En pantalla: la versión del director que no podrás rechazar

Ya lo había hecho antes con otra de sus películas y lo volverá a hacer ahora. Francis Ford Coppola estrenará en diciembre próximo una nueva edición de "El Padrino: Parte III", coincidiendo así con el 30o aniversario de la cinta original. Se trata del montaje del director, un recurso utilizado en la industria hollywoodense y que busca plasmar la visión de éste sobre cómo debió ser la película.




Treinta años después de su estreno, se aproxima una nueva versión de “El Padrino: Parte III”. La versión de su célebre director, Francis Ford Coppola exhibirá un nuevo comienzo y también inédito final. Una oferta que, sin duda, los amantes del séptimo arte no podrán rechazar.

Y es que así como se oye, esta nueva edición no solo ofrecerá una restauración del largometraje estrenado en 1990, sino también un nuevo montaje, que será más fiel a la visión original sobre el final que tenían Coppola y Mario Puzo, autor de la novela que dio origen a la famosa trilogía y que colaboró con el director en las tres películas.

Mario Puzo’s The Godfather Coda: The Death of Michael Corleone es un reconocimiento del título que Mario y yo preferíamos y de nuestras intenciones originales sobre lo que se convertiría ‘El Padrino: Parte III’. Para esta versión del final he creado un nuevo principio y desenlace, y he reorganizado algunas escenas, planos y fragmentos musicales. Para mí, con estos cambios, este metraje y sonido restaurado, es una conclusión más adecuada para ‘El Padrino’ y ‘El Padrino: Parte II’, por lo que estoy agradecido de Paramount Pictures y Jim Gianopolus (CEO de los estudios) por permitirme revisitarla”, señaló el afamado director estadounidense.

A pesar de que en su momento recibió siete nominaciones a los premios Óscar -incluyendo Mejor Película y Mejor Director-, la tercera entrega de la saga no consiguió la maestría de sus precedesoras, considera- das dentro de las mejores películas de todos los tiempos.

Críticos y fans calificaron su cierre como decepcionante para la historia de la familia Corleone. Ni hablar del ataque sin piedad al papel de Mary Corleone, interpretado por a entonces debutante Sofía Coppola, que, según los detractores del filme, no merecía ese rol, el cual había ganado solo por ser hija del director. Se decía que su actuación no estaba a la altura del personaje.

La polémica con Sofía y la ausencia del personaje de Tom Hagen (Robert Duvall) afectarían el éxito de “El Padrino: Parte III”. El propio Francis Ford Coppola reconocería más tarde que no había estado a la altura de las otras dos. Sentencia que hoy, de cierta forma, ratifica al volver a revisarla fotograma a fotograma.

» DIRECTOR´S CUT

No es la primera vez que Coppola ofrece al público una mirada alternativa a algunas de sus películas. Lo hizo también en 2001, cuando presentó una nueva y extendida versión de su clásico bélico Apocalypse Now, la cual bautizó como Apocalypse Now Redux. Duraba 50 minutos más que el filme original estrenado en 1979 e incluía varias escenas nuevas.

Esto se conoce como Director’s cut, y es básicamente, la versión del director acerca de cómo la película “debió haber sido” o de cómo se consideró “terminada”. De ahí que las versiones aprobadas por los directores suelen ser más cercanas a la percepción original de la trama, pueden tener más tiempo de metraje, una narración más oscura, tomas diferentes e incluso finales alternativos.

“El sistema de estudios de Hollywood implica tensiones entre productores y directores, y a veces la única solución es acordar que habrá una versión ‘oficial’, donde el productor define el corte final, aprobada por los estudios para sus efectos de marketing, y otra posterior donde el director plasma su visión, ya sea agregando, suprimiendo o cambiando planos o escenas. El corte del director suele ser la única salida cuando éste no está conforme con lo que el estudio quiso hacer”, señala Edgardo Viereck, cineasta chileno y productor de la última película de Silvio Caiozzi (“Y de Pronto el Amanecer”, 2017).

Sucedió con Blade Runner, el mítico filme de ciencia ficción es- trenado en 1982, cuya versión del director llegó una década después. Entonces, Ridley Scott pudo deshacerse de la narración de voz en off y el final feliz impuestos por los productores y del que él renegaba.

Blade Runner (1982) Director Ridley Scott and Harrison Ford on the set

“Creo que los Director’s cut justificados en problemas con la producción o los estudios son casos súper específicos. La versión de Ridley Scott de Blade Runner es uno de ellos, pero hay otros que, simplemente, corresponden a las versiones extendidas de las películas. Por ejemplo, James Cameron suele filmar y escribir mucho, por lo que sus películas de dos horas y media, en realidad dan para tres. De ahí que incentivados por motivos comerciales, luego terminan sacando sus versiones extendidas”, señala Diego Muñoz, guionista de Pacto de Sangre y también conocido como “Hermes el Sabio”.

» LA NUEVA LIGA

Zack Snyder estrenará en 2021 su montaje de la película ‘Justice League’, la cual debió abandonar en la fase de posproducción debido a la muerte de su hija.

“Será algo completamente nuevo. En especial para aquellos que vieron la película original, será una nueva experiencia alejada de esta cinta. Hasta ahora los espectadores han visto ‘un cuarto’ de lo que se hizo en ‘Justice League’”, señaló el director a The Hollywood Reporter.

Se dice que esta nueva versión es una verdadera victoria para los fans de las películas de DC Comics, que durante años han reclamado en redes sociales, bajo la etiqueta #ReleaseTheSnyderCut. Y es que muchos de los seguidores consideraban que la versión de Snyder era mucho más oscura que la cinta que, finalmente, llegó a la pantalla grande, y argumentaban que se había pervertido la naturaleza real del proyecto.

“Creo que la crítica y los fans no tienen mucho que ver en los Director’s cut, excepto en ‘Justice League’, donde Warner vio una oportunidad comercial ahí, ante la persistencia de los fans y la necesidad de tener productos masivos en streaming, recordando que esta nueva versión se estrenará por la plataforma digital HBO Max”, acota Muñoz.

En la historia del cine, ya sea Director’s cuts, versiones extendidas o final cuts, como quieran llamarlos, hay muchos ejemplos de películas con mayor y menor éxito. De ahí que quepa la pregunta acerca de que si estas nuevas ediciones aportan o no, finalmente, a la cinta.

Las opiniones al respecto están divididas. “Mi experiencia es que estas versiones aportan elementos nuevos, que le dan más personalidad a la película. Mi impresión es que todo lo que sea personal y conlleve un riesgo creativo es valorable en una cinta”, señala Viereck.

Mientras que “Hermes el Sabio”, por su parte, cree que “solo aporta a los más completistas, a los fans, que siempre quieren saber más sobre el rodaje, el proceso creativo, escenas que se borraron, etc. (...) Personalmente, estoy en contra de las reversiones, porque estoy seguro de que todos los directores volverían a hacerles cosas a sus películas, pero hay que asumir que una vez ya está estrenada, deja de ser de ellos. Además, lo encuentro un poco peligroso, porque a medida que se van haciendo viejos, a los directores les cambia un poco el criterio. Así vuelven a repensar sus películas, pudiendo deshacer cosas que quizás estaban bien”. MT

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.