Jaguar Land Rover amenaza al Reino Unido por el Brexit

Sin duda estos no han sido días fáciles para la industria automotriz a nivel global. A las tensiones provocadas por las políticas proteccionistas de Donald Trump, que han encontrado respuesta en el Grupo Volkswagen, Daimler y Harley-Davidson, ahora hay que agregar la problemática en la que se ve envuelta Jaguar Land Rover como consecuencia del […]


Sin duda estos no han sido días fáciles para la industria automotriz a nivel global. A las tensiones provocadas por las políticas proteccionistas de Donald Trump, que han encontrado respuesta en el Grupo Volkswagen, Daimler y Harley-Davidson, ahora hay que agregar la problemática en la que se ve envuelta Jaguar Land Rover como consecuencia del retiro del Reino Unido de la Unión Europea.

Jaguar land rover

Fue nada menos que Ralf Speth, máximo directivo de JLR, quien alzó la voz a nombre de la compañía. “Un mal acuerdo del Brexit le costaría a Jaguar Land Rover más de 1.300 millones de euros al año en ganancias”, expresó. A renglón seguido, Speth anunció que si eso se vuelve una realidad “tendríamos que ajustar drásticamente nuestra política de inversiones. La firma ha gastado alrededor de 50 mil millones de euros en el Reino Unido en los últimos cinco años y tenemos la intención de invertir otros 90 mil en los cinco que siguen. Estos planes estarían en peligro si nos enfrentamos a un resultado perjudicial”, afirmó el ejecutivo alemán.

No es la única que presiona

Las amenazas de Speth se suman a las que ya había formulado en la semana en una entrevista con el diario Financial Times, en las que señaló que necesitan “urgentemente una mayor certeza para seguir invirtiendo en Gran Bretaña y salvaguardar a proveedores, clientes y los puestos de nuestros 40 mil empleados en este país”.

jaguar land rover 2

Jaguar Land Rover es el mayor fabricante y exportador de autos del Reino Unido. De hecho, el 80% de su producción va al mercado internacional y, de ese porcentaje, un 20% va con destino a miembros de la Unión. Por si fuera poco, el otro dolor de cabeza de los ejecutivos ingleses tiene que ver con los suministros empleados en la producción, pues el 40% de ellos proviene del continente europeo.

La presión expresada por el gigante JLR se suma a la de Airbus, que aseguró que un Brexit sin acuerdo que no imponga aranceles lo haría reconsiderar su presencia en el Reino Unido.

Seguir leyendo