Crítica gastronómica de Don Tinto: La Metropolitana, sin vista al mar

Foto: Instagram La Metropolitana


Por Álvaro Peralta Sáinz, cronista gastronómico.

Encontrar en Santiago empanadas de horno, con los más diversos rellenos, no es nada de difícil. Podríamos decir incluso, exagerando un poco, que están en casi todas las esquinas. Sin embargo, cuando lo que uno busca son empanadas fritas, la oferta se reduce considerablemente. Además, cuando llegamos a encontrarnos con una frita lo más probable es que su relleno sea de queso, jamón y queso o algún producto del mar más queso. De un pino de machas u otro marisco, ni hablar. Y ojo, el asunto en la playa no cambia demasiado, porque incluso a la orilla del mar a la hora de hablar de empanadas es el queso fundido lo que manda.

¿A qué viene todo lo anterior? A que hace algunos días mientras manejaba por Avenida Manquehue Sur me encontré con una casa devenida en fábrica de empanadas y que ofrecía, según se consignaba en un letrero, empanadas fritas. Además, se podía leer que las variedades que tenían iban muy en la onda playera ya que además de ser fritas llevaban productos del mar como ostiones, camarones y jaiba.

Así las cosas, junto a mi hijo decidimos estacionar en un supermercado vecino y caminar media cuadra hasta La Metropolitana. Ahí vimos que además de las ya mencionadas variedades habían también de carne, verduras, prieta y hasta algunas dulces. Eran en total una veintena de opciones pero nosotros nos fuimos por solo tres: una de jamón y queso ($4.500), otra de jaiba y queso ($.5000) más una que me sorprendió tuvieran en carta: pino de mariscos sin queso ($5.000). Y para no atorarnos, dos bebidas ($1.100 c/u).

Tras pagar nos pasaron las bebidas y esperamos unos minutos por las empanadas en una improvisada terraza que alguna vez fue el jardín de esa casa y que no tiene vista alguna. Por lo mismo, lo mejor al final es pedir las empanadas para llevar. ¿Y cómo estaban? La verdad que bastante bien, relativamente grandes y con una masa sabrosa y levemente gruesa. La de jamón queso tenía bastante de ambos rellenos y funcionaba correctamente. La de queso y jaiba fue quizás la más débil, le sobraba queso. ¿La de marisco? Una delicia, con un pino hecho a base de jaiba, camarón, ostión y calamar más cebolla y aliños. Sabroso y jugoso, como debe ser.

Lejos de la playa y las frituras, se agradece el encontrarse con La Metropolitana en un lugar de la ciudad tan anónimo como normal. Al final, Santiago siempre tiene lo suyo.

CONSUMO TOTAL: $16.700

DIRECCIÓN: Manquehue Sur 1752, teléfono 956662263, Las Condes.

HORARIO: Domingo y lunes 11:30 a 15 hrs. Martes a sábado 11:30 a 19 hrs.

ESTACIONAMIENTO: No tiene.

PÚBLICO: Todo público.

EVALUACIÓN: ✮✮✮

Calificaciones: ✮✮✮✮✮ Sobresaliente / ✮✮✮✮ Excelente / ✮✮✮ Satisfactorio / ✮✮ Mucho que mejorar / ✮ Para no volver

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbete aquí.