Corea del Norte niega haber exportado armas a Rusia y culpa a EE.UU. de “comentarios imprudentes”

Corea del Norte

Corea del Norte desmintió la venta de armas a Rusia en medio de la invasión a Ucrania.

“Nunca antes hemos exportado armas o municiones a Rusia y no planearemos exportarlas. No sabemos de dónde se originó el rumor que Estados Unidos está difundiendo, pero su objetivo es empañar la imagen de Corea del Norte”, expresó un alto mando de las Fuerzas Armadas norcoreanas.


El Ejército de Corea del Norte aseguró este jueves que nunca ha exportado armas a Rusia y que no entra en sus planes hacerlo, rechazando así las acusaciones de comercio de armas entre los dos países.

“Nunca antes hemos exportado armas o municiones a Rusia y no planearemos exportarlas. No está seguro de dónde se originó el rumor que Estados Unidos está difundiendo, pero su objetivo es empañar la imagen de Corea del Norte”, expresó un alto mando de las Fuerzas Armadas del país, según informó la agencia KCNA.

En este sentido, Pyongyang ha mostrado su condena a Washington por “hacer circular irreflexivamente” el supuesto rumor contra Corea del Norte en aras de “perseguir su objetivo político y militar básico”.

“Advertimos a Estados Unidos que deje de hacer comentarios imprudentes sobre Corea del Norte y que mantenga la boca cerrada (sic)”, dijo el alto mando militar.

A inicios de este mes, un portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos sostuvo que Rusia podría estar en el proceso de adquisición de “millones de cohetes y obuses de artillería” desde Corea del Norte, lo que violaría varias resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas relacionadas con Pyongyang, según ha podido saber ‘Yonhap’.

No obstante, Corea del Norte ha criticado en multitud de ocasiones que es “un Estado soberano” con capacidad de desarrollar, producir, poseer y exportar en armas si así lo quiere.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Se trata de un estudio del Instituto de Investigación del Cáncer de Londres, que demostró que el virus del herpes es muy efectivo para tratar cánceres avanzados. La investigación descubrió que RP2, una versión modificada del virus, eliminó las células cancerosas en una cuarta parte de los pacientes que se sometieron al tratamiento.