Mia Khalifa vs. BangBros: La historia de la disputa que remece a la pornografía

La productora creó un sitio web para desmentir los alegatos de la exactriz, quien este mes ha sido respaldada por una masiva campaña que busca, entre otras cosas, restituir sus derechos.


Pese a retirarse hace varios años, Mia Khalifa sigue siendo considerada al día de hoy como una de las estrellas pornográficas más populares del mundo.

De hecho, sus videos aún en la actualidad siguen manteniéndose al tope de los listados de popularidad de gran parte de los portales de streaming triple equis más visitados.

Pero la ahora influencer, que inclusive se ha dedicado a ser comentarista deportiva, remarca una y otra vez los costos que ha tenido que pagar por la estigmatización de sus decisiones al ser parte de la industria porno.

Por ejemplo, además de poner sobre el tapete malas experiencias de trato en los sets, también reveló el desmedro económico que sufrió, denunciando haber sido manipulada para firmar un pésimo contrato.

Pese a ser una de las actrices más solicitadas de su tiempo, ha explicado constantemente que solo hizo $12 mil dólares (Alrededor de 9 millones 500 mil pesos chilenos), traduciéndose en cerca de mil dólares por escena. No se ha hecho millonaria precisamente.

La exactriz de cine para adultos también ha reclamado que nunca recibió las importantes regalías que debería haber recibido por parte de la productora Bangbros, una de las compañías que la emplearon. La misma que sigue recibiendo ingresos por presentar gratuitamente su contenido en portales como Pornhub.

En esa línea, y según Khalifa, los contratos abusivos que cuestiona se ponen al evidencia al contrastar los ingresos que generan otros acuerdos del mismo tipo. Por ejemplo, si hubiese realizado por su cuenta un trato con Pornhub, reclama que habría logrado por lo menos $500 mil dólares.

Todo ese tipo de reclamos inclusive dieron pie a una entrevista con la BBC, en donde Khalifa dejó en claro su postura actual contra el porno, exponiendo el costo que debe confrontar.

Creo que el estrés postraumático se produce principalmente cuando salgo a la calle. Debido a las miradas que tengo, siento que la gente puede ver a través de mi ropa. Y me da mucha vergüenza. Me hace sentir que he perdido todos los derechos sobre mi privacidad, lo cual hice porque solo estoy a una búsqueda de Google”, dijo.

Mia Khalifa además expresó que solo era vista como “una máquina para hacer dinero” por sus empleadores pornográficos y que inclusive reclamó por la polémica escena que realizó con una hiyab, asegurando que daría pie a que fuese asesinada por la ofensa religiosa. Sin embargo, postula, no fue escuchada.

Los nuevos episodios de la disputa entre Khalifa y BangBros

Toda esa polémica se reactivó este mes, ya que más de 1 millón 800 mil personas han firmado una petición en el portal Change.org, dando pie a una campaña para que sus videos sean eliminados de sitios como Pornhub.

Al mismo tiempo, en esta iniciativa que ha recibido un amplio apoyo en TikTok, también exigen que la productora BangBros le devuelva los dominios de Internet que posee a nombre de Khalifa.

La propia Mia, a través de sus cuentas de redes, escribió hace dos semanas sus demandas al respecto. “‘Estos hombres que me gritan son los mismos hombres que hacen click en mi'. Pero que se jodan, esta noche más de un millón de personas firmaron la petición para reclamar el nombre de mi dominio de parte de BangBros y paren con la constante republicación de mis videos que me han perseguido durante seis años. Gracias, sé que esta es una montaña de pelea, pero necesitamos un cambio por el futuro de las chicas y el precedente debe comenzar en algún lugar”, explicó en Instagram.

Ante esa situación, Bangbros ahora envió una carta para que Khalifa cese y desista en sus alegatos. También creó un sitio web (Factsbeatfiction.com) en el que desmienten las declaraciones de Khalifa, tildándolas de difamatorias.

Aunque Mia ha hecho muchas declaraciones falsas, insinuaciones y acusaciones, hemos tratado de guardar silencio y permitir que tenga su truco publicitario sin responder. Mia ha tomado nuestro silencio como un ‘todo está claro’ para no solo continuar, sino que aumentar sus declaraciones falsas. Por lo tanto, no tenemos más remedio que responder a las declaraciones más evidentes y objetivamente falsas. Los siguientes son hechos sobre la ficción de Mia”, postulan en el nuevo portal.

Según la productora, en su tiempo como actriz en realidad ganó más de $178 mil dólares en sus colaboraciones, recalcando que también trabajó con otras productoras. De ahí que aseguran que sus ingresos son superiores a los $12 mil dólares que alega.

Entre varios de los otros puntos en cuestión, disputan las declaraciones de Khalifa sobre su tiempo en la industria adulta, ya que ella asegura que solo estuvo tres meses. BangBros, por su parte, dice que ella trabajó en la industria desde 2014 hasta 2017. Y todo eso fue acompañado por un video de Instagram.

Sin entregar mayores pruebas al respecto, la situación ha dado pie a que ambos bandos tengan sus defensores, aunque cabe destacar que Khalifa no se ha referido a la creación del nuevo portal de BangBros ni a la respuesta de la productora, que hasta ahora no se había referido.

Pero como la exactriz ha puesto sobre la mesa que su intención es realmente establecer un precedente, es probable que este enfrentamiento no esté ni cerca de terminar.

Comenta