El increíble drift entre un deportivo japonés y un camión Kamaz del Dakar

La demostración se llevó a cabo hace unos días en la ciudad rusa de San Petersburgo.


El camión ruso de competición se ha puesto de igual a igual con un Mazda RX-8 para demostrar que también es capaz de derrapar en el mejor estilo del deportivo japonés. Ambos han hecho de las suyas en San Petersburgo, para demostrar sus destrezas.

Kamaz

Los protagonistas al volante, son el piloto Mad Mike Whiddet, ganador de eventos de carreras de drifting, mientras que la mole rusa de enorme tradición en el Dakar, está gobernado Eduard Nkolaev, que cuenta con varias victorias en el rally más duro del mundo. La idea nació hace algunos años, cuando ambos exponentes bromearon acerca de realizar un desafío mientras estaban en el Festival de Velocidad de Goodwood, en Inglaterra.

Si se comparaban ambos vehículos, el Mazda RX-8 es nueve veces más ligero que el camión Kamaz del Dakar y posee un motor cinco veces más pequeño.

"Me tomó bastante acostumbrarme a rodar tan cerca de un camión tan grande. "¡Cualquiera de esas cuatro ruedas es más grande que mi auto entero!", dijo el neozelandés.

¿Tú te quedas con el camión o el deportivo japonés?

Comenta

Imperdibles