¿Black Mirror? En Singapur usan “perros robots” para reforzar el distanciamiento social

La agencia de tecnología de ese país decidió recurrir a Spot de Boston Dynamics para apoyar su estrategia contra la propagación del COVID-19.


El gobierno de Singapur decidió reclutar a un particular aliado para reforzar las medidas de distanciamiento social en tiempos de coronavirus. Se trata de nada más ni nada menos que de Spot, el “perro robot” de Boston Dynamics.

Si el nombre de Spot no les resulta conocido, quizás recordarán a este particular robot amarillo como aquel que se parece a los dispositivos que protagonizaron el capítulo “Metalhead” de Black Mirror. Una referencia que claramente no es lo más reconfortante en el contexto actual.

Spot comenzó a operar en el parque Bishan-Ang Mo Kio en Singapur el pasado viernes 8 de mayo y, de acuerdo a las autoridades locales, su principal función será recordarle a las personas que deben seguir las medidas de distanciamiento social necesarias para prevenir más contagios de COVID-19.

Para ello, tal como muestra un video recogido por Reuters, el robot cuenta con parlantes incorporados y se aproximará a las personas con un claro y simple mensaje: “Por favor, mantengamos a Singapur saludable. Por tu propia seguridad y la de las personas a tu alrededor, por favor mantente por lo menos a un metro de distancia. Gracias”.

Boston Dynamics creó a Spot hace varios años, sin embargo, recién lo puso a la venta durante el año pasado, permitiendo que empresas y gobiernos comparan estas unidades para distintos usos.

El modelo del robot que se está probando actualmente en Singapur tiene todas las características base, incluyendo la capacidad de desplazarse por distintas superficies, pero además cuenta con un software personalizado desarrollado por GovTech, la agencia de tecnología del gobierno de Singapur.

Dicho software fue pensado para estimar cuántas personas hay en el parque en un momento determinado y pretende potenciar el uso del robot para el trabajo en el contexto de la pandemia.

“Spot se controlará de forma remota, reduciendo la mano de obra requerida para los patrullajes del parque y minimizando el contacto físico entre el personal, los embajadores voluntarios de distancia segura y los visitantes del parque”, explica GovTech. “Esto reduce el riesgo de exposición al virus. A diferencia de los robots con ruedas, Spot funciona bien en diferentes terrenos y puede sortear obstáculos de manera efectiva, lo que lo hace ideal para operar en parques y jardines públicos”.

De todas maneras, durante su período de prueba en el parque Bishan-Ang Mo Kio, el robot será vigilado por un empleado de la Junta de Parques Nacionales de Singapur (NParks).

El uso de Spot en un lugar público naturalmente despierta una serie de preguntas en materia de seguridad y privacidad que las autoridades competentes intentaron desestimar asegurando que el robot no recopilará ninguna información personal sobre las personas.

Si quieren ver a Spot en acción, revisen el siguiente video:

Evidentemente la implementación de un dispositivo de estas características en espacios públicos no deja de ser llamativa y por ello Gizmodo recoge que a través de Twitter los usuarios reportaron que en torno al parque Bishan-Ang Mo Kio se desplegaron letreros advirtiendo a las personas de esta prueba e instándolas a respetar al robot.

“El robot Spot se estará probando en el parque Bishan-Ang Mo Kio desde el 8 de mayo al 22 de mayo de 2020 como parte de una colaboración entre NParks y GovTech. Spot es capaz de desplazarse en varios terrenos de manera autónoma y ayudará a asegurar la distancia en parques y jardines. Esperamos su cooperación para no interrumpirlo”, sentencia el mensaje.

Como bien se advierte en aquel aviso, Spot estará en prueba hasta el 22 de mayo y, si aquella prueba resulta exitosa, “NParks considerará desplegar Spot para reforzar el distanciamiento seguro en el parque Bishan-Ang Mo Kio en la mañana y durante las horas peak de la tarde”, según precisa The Straits Times.

Comenta