El Emperador Palpatine primero fue una mujer con ojos de simio

Antes de que el actor Ian McDiarmid fuese elegido para el rol en “El Regreso del Jedi”, la creación del personaje en “El Imperio Contraataca” involucró mucho maquillaje y la captura de los ojos de un chimpancé.


Aunque cuenta con una larga carrera teatral que comenzó en los setentas, recibiendo un premio Tony por su trabajo en una obra de Broadway en 2006, la carrera de Ian McDiarmid innegablemente está marcada por su trabajo en Star Wars dando vida al Emperador Palpatine, el señor del Sith que orquestó la caída de la República, seduciendo a Anakin Skywalker al lado oscuro de la fuerza y asumiendo el control de la galaxia.

Pero antes de su primera aparición en “El Regreso del Jedi”, Palpatine apareció brevemente en “El Imperio Contraataca” y su actuación estuvo a cargo de una mujer.

Hace más de 40 años, el 5 de febrero de 1980, el productor asociado Jim Bloom envió una carta a la actriz Marjorie Eaton (Mary Poppins) que contenía las cinco frases de diálogo que debía aprender, pues se sometería a una sesión de maquillaje que serviría de base para la creación de Palpatine.

Posteriormente un actor grabaría los diálogos y en Lucasfilm necesitaban que los movimientos de sus labios coincidieran.

Originalmente la grabación de Eaton estaba contemplada para noviembre de 1979, pero en febrero del año siguiente se concretó su trabajo bajo la supervisión de Industrial Light & Magic.

El libro “Cómo se hizo Star Wars: El Imperio Contraataca” establece que su prueba no resultó satisfactoria y fue sustituida en por Elaine Baker, exesposa del maestro de los efectos especiales Rick Baker. Sin embargo, Pablo Hidalgo, quien forma parte del grupo de historias de Lucasfilm, planteó que Eaton estuvo en la versión final.

De ahí que ella fue la última en ser maquillada, mientras que la voz del Emperador fue proporcionada posteriormente por el actor Clive Revill.

Pero la existencia de esa performance fue eliminada por las ediciones especiales de Star Wars, pues George Lucas cambió las películas e insertó a McDiarmid en “El Imperio Contraataca” cortesía de los efectos digitales.

Pero ante de ese cambio, el holograma del Emperador fue concretado de una forma muy diferente, utilizando la técnica del divisor de haz de luz. 

Terminamos rodando los ojos de un chimpancé, luego recolocándolos sobre los ojos de la actriz y retrofotografiándolo todo en una pantalla de televisión”, explicó el supervisor de efectos especiales Ken Ralston.

Pero aquel Palpatine interpretado por una mujer, con ojos de simio superpuestos, es cosa del pasado. 

Comenta