Ray Fisher reiteró sus acusaciones contra Geoff Johns con nuevos detalles sobre las refilmaciones de Justice League

El actor que interpretó a Cyborg compartió un comunicado donde sostiene que Johns, Toby Emmerich y Jon Berg habrían tendido conversaciones racistas en el marco del desarrollo de la cinta.


Ray Fisher continúa dando su testimonio respecto a las actitudes que Geoff Johns, Jon Berg, Toby Emmerich y otros ejecutivos de Warner Bros habrían tenido durante las refilmaciones de Justice League.

Un par de días después de que WarnerMedia refutara sus dichos respecto a la intervención de Walter Hamada en la investigación que se llevó a cabo sobre el trabajo en esa película (Fisher aún los mantiene), el actor que interpretó a Cyborg quiso reforzar sus acusaciones contra Johns, Berg y Emmerich detallando algunos comportamientos que habrían ocurrido antes y durante el rodaje adicional de la cinta que reunió a Batman, Superman, Wonder Woman, Flash, Cyborg y Aquaman.

Mediante un comunicado publicado en su cuenta de Twitter, Fisher aseguró que “antes de las refilmaciones de Justice League en 2017 en múltiples ocasiones, se mantuvieron conversaciones racialmente discriminatorias por parte de los ejecutivos de Warner Bros Pictures: Toby Emmerich, Geoff Johns y Jon Berg”.

Fisher dice que no se enteró de aquellas conversaciones en ese minuto y recién supo de su existencia en 2020. No obstante, el actor dice que también experimentó otros tratos racistas por parte de esos ejecutivos y en particular de Johns.

“Cuando se trata de asuntos relacionados con la raza, siempre trato de dar el beneficio de la duda a aquellos que pueden ignorar sus propios prejuicios. Pero cuando tienes ejecutivos de estudio (en particular Geoff Johns) diciendo: ‘no podemos tener a un hombre negro enojado en el centro de la película’, y luego esos ejecutivos usan su poder para reducir y eliminar a TODAS las personas negras de esa película, ellos ya no tienen derecho a ningún beneficio asociado con la duda”, escribió Fisher.

“Toby, Geoff y Jon no ignoraban sus prejuicios. Entendieron muy bien que la retórica racista que eligieron mantener en esos encuentros era ofensiva, discriminatoria e inaceptable”, agregó el actor. “Además, no me han querido decir esas cosas ni a mí ni a ninguna otra persona negra asociada con la película. En su lugar, eligieron la ruta cobarde del gaslighting completaron solicitudes extremadamente problemáticas, como pedirme que ‘interpretara a Cyborg como Quasimodo’, y forzar una nueva escena de la escena que podría resaltar la existencia del pene de Cyborg”.

De ahí en más el actor aseguró que pese a que mantiene sus descargos contra Joss Whedon, el director no es el único responsable y Geoff Johns “ciertamente un ejemplo de la discriminación basada en la raza que ocurrió durante su conversación con Toby y Jon”.

Fisher concluyó su declaración planteando que la verdad de esta situación saldrá a la luz y que la versión de Justice League de Zack Snyder, donde se espera que su interpretación de Cyborg cobre más importancia que en la edición cinematográfica, se planteará como una “prueba, en oposición a esa discriminación” que acusó por parte de Johns y compañía.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.