Estados Unidