La tierna amistad de un gorila con un gálago del porte de su dedo meñique

Las imágenes de Bobo, un gorila occidental de llanura de unos 200 kilos, fueron capturadas por un voluntario de un santuario para animales rescatados en Camerún. Fuente: Facebook/Ape Action Africa


El voluntario de la asociación Ape Action Africa de Camerún, Alex Benítez, vio durante su turno matutino cómo un enorme gorila jugaba de manera muy cariñosa con un nuevo amigo que había quedado atrapado en su zona: un gálago más pequeño que su mano.

Los gálagos son una especie de primates nocturnos y de “nariz húmeda”, provenientes de África y algunas zonas de Asia. Su dieta es una mezcla de insectos y otros animales pequeños, frutas y huevos.

Bobo, por su parte, pertenece a la especie de gorila “occidental de llanura”, pesa alrededor de 200 kilos y fue rescatado por la organización en 1996 cuando tenía dos años. Ahora tiene 24 y es el macho dominante en el santuario para animales rescatados del bosque Mefou.

Rescued gorilla Bobo interacting with a wild bushbaby

La organización compartió las imágenes en su página de Facebook y se mostraron sorprendidos por la conducta del gorila:

“Los compañeros de grupo de Bobo estaban desesperadamente curiosos, especialmente Avishag, su hembra favorita, pero los mantuvo a todos a distancia asegurándose que nadie molestara a su nuevo amigo (…) Cuando el juego terminó, Bobo caminó sobre dos piernas para devolver a su amigo a salvo a los árboles”, señalaron en la publicación.

Seguir leyendo