Triumph Motorcycles presenta en Chile la nueva Street Triple RS

El fabricante británico estrenó el modelo que hereda las prestaciones desarrolladas para la serie Moto2 del Mundial de Motociclismo.




Una nueva motocicleta llega a Chile. Pero no se trata de un modelo que solo llegará a sumar mera presencia en el mercado nacional, sino que se trata de la Triumph Street Triple RS 2020, modelo que se encuentra al tope de la gama Roadster y que hereda el desarrollo efectuado por el fabricante británico como proveedor oficial de motores de Moto2, la serie intermedia del Campeonato Mundial de Motociclismo.

El nuevo emblema de la velocidad monta un bloque tricilíndrico de 765 cc, un aumento del 9% en su potencia, que alcanza los 121 hp, con un torque que alcanza los 79 Nm a las 9.350 rpm.

Entre las novedades, resalta el nuevo escape de acero inoxidable que suaviza la entrega de par para hacerla más plana y utilizable desde bajas rpm. En el exterior, resalta su tapa de fibra de carbono.

La caja de cambios cuenta con una relación más corta en la primera y la segunda marchas, para ofrecer mayor rendimiento en aceleración, además de cambios muy suaves y precisos. Conserva su embrague asistido de altas prestaciones, que se traduce en una sensación de cambio muy ligera, que requiere menor esfuerzo sobre la maneta y mejora tanto la comodidad como la maniobrabilidad.

“La Street Triple RS es una moto liviana, rápida, divertida, ágil y con estilo, diferente desde su aparición lanzamiento en 2007 gracias a su motor de tres cilindros lleno de carácter. Redefinió el segmento de las deportivas de media cilindrada por su combinación de agresividad, conducción intuitiva, entrega de potencia e inconfundible banda sonora”, destacó el gerente general de Triumph Motorcycles Chile, Hugo Norambuena.

En el exterior, llama la atención el doble foco de leds, por lo que ofrece una iluminación más blanca y le imprime visibilidad a la naked, igual como lo hacen sus luces de conducción diurna.

La nueva carrocería, por su parte, es más angulosa, deportiva y con líneas mucho más limpias. La nueva cúpula y la toma de aire ahora son más pronunciadas y resaltan la forma del faro principal, mientras que los paneles laterales y traseros, así como la tapa de la cola y la quilla son completamente nuevos.

Entre otras novedades, se cuentan los nuevos retrovisores; una nueva brida de las torretas del manillar decorada con el escudo grabado y acabados más armoniosos; estriberas traseras con las taloneras oscurecidas a juego o las taloneras del piloto en metal satinado a juego con el escape.

En cuanto a tecnología, resaltan el panel de instrumentos TFT, que ahora cuenta con una funcionalidad mejorada gracias al software MyTriumph, que se habilita a través del módulo de conectividad Bluetooth disponible como accesorio. Esto permite la interacción con una cámara GoPro, la visualización del sistema de navegación por símbolos y la gestión del teléfono y la música a través de la pantalla y el joystick ubicado en la piña izquierda.

La pantalla TFT también presenta un nuevo diseño de esquemas gráficos, con cuatro estilos y cuatro colores. El ángulo de inclinación de la pantalla TFT se puede ajustar para adaptarse a la altura del conductor y ofrecer una visión óptima.

El nuevo Triumph Shift Assist, el más reciente sistema quickshifter “up & down” de la marca, se incluye en el equipamiento de serie. Con él, se consigue subir y bajar de marcha manteniendo la posición del acelerador y sin necesidad de accionar el embrague.

Los cinco modos de conducción (Road, Rain, Sport, Track y Rider, personalizable por el piloto) se han optimizado para adaptarse al mayor nivel de rendimiento de la motocicleta y ofrecer un control máximo. Cada modo ajusta la respuesta del acelerador, el ABS y la configuración del control de tracción. El modo Rain restringe la potencia a 99 hp para una mayor seguridad y control en condiciones de lluvia o pavimento resbaladizo.

La variante ofrece como equipamiento de serie acelerador electrónico Ride-by-wire, ABS ajustable, control de tracción desconectable e intermitentes autocancelables.

Para una mejor ergonomía del pasajero, el asiento trasero ahora es más alto que en la generación anterior, lo que proporciona un mayor espacio para las piernas y una posición más cómoda para el acompañante.

La nueva Street Triple RS está disponible desde $ 11.290.000 en dos esquemas de color: Matt Jet Black con detalles en aluminio plateado y amarillo, y Silver Ice con detalles en Diablo Red y aluminio plateado. Ambas cuentan con una franja en color Diablo Red pintada a mano en las llantas y el subchasis acabado en color aluminio.

Comenta