ISP ha detectado más de 70 variantes del Covid-19 en Chile

Con la llegada de la variante delta, los cuatro linajes del Covid-19 que la OMS ha calificado como “de preocupacion” han sido detectados en el país. Aunque la P.1 -o brasileña es la que más circula desde Arica a Magallanes.




En lo que va del año, el Instituto de Salud Pública (ISP) ha secuenciado más de 2.387 muestras correspondientes a vigilancia comunitaria, es decir, exámenes PCR que se toman en hospitales, clínicas, laboratorios u operativos de búsqueda. Asimismo, entre diciembre y junio se han analizado otros 539 exámenes tomados a personas que llegaron al país a través del aeropuerto Arturo Merino Benítez.

El procedimiento permite determinar las características genéticas de los virus y los linajes o “familias” a las que pertenecen. Así, mediante esta técnica, el Instituto de Salud Pública ha pesquisado más de 70 variantes del Covid-19 que circulan, en menor y mayor cuantía, por el territorio nacional.

Dentro de estas, la mayoría no reviste mayor relevancia. Otras han sido catalogadas como “de importancia” por la Organización Mundial de la Salud. Pero hay cuatro linajes que el organismo internacional ha calificado como “de preocupación”, pues tendrían mayor riesgo de transmisibilidad y virulencia, cambios en la presentación clínica de la enfermedad o la disminución de la efectividad de las medidas de distanciamiento físico y salud pública. Se trata, específicamente, de las variantes alpha (B.117 o británica), gamma (P.1 o brasileña), beta (B.1.351 o sudafricana) y delta, de linaje B.1.617.2, detectada por primera vez en la India. Y ahora, tras la llegada del primer caso de esta última cepa a la Región del Maule, todas ellas circulan en Chile.

Así, si a inicios de la pandemia predominaba el virus original, con origen en Wuhan, y la mutación europea de éste, hoy es la variante gamma (brasileña) y lambda o C.37 -variante de importancia, según la OMS- las que han ganado terreno en la composición epidemiológica a lo largo del país. La variante brasileña corresponde al 46,5% de las muestras secuenciadas y la C.37, al 30,21%. Además, al analizar los linajes más frecuentes y su distribución en el país, los análisis del ISP muestran que la variante gamma se presenta con mayor fuerza en Arica y Parinacota, Tarapacá, Antofagasta, Valparaíso y Los Lagos. Mientras el linaje lambda o C.37 aparece con mayor frecuencia en Coquimbo y El Maule.

El director del ISP, Heriberto García, explica que “las variantes de preocupación tienen ciertas características: una de ellas es la mutación en la proteína Spike, que se une de mejor manera a las células. Esto hace que el virus tenga mejor adaptación, pues si se une más rápidamente a las células, es más probable que genere contagios”.

Respecto de las vacunas disponibles en el país, García asevera que, teóricamente, frente a nuevos linajes, “uno puede pensar que las vacunas van a ir bajando su eficacia respecto de la posibilidad de contagio, pero no frente a la enfermedad grave”. Esto, en circunstancias en que el gobierno definiría próximamente una tercera dosis de refuerzo para los vacunados con Sinovac. La discusión, sin embargo, es si se hace con el mismo antídoto chino o con una de plataforma ARN mensajero, como la de Pfizer, o con Moderna, laboratorio con el que ya hay conversaciones lideradas por la subsecretaria de Relaciones Económicas.

La vacuna china arroja una efectividad de hasta 62,3% para evitar casos sintomáticos; de 83,7% para prevenir contagios moderados y de casi 100% para impedir muertes e infecciones que requieran de hospitalizaciones.

En este escenario, la infectóloga de la U. de Chile Jeannette Dabanch advierte que “no me cabe duda que tenemos transmisión de la variante delta en el país hace un buen tiempo. Y es que si uno ya encontró este caso, que es como una aguja en un pajar, quiere decir que tenemos muchas más agujas”. En ese sentido, la experta apunta a que ya no solo se debe testear, aislar, trazar, sino también tener altos volúmenes de secuenciación de muestras. “Si bien no hay capacidad de secuenciar todo, tenemos que hacerlo en mayor cantidad, aleatoriamente, para que dé cuenta de lo que está pasando en la comunidad y por donde ingresan viajeros”.

Mientras, la Universidad Católica -autores del ensayo clínico de CoronaVac en Chile- ya evalúa cómo responde el fármaco frente a delta. Además, la casa de estudios y el laboratorio Sinovac presentaron ayer la documentación ante el ISP para hacer un estudio clínico de CoronaVac en niños de entre tres y 17 años, en momentos en que la variante india, que ha reportado más contagios en este grupo, se disemina por el mundo.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.