Celso Amorim, excanciller brasileño: "Espero que Lagos hable con Cardoso, porque la neutralidad es apoyar a Bolsonaro"

Imagen sah (2)

Celso Amorim participa en una vigilia frente a la cárcel donde está preso Lula, en Curitiba, en julio.

En entrevista con La Tercera, Amorim dice que un eventual triunfo del candidato del PSL "puede poner a Brasil en un camino mucho más complicado, con implicaciones para toda la región".




En 2009, el columnista de la revista Foreign Policy, David Rothkopf, lo catalogó como el mejor canciller del mundo. Para Celso Amorim, exministro de Relaciones Exteriores de Itamar Franco (1993-1995) y de Lula (2003-2011), además de exministro de Defensa de Dilma Rousseff (2011-2015), el momento que hoy vive Brasil es "grave". A su juicio, el eventual triunfo del candidato ultraderechista Jair Bolsonaro "puede poner a Brasil en un camino mucho más complicado y que va a tener implicaciones para toda América Latina". Por eso, en esta entrevista con La Tercera, Amorim formula un llamado a los políticos chilenos a manifestarse, "porque la neutralidad es apoyar por Bolsonaro", asegura.

Tras la primera vuelta, se realizó la reunión ejecutiva nacional del PT en Sao Paulo, en la cual usted participó. ¿Cuál era el ánimo interno una vez conocidos los resultados de Fernando Haddad?

Es un ánimo de lucha, porque existe la conciencia que no solo se trata de ganar una elección para el PT o la coalición de la izquierda, sino de preservar la democracia en Brasil y que eso, naturalmente, involucra una alianza más amplia. Yo no soy la persona encargada de hacer la estrategia, hago esa salvedad, pero de todas maneras creo que hay esa visión, y pienso que Haddad sí está buscando eso.

Sin embargo, varios partidos han expresado su neutralidad en la segunda vuelta. ¿Esta opción complica mucho a Haddad?

No esperaba algo distinto de algunos de esos partidos, pero no puedo decir que complique. Los partidos brasileños están muy fraccionados, entonces, en realidad, la posición oficial del partido no puedo decir que sea algo irrelevante, claro que no, pero también se puede trabajar con sectores de facciones. Seguramente con Ciro Gomes (PDT) no va a haber duda de que tendremos que tener una alianza en profundidad con él, que incluya no solamente el apoyo, sino la posibilidad de participación incluso de espacios de poder o aplicación de algunas de sus ideas. En otros partidos de izquierda claro que no hay problemas. Yo creo que hay tener incluso a algunos sectores de centro, porque es necesario comprender lo que pasa en Brasil. Lo que Bolsonaro está organizando es algo que puede poner a Brasil en un camino mucho más complicado y que va a tener implicaciones para toda América Latina, sobre todo América del Sur. Por eso el apoyo de amigos chilenos también es tan importante para nosotros y para ellos mismos, porque eso va a tener una influencia grande en América del Sur con un gobierno de naturaleza muy cerca del fascismo.

El referente del PSDB, el expresidente Fernando Henrique Cardoso afirmó que "ninguno de los dos es de mi agrado, pero Bolsonaro está excluido". ¿Qué posibilidades ve de que el exmandatario exprese su apoyo a Haddad?

Cardoso ha sido un gran luchador por la democratización. Fue la primera persona a la que felicité cuando Lula ganó las elecciones, porque veía en eso la consolidación de la democracia. Creo que Cardoso no quiere dejar su herencia, por esta neutralidad, en manos de un candidato protofascista como es Bolsonaro. No sé qué va a inventar. Nosotros tenemos una región relativamente pacífica. No sé qué actitudes va a tomar, pero actitudes hostiles pueden traer más complicaciones para Brasil. Y creo que Cardoso, que es un hombre que tiene una visión democrática, no puede estar con Bolsonaro. Ser neutro en este momento es estar con Bolsonaro, porque él en este momento tiene 20 millones de votos más.

La prensa brasileña asegura que Haddad enfrenta presiones al interior del PT para desmarcarse de la figura de Lula…

No creo que separarse de la figura de Lula pueda traer beneficios. Todos saben muy bien que de los casi 30 millones de votos que obtuvo Haddad un 90% fueron por Lula, entonces no se puede perder eso. Pero tiene que añadir otras cosas, entonces tiene que dedicarse a esos otros aspectos quizá y tiene que aparecer, porque el brasileño no vota mucho por el partido, vota por las personas. Entonces tienen que ver a Haddad y confiar en su persona. Es importante que lo haga, pero no creo que deba desmarcarse de Lula ni mucho menos.

¿Y cree que tal vez está en la cabeza de Haddad hacer un mea culpa por los errores del PT?

Los errores cometidos por el PT fueron mucho menores que los cometidos por todos los demás partidos. No voy a decir que no hubo errores, claro que los hubo, pero yo no puedo imaginar que 15 días antes de la elección uno empiece a hacer un mea culpa porque eso es electoralmente imposible. Autocrítica sí se va a hacer y se va a continuar haciendo. La prueba de que los errores no fueron tan grandes como los aciertos es que cuando Lula salió (de la Presidencia) tenía más del 85% de aprobación. El odio al PT viene del combate a la desigualdad que en Brasil es muy grave. Brasil es quizá, entre los países grandes, el más desigual del mundo. El combate a la desigualdad sí es lo que crea ese odio al PT, lo otro es un pretexto porque hay gente del PSDB que cometió errores, del MDB y no inspiran odio, pueden inspirar desprecio quizá. El odio al PT tiene que ver con la justicia social, con el odio a la igualdad, el odio a los pobres.

En su calidad de excanciller, ¿cómo ve los recientes comentarios de la revista británica The Economist, que calificó a Bolsonaro como "una amenaza para Brasil y América Latina"?

Tenemos que evitar que venga una ola fascista en nuestra región, es un problema muy serio. Ya tuve conversaciones, incluso, con gente importante como el Presidente (Ricardo) Lagos y otra gente que ve eso como un gran peligro. Por eso este no es un momento de neutralidad. Por eso yo sé que Fernando Henrique Cardoso lee los diarios chilenos por Twitter, hago un llamado a Fernando Henrique para que no sea neutral, no se puede ser neutral frente al fascismo.

Y sobre el llamado que usted hace a los políticos en Chile…

Que el Presidente Lagos pueda hablar con el Presidente Cardoso. Yo hago esto públicamente porque el momento es muy grave, por eso estoy utilizando su medio para hacer un llamado para que gente como Lagos, que es muy respetado por Cardoso, pueda hacerle un llamado. No tiene que hablar bien de Haddad, pero sí que llame a votar contra el fascismo, porque la neutralidad es apoyar a Bolsonaro.

Por último, ¿qué le parecieron las declaraciones realizadas por el Presidente Sebastián Piñera en Europa, en que elogió el plan económico de Bolsonaro?

Dejemos a Piñera de lado, lo que piensa del programa económico es una cosa. El programa económico de Hitler no sé si era bueno o malo, pero el programa político era muy malo.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.