El salvavidas de Tenet no ha servido para rescatar a Hollywood

Los números de recaudación en Estados Unidos han sido tan escuálidos, que otras películas arrancan de sus estrenos en salas ante las condiciones actuales.


La decisión de Warner Bros. de concretar un inédito estreno escalonado para Tenet, la costosa nueva película de Christopher Nolan, fue promovido como una suerte de salvavidas para la industria cinematográfica que está en crisis debido a la pandemia del COVID-19.

Por un lado, la propuesta de lanzar la película en cines seleccionados del mundo buscaba respaldar a la experiencia en la pantalla grande, bajo el deseo tanto del propio Nolan como del estudio. Por otro lado, también buscaba reactivar a las salas que dejaron de recibir estrenos en marzo de este año. Mal que mal, aquellos cines que habían logrado reabrir, durante los últimos meses habían albergado solo a algunos hits del pasado.

Pero nuevos reportes han dado cuenta de que la decisión de lanzar Tenet no solo ha conseguido números de recaudación muy por debajo de las expectativas en Estados Unidos, sino que también no justifica las reaperturas que se concretaron por el estreno de este colosal thriller de ciencia ficción.

Durante su segundo fin de semana de estreno en cines de Estados Unidos, y cortesía de la reapertura de 100 cines adicionales, Tenet solo registró una caída de un 29%, lo que daría pie a la celebración de los ejecutivos en una situación normal.

Pero en el total, la superproducción solo alcanzó a recaudar $6.7 millones de dólares en las 2.910 salas disponibles. En contraste, su primer fin de semana en ese país registró la escuálida suma de $9.5 millones de dólares.

Para poner esas cifras en perspectiva, las dos primeras semanas de Tenet en cines con suerte logran superar a lo que Batman Begins recaudó en su primer día en Estados Unidos. Y aquella película del hombre murciélago no fue precisamente el gran éxito de recaudación.

Hollywood en la B

Por ahora se estima que un 70% de los cines de Estados Unidos están reabiertos, pero eso excluye a las principales locaciones de Nueva York y Los Angeles. Al mismo tiempo, las salas están funcionando con capacidad limitada debido a los riesgos que implica el COVID-19.

En la revisión de las cifras de su último fin de semana, las locaciones que más recaudaron en Estados Unidos están ubicadas en las cercanías de Los Angeles, por lo que la expectativa de Warner Bros. es una sola: cuando los principales mercados reabran, existirá una audiencia interesada en ver Tenet.

Por eso mismo movieron otra vez el estreno de Wonder Woman 1984, ya que la apuesta con lo nuevo de Nolan es de largo plazo y, ante los sucesivos movimientos en la cartelera, no tendrá mayor competencia en las próximas semanas.

Pero en el aquí y en el ahora, se estima que los cines están funcionando sin mayores ganancias. En Estados Unidos, la recaudación total del último fin de semana alcanzó solo a los $15 millones de dólares y ello sugiere un promedio que no cubre los costos de operación.

Este fin de semana, los cines en promedio recaudaron menos de $5 mil dólares (antes de las concesiones). Más de la mitad se destina al alquiler de las películas. Tienen que pagar personal y otros costos operativos, así como el arriendo a los propietarios de cada terreno. Los cines tienen una mano más fuerte para negociar los arriendos si están cerrados. Una vez abiertos, deben pagar y ahora enfrentan semanas de operación con una pérdida significativa”, explican en Indiewire.

Con todo lo anterior en cuenta, Tenet no podrá cumplir con las expectativas de recaudación que tenía el estudio antes del estreno. Hasta ahora a nivel mundial la película ha recaudado poco más de $200 millones de dólares y se estima que, para recuperar la inversión, a lo menos debiese llegar a los $450 millones.

¿El problema? Hollywood no funciona para recuperar inversiones y los balances siempre consideran que los números proyectados se cumplan. Es lo que mueve a los inversionistas después de todo.

Al mismo tiempo, tras las cifras que están recaudando los cines, queda en claro por qué los otros estudios súbitamente comenzaron a mover estrenos tras los resultados de Tenet. Ahí tienen lo que pasó con la nueva película de Candyman que Universal Pictures planeaba estrenar en octubre y ahora dio el salto a 2021.

Por ahora analistas estiman que Tenet no tendrá problemas en superar los 300 millones de dólares a nivel mundial, lo que no justifica los gastos de presupuesto y marketing de este tipo de súper producciones. Por eso mismo estudios como Sony ya avisaron que no planean invertir en películas costosas de 200 millones de dólares hasta que la pandemia termine.

Comenta