Lewis Hamilton responde a los dichos racistas de Nelson Piquet

El tricampeón del mundo de la F1 tildó de "negrito" al piloto de Mercedes-AMG y estalló la polémica en la gran competencia del motorsport.




Un escándalo en la Fórmula 1. Declaraciones de Nelson Piquet a CNN Brasil realizadas en noviembre del año pasado se reflotaron en las últimas horas y provocaron un lío de proporciones en el Gran Circo, incluyendo comunicados oficiales de la organización, de equipos involucrados y con llamativas respuestas.

Todo se debe a una entrevista que le hicieron al ex campeón del mundo de la F1. Cuando le consultaron sobre su opinión respecto a la semejanza que pudo haber entre el accidente de Ayrton Senna y Alain Prost en 1990 con el que se provocó en el Gran Premio de Silverstone de 2021, donde Lewis Hamilton forzó hacia el exterior de la pista a Max Verstappen, al punto que el neerlandés quedó fuera de carrera con su Red Bull destrozado, viendo como luego el piloto de Mercedes se imponía en su casa.

Al tricampeón de la F1 en los años 1981, 1983 y 1987, quien además de suegro de Verstappen, le recordaron lo que ocurrió entre Ayrton Senna y Alain Prost en 1990, cuando el brasileño habría condicionado un accidente en Japón, situación que le aseguraba la corona al paulista.

Respecto a esos dos acontecimientos, Piquet fue enfático en mostrar las diferencias, pero lo hizo con palabras de corte racista que provocaron la ira del mundo motor.

“¿Lo sucedido en Silverstone? El negrito (Hamilton) colocó el auto y se fue. Senna no hizo eso. Senna siguió recto. ¿Crees de verdad que no iba a girar? Iba en plan: ‘Lo haré aquí de todos modos’. El negrito metió el auto y se fue porque no había forma de que pasasen dos autos por esa curva. Jugó sucio. Tuvo suerte de que sólo el otro piloto (Verstappen) resultara jodido”, le dijo Piquet a la cadena de televisión en noviembre de 2021.

El respaldo de la F1 y de Mercedes a Lewis Hamilton

Pasaron meses desde la declaración de Piquet, pero ahora mágicamente volvieron a la luz, generando una controversia justo en los días previos al Gran Premio de Gran Bretaña que se disputará este 3 de julio en Silverstone, precisamente el mismo escenario donde Hamilton y Verstappen tuvieron su mayor cruce.

La propia Fórmula 1 salió al paso y en su cuenta de twitter señaló que “el lenguaje discriminatorio o racista es inaceptable en cualquiera de sus formas y no tiene lugar en la sociedad. Lewis es un embajador increíble para nuestro deporte y se merece respecto. Los esfuerzos sin descanso para aumentar la diversidad y la inclusión son una lección para todos y algo a lo que estamos comprometidos en la F1″.

El equipo Mercedes-AMG también mostró su molestia con Piquet y respaldó a su múltiple campeón del mundo, indicando en redes sociales que “condenamos con fuerza cualquier uso de lenguaje racista o discriminatorio. Lewis ha liderado los esfuerzos de nuestro deporte para combatir el racismo y es un verdadero campeón de la diversidad dentro y fuera de la pista. Juntos compartimos una visión de una competición diversa e inclusiva y este incidente subraya la importancia fundamental de continuar esforzándonos por conseguir un futuro brillante”.

Lewis Hamilton tampoco guardó silencio frente a las palabras del suegro de Verstappen y en su cuenta de twitter escribió un par de mensajes.

“Es más que lenguaje. Estas mentalidades necesitan cambiar y no tienen lugar en nuestro deporte. Llevo rodeado de estas actitudes y siendo objetivo de ellas toda mi vida. Ha habido mucho tiempo para aprender. Es tiempo de actuar”, indicó el británico, agregando posteriormente que “vamos a enfocarnos en cambiar la mentalidad”, dijo Hamilton.

En la misma red social, el piloto que regresó al podio en la última fecha de la F1, también se dio tiempo para responderle a un seguidor que preguntó “¿Qué pasaría si Lewis Hamilton tuiteara ‘¿quién mierda es Nelson Piquet?’ y luego cerrara twitter’?”. El héptuple campeón del mundo solo respondió parafraseando a John Lennon: “Imagínate”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Bautizado como CyberOne, el robot puede detectar emociones y caminar a 3,6 kilómetros por hora, y está dispuesto a competir con el Optimus de Tesla.