salud, enfrentar la crisis sanitaria más importante del último siglo. Tiene habilidades profesionales y humanas que le van a significar un tremendo aporte a la candidatura de Kast. Para ella fue una decisión compleja, porque su nivel de compromiso es tan amplio porque quería terminar su gestión, el hecho que se haya plegado a la campaña es un tremendo aporte.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.