Tercera PM
Presenta:

“Tremenda desazón”: Rodrigo Hidalgo, del Comité Pro Asilo, asegura que Palma Salamanca “no se siente representado” por entrevista a The Clinic

Autor: Ivonne Toro

El exfrentista Ricardo Palma Salamanca.

Las críticas del exsubversivo a la cultura comunista y las referencias a su generación y su familia, provocaron un quiebre en el Comité de ayuda, que podría disolverse en las próximas semanas. Mientras su amigo Hidalgo asegura que Palma Salamanca aclarará sus dichos, desde The Clinic Patricio Fernández, el autor de la entrevista, reafirma que "fue todo tal cual".


“Esa cosa cerrada y obtusa de los comunistas es muy dura. La detesto. Es ideológicamente intolerante y autoritaria. Muchos de quienes se sumaron a su causa, estaban movidos por buenos sentimientos, pero el partido los utilizó. Yo terminé con todo eso hace mucho tiempo (…) Los chilenos de aquí son bien comunistas y absorbentes. Me han acompañado y apoyado mucho, es cierto, y se los agradezco, les debo mucho, pero me agarraron de Patito Donald, de causa perdida y llorona. Después del 23, cuando me dieron la protección definitiva, nos fuimos a un bar para tomar algo. Eran muchos, y se pusieron a gritar consignas del Frente Patriótico. ¡Yo no lo podía creer! ¡Los pelos se me erizaban!”.

El texto forma parte de la entrevista que el exsubversivo Ricardo Palma Salamanca dio en exclusiva al escritor Patricio Fernández, del semanario The Clinic, en Paris y que ayer generó controversia por el juicio crítico del condenado por el asesinato del senador Jaime Guzmán Errázuriz de lo que fue su cantera ideológica: el Partido Comunista, del cual derivó el Frente Patriótico Manuel Rodríguez.

Desde que se publicó la conversación, la desilusión cundió en el Comité Pro Asilo de la familia Palma-Brzovic, compuesto por excompañeros del Colegio Lationoamericano de Integración, militantes del PC y exintegrantes del FPMR quienes, en cenas y otras actividades para reunir recursos y financiar la defensa y la estadía del hoy refugiado político, reivindicaron los ritos de los que Palma Salamanca marcó distancia: “Para mí toda esa cultura era deprimente. No soportaba las peñas ni toda esa cultura del dolor y la amargura. Nunca me vestí como ellos ni utilicé esos bolsos de lana. Jamás. Era más rockero y, por esa época, comencé a escuchar mucho jazz. Fundamos varios grupos que terminaron siendo el germen de la banda del Capitán Corneta”, consignó en el diálogo.

Las palabras de Palma Salamanca -requerido en nuestro país como autor material del asesinato de Guzmán Errázuriz el 1 de abril de 1991, el secuestro de Cristián Edwards y el crimen de agentes de la dictadura, hechos por lo que está condenado en Chile a 30 años de prisión y dos cadenas perpetuas- provocaron un quiebre entre sus amigos que residen en nuestro país y los que, por diversas razones, están en Francia, en especial por aquella aseveración de que “los chilenos de aquí son bien comunistas y absorbentes. Me han acompañado y apoyado mucho, es cierto, y se los agradezco, les debo mucho, pero me agarraron de Patito Donald, de causa perdida y llorona”.

Gran parte de ellos, según fuentes consultadas por La Tercera PM, resienten las referencias del exguerrillero, ya que consideran que su labor fue clave para que la Corte de Apelaciones de Paris rechazara de forma definitiva la extradición el pasado 23 de enero. No sólo juntaron dinero, además contribuyeron en el envío de antecedentes clave sobre el proceso transicional chileno. De hecho, es muy probable que el Comité, que en un inicio iba a seguir operando, tal como pidió Palma Salamanca tras su triunfo en Francia, termine abruptamante de funcionar en las próximas semanas. El discurso oficial es que “la misión está cumplida”. En privado, admiten que están “dolidos”.

