¿Conoces la nueva forma en que están comprando autos los chilenos?

P90205463_highRes_bmw-online-retail

Los concesionarios virtuales se presentan hoy como una gran opción para el proceso de compraventa de autos, pues, entre otras razones, ofrecen mayor libertad a los consumidores. En Chile, hay varios ejemplos de esta digitalización.




Hace un par de años, Peugeot sorprendió con una original forma de ofrecer su line-up: el concesionario más pequeño del mundo. Se encontraba dentro de una cabina telefónica londinense, en la cual, por supuesto, no había autos, solo una tablet desde la que se podía configurar el modelo deseado, pedir un test drive e, incluso, cerrar la compra.

Formas

Hoy, cada vez son más las marcas que se sumergen en este original mundo de los concesionarios virtuales, una nueva forma de conocer un automóvil que amenaza a los tradicionales puntos de ventas, los cuales podrían tener los días contados.

Según entendidos en la materia, se trata de una idea con mucho futuro, que se vale de las nuevas tecnologías para mostrar un portafolio de forma completamente digital, ahorrándose así la cuantiosa inversión que supone exhibirlos de manera física en showrooms. Eso, sin contar que ofrece a los consumidores la libertad y flexibilidad de una compra online, sin la presión de tener que negociar o tomar decisiones rápidas.

De ahí que se crea que en la conectividad –a través de tablets, computadores o smartphones- está el futuro más o menos cercano de la compraventa de autos, la cual hace posible que sin salir de casa el usuario pueda completar la transacción de un vehículo.

Formas

En Chile, la digitalización del proceso de compraventa marcha a ritmos distintos. Partiendo por aquellas marcas que hoy ofrecen a los chilenos preventas online de modelos que están por estrenarse en el mercado. Fue el caso de la recién llegada marca española Seat, de la cual previo a su puesta en las salas de venta, se dispusieron 40 ejemplares online de su catálogo. "Tuvimos un tráfico altísimo", declara Andrea Ustariz, gerenta de marketing de Porsche Chile.

JAC también realizó una preventa digital de las 15 primeras unidades de su nueva camioneta T8, las cuales se podían reservar previo abono de $ 300 mil. Venían con un equipamiento adicional, que incluía barras de techo y lona marítima cubre pick-up.

A las preventas de modelos nuevos le siguen sistemas de ventas online como los de Peugeot y Opel, cuyas plataformas permiten a los interesados comprar un vehículo por internet, incluso, con financiamiento –pues el sitio busca el crédito más adecuado para el usuario- y pagar con tarjetas bancarias.

A la hora de hacer efectiva la compra, eso sí, el paso a seguir es buscar el concesionario que más acomode para retirar el auto y firmar los papeles correspondientes.

"Hasta ahora, el 3% de nuestras ventas responden a la modalidad online, para las cuales contamos con bonos especiales de hasta un 25% de descuento dependiendo del modelo", señala Vincent Forissier, gerente general de PSA Groupe Chile.

Subaru es otra de las marcas que se suma a esta tendencia. "Subaru ha desarrollado desde comienzos de este año una tienda virtual denominada Subaru Store (https://tienda.subaru.cl/). En la misma quienes la visiten encontrarán todos los meses ofertas especiales de unidades nuevas con bonos tanto directos como de financiamiento y tendrán la posibilidad de generar reservas con pagos con tarjeta de crédito para poder luego terminar la operación en el concesionario de la red de la marca que elijan al momento de generar la reserva", cuenta Sebastián Dañil, subgerente de marketing Subaru.

Forma

Entre las premium, finalmente, hay marcas como Porsche y Audi que ofrecen a sus clientes una vitrina virtual, a través de la cual se puede configurar el auto a comprar, pudiendo elegir la tapicería, llantas, colores, etc. Configuración preliminar que luego se revisa durante el proceso de compra de manera presencial.

Mercedes-Benz, en tanto, ofrece un servicio de venta totalmente en línea, que permite elegir, probar y cerrar la compra, sin tener que poner un pie en la sucursal. Todo se coordina por medio de la página web y de forma personalizada por el equipo de venta online, entregando unidades para prueba de manejo, o bien el vehículo final a domicilio. Así, si un futuro cliente quiere probar el auto un día y hora determinada, personal de Kaufmann lo lleva a la dirección señalada. Es la nueva era…

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.