Materia y oficio

Junto a los expertos de Local seguimos revisando el mapa del diseño nacional, y nos encontramos con estos diseñadores y arquitectos que han hecho de la madera y su trabajo en el taller el camino para explorar sus inquietudes e investigaciones, a la vez que una entrada en la casa de muchos chilenos que compran sus muebles y objetos.




El diseño en madera es una unión de técnica y oficio que, podemos decir, es parte fundamental de nuestra tradición manufacturera. El taller, las herramientas, la diversidad de especies y el experto carpintero, ebanista, artesano o diseñador hacen una mezcla perfecta que dialoga fluidamente con la necesidad de fabricar de forma exacta con un material tremendamente inestable y a veces impredecible. Este proceso de creación requiere experiencia y conocimientos para abordar la compleja tarea de crear que solo la práctica, con las herramientas en la viruta, es capaz de dar.

Vemos talleres que han enfocado sus esfuerzos en descubrir la nobleza del material y su transformación en objetos de incuestionable belleza. Cómo marcas de diseño exploran los oficios tradicionales impregnando en ellos una visión contemporánea que solo podría ocurrir en un país que mira la madera como el material base de toda forma de construcción.

@local.chile

Muebles Barquillo

“Hacemos mueblería utilitaria. Vamos a cumplir seis años haciéndolo y ese tiempo nos ha permitido explorar. Tenemos una línea básica pero de buena terminación, que es un poco donde está la magia en este oficio, en cómo terminas los productos. Trabajamos específicamente contrachapado o terciado; también trabajamos fierro en paralelo. Con la merma de nuestra producción hacemos estas máscaras protectoras de hogares. En ellas habla el material y lo reutilizamos en un objeto único. No hay ninguna igual a la otra”, explican José Tomás Guzmán y María Ignacia Valenzuela desde su Casa Barquillo, en Pupuya.

@mueblesbarquillo

Salvaje

“Tengo dos colecciones de juguetes articulados, una es del altiplano en raulí y la del Pacífico en tepa. Además tengo un huemul y empecé una línea armable con un ciervo volante. Todos son parte de la fauna chilena, que es lo que quiero mostrar con Salvaje. La idea es hacer algo atractivo tanto para niños como para adultos, y el juego es algo que reúne a todos. Hice los primeros prototipos en MDF, que es más fácil de cortar; probando hasta llegar a las formas que me gustaban. En mi proceso hay un corte que mando a hacer a otro lado, pero cuando llegan las piezas yo las perforo, lijo, pinto y articulo”, explica la diseñadora industrial Angélica Ortúzar.

@salvaje_cl

Roble 220

“En cada oficio el material no está en discusión; antes de eso se da una conexión con la disciplina o su quehacer, ya sea carpintería, orfebrería o alfarería. En nuestro caso nos apasiona lo que involucra el oficio, trabajar con este material vivo, sus texturas, sus aromas, las herramientas eléctricas y manuales, el proceso creativo de un mueble y la relación con el cliente, alguien que acude a ti para satisfacer una necesidad. Cuando se elige la madera para un mueble, no solo elegimos el material, también elegimos el oficio”, dice Aníbal Parada, arquitecto que ya lleva siete años asociado con su padre en el taller Roble 220.

@roble220

El oficio es un músculo, que para que muestre su verdadera calidad técnica y estética necesita un riguroso y continuo entrenamiento que solo el taller puede otorgar”,

Fabiola López

Mocán

“Para mí el diseñar y el fabricar están muy conectados. No diseño muebles para mandarlos a hacer y tampoco fabrico muebles con diseños que me entregue otra persona. En el proceso de producción voy haciendo cambios y estoy siempre pensando en cómo fabricar. Aunque me gusta mucho aprender sobre tipos de madera, trabajo solo con madera aserrada; es muy noble y me gusta que se luzca. Tampoco tiño, me gustan los colores naturales, y hago solo uniones encoladas y encastres de madera. Todo a mano y con tiempo”, dice Santiago Vicuña, arquitecto y creador de Mocán.

@mocan.cl

Emmanuel González

“Llevo un tiempo conociendo las maderas que uso: la lenga y el mañío chilenos y el castaño, que es extranjero. Me interesan en sus partes estéticas y técnicas, son totalmente diferentes en sus vetas, colores y maneras de trabajar. En términos de diseño vengo hace rato madurando una línea que se ha definido más en los últimos dos años. Hay algo de investigación de la Bauhaus, influencias de Kandinsky y la composición geométrica. Trato de componer gráficamente el diseño, que más tarde pasa a un material de tres dimensiones, no solo madera, también puede ser metal, vidrio y espejos”, cuenta desde Valparaíso Emmanuel González.

@emmanuelgonzalez.cl

Comenta