Pero uno de los que sigue creyendo en Palma Salamanca es Rodrigo Hidalgo, quien lideró el Comité y que, a título personal, accedió a conversar con La Tercera PM. Afirma que reivindica “el derecho a disentir y la autocrítica de Ricardo respecto de los procesos de los que ha sido parte” y asegura que “las palabras que aparecen en el texto de la entrevista poseen matices cuestionables”. “Conociendo a Ricardo y de acuerdo a las conversaciones que hemos teniendo, no se refleja de forma fiel su pensamiento. Hay una manipulación respecto de cómo se ha articulado el discurso plasmado en la entrevista”.

En cuanto a los cuestionamientos al PC, Hidalgo consigna que se le ha explicado que “hay una referencia a la cultura del siglo XX, entonces hay ahí una mediación histórica, sobre cómo era la sociedad en ese entonces, donde ni los niños tenían derecho a voz en la mesa y la participación política de las mujeres se estaba recién consolidando en cuantos a sus derechos. También hay deslices de cómo fue la lucha antidictatorial, donde había una jerarquización por lo que significa la lucha clandestina. Por otra parte, el PC chileno siempre ha tenido una trayectoria de contribuir a la consolidación democrática”.

-Me contaste que Palma Salamanca se sentía defraudado, ¿qué les ha explicado sobre la entrevista?
Lo que puedo decir sobre la conversación que sostuve con él es que no se siente representado por el tenor y el enfoque entregado por The Clinic a la entrevista que sostuvieron por más de tres días. Hay una tremenda desazón por la puesta en escena de sus palabras, por cómo se estructura y el mensaje que se entrega. Pero es él quien, en principio, se va a referir a esos dichos.

“Fue todo tal cual”

Consultado por el tema, Patricio Fernández asegura que “es entendible que tengan desazón (sus cercanos). Pero fue todo tal cual. Agradecido, pero muy distante de sus posturas políticas”.

Ello quedó expuesto de forma clara en la narración en la que incluso Palma Salamanca cuestiona a su familia y en una pregunta se hace alusión explícita a la violación por parte de funcionarios de la CNI de la que fue víctima una de sus hermanas. Esa información sensible, si bien circuló en la prensa en los ’80, sólo está mencionada de forma implícita en el Informe Rettig. “Con el tiempo, he responsabilizado mucho a mi medio familiar, su visión de las cosas del mundo y de la vida. Hubo una determinación por el tiempo histórico que nos tocó vivir y, por otra parte, una determinación familiar. Madre comunista, dos hermanas comunistas. Se almorzaba materialismo histórico y se cenaba materialismo dialéctico. Eso hoy me da un poco de molestia. No tuvieron la capacidad emotiva de enseñarme otros caminos posibles. Me hubiera gustado que me mostraran otro tipo de cuentos, otras literaturas”, adujo Palma Salamanca.

Fernández Chadwick recalca que lo que se refleja en The Clinic es fidedigno. Y en lo lo referente a que la entrevista no representa al hoy fotógrafo, según afirma Hidalgo, el escritor detalla que “no es lo que (Palma Salamanca) me dijo a mí”.

En cuanto a la posición de víctimas de la dictadura sobre la entrevista, estas han sido diversas. Mientras la pianista María Paz Santibañez, quien recibió un balazo en la cabeza durante una protesta, aseveró en redes “Grande Negro! Humano, real, contemporáneo. Allí estuvo, aquí está. Gracias amigo. Gracias a la vida” y refrendó la frase “Los cambios se dan de manera paulatina, porque lo que debe transformarse es la cultura”; la actriz Javiera Parada, hija de José Manuel Parada, sociólogo asesinado en el Caso Degollados, escribió: “No soy capaz de leer esta entrevista entera. Me duele el cuerpo entero. Nos mandaron a la muerte. Nos mataron. A nosotros. ¿Qué más quieren?”.

Seguir leyendo