Aston Martin le dice adiós al Vantage V12 con una edición histórica

Los británicos dieron a conocer el modelo que pone fin a una saga emblemática.




Los nuevos tiempos en la industria automotriz cerraron sus caminos hacia la electromovilidad. Hoy todos los fabricantes apuntan al desarrollo de vehículos más eficientes y menos contaminantes, situación que ha ido dejando atrás a las motorizaciones diésel y a los grandes propulsores.

Aston Martin es una de las marcas que enfiló hacia la era electrificada, y hace unos meses anunció que su emblemático Vantage V12 llegará a su punto final, cerrando 15 años de éxitos al ritmo de un doce cilindros.

“Cada gran marca de autos deportivos tiene un auto héroe. En los años más recientes, para Aston Martin ese ha sido el V12 Vantage. Desde el momento en que se mostró el primer V12 Vantage RS Concept en 2007, nuestros clientes y fanáticos de todo el mundo se enamoraron de la idea de instalar nuestro motor más grande en nuestro modelo más pequeño y deportivo. La receta se ha refinado a lo largo de los años con gran éxito, pero la esencia sigue siendo la misma. Ahora es el momento de poner fin a este linaje, como corresponde con el ejemplar más espectacular hasta el momento: el V12 Vantage más rápido, potente y con mayor capacidad dinámica de todos los tiempos. Un homenaje a sus antepasados y una encarnación del enfoque cada vez más intenso de Aston Martin en la dinámica de conducción, que asegura que el V12 Vantage se despida por lo más alto”, dijo Tobias Moers, director ejecutivo de Aston Martin.

Acorde a sus prestaciones, el nuevo Aston Martin V12 Vantage luce un aspecto asombroso gracias a una carrocería ensanchada unos 40 mm con el objetivo de optimizar su rendimiento y estabilidad. Además, con el uso extensivo de fibra de carbono, este nuevo diseño de fuselaje ancho también presenta un paquete aerodinámico espectacular.

Visto de frente, el nuevo V12 Vantage luce agresivo con un nuevo parachoques y un amplio splitter que se encarga de generar carga aerodinámica adicional y equilibrio aerodinámico. A lo que se suma una parrilla un 25% más grande para proporcionar un mayor flujo de aire a través de los radiadores de refrigeración del motor.

La parte trasera, en tanto, estrena un nuevo parachoques con un exclusivo difusor integrado -que se encarga de mantener el equilibrio aerodinámico del auto- un ligero sistema de escape doble de montaje central y un espectacular alerón que permite una carga aerodinámica de hasta 204 kg a máxima velocidad. Sin embargo, para quienes buscan un estilo más sutil con una silueta más elegante, la marca ofrece la opción de eliminar el alerón trasero, sin que esto perjudique su desempeño.

En cuanto al afamado motor, el súper deportivo cuenta con un bloque V12 de 5,2 litros biturbo que desarrolla 700 caballos de fuerza a 6.500 rpm, con un par máximo de 753 Nm a 1.800 rpm asociado a una transmisión automática ZF con convertidor de par de ocho velocidades.

Con esta potencia, es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 3,5 segundos con una velocidad máxima de 322 km/h.

Según la marca, esta versión del doce cilindros mejora en un 20% la relación peso-potencia que tiene con el motor V8 con 390 caballos por tonelada, ya que pesa solo 1.795 kilogramos debido al uso de fibra de carbono en parachoques, capot, pasos de rueda, etc.

Además, el nuevo Vantage V12 dispone de una batería más ligera y de un sistema de escape con nuevo diseño de acero inoxidable que ahorra 7,2 kilogramos respecto a un escape convencional. De paso, también mejora el sonido del V12 biturbo.

Al igual que sus antepasados, el nuevo V12 Vantage se centra en ofrecer una experiencia de conducción dinámica que complemente su gran desempeño y el carácter de su motor, mientras garantiza que el conductor permanezca al centro de la experiencia de manejo. Para lograr esto, el deportivo británico equipa un nuevo sistema de suspensión adaptativa, que incluye nuevas barras estabilizadoras, casquillos y conjuntos de resorte y amortiguador.

Los ingenieros de Aston Martin también aumentaron la rigidez de la carrocería en un 8% y la rigidez lateral en un 6,7%, a lo que sumaron una nueva calibración de la dirección, que mejora la sensación de esta, entregando una respuesta más precisa y una mejor experiencia de conducción.

La capacidad de frenado, en tanto, está garantizada con un sistema de frenos carbono cerámicos (CCB) con discos de 410 x 38 mm de seis pistones adelante y discos de 360 mm x 32 mm con pinzas de cuatro pistones en el eje posterior.

Los discos CCB ofrecen una mayor capacidad de frenado y una importante reducción de la masa no suspendida, manteniendo así un rendimiento de frenado constante a altas temperaturas y ofreciendo una reducción de 23 kg de peso en comparación los frenos de acero.

La producción de este modelo final está limitada a 333 unidades y las entregas comenzarán a partir del segundo trimestre de 2022. Lo llamativo es que todas serán distintos, trabajo del que se encargará el departamento Q de Aston Martin.

“En Aston Martin construimos automóviles, pero vendemos sueños. Esa es la magia de esta marca. Solo un número selecto de clientes en todo el mundo puede comprar el V12 Vantage, pero como todos nuestros modelos icónicos, su importancia va mucho más allá de su exclusividad. Además, tal es el nivel de personalización a medida disponible a través de Q by Aston Martin que incluso un automóvil tan raro como el V12 Vantage puede fabricarse con una especificación completamente única para su propietario”, explicó Marco Mattiacci, director comercial y de marca global de Aston Martin.

Eso sí, si pensaban analizar la opción de compra, les comentamos que todos los ejemplares están vendidos.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Un estudio de la U. de Hong Kong mostró cuál es la posibilidad de morir para aquellos que tuvieron Covid respecto a quienes no tuvieron la enfermedad. El estudio, fue realizado a más de 150 mil personas en Gran Bretaña, utilizando registros médicos y de defunciones de ese país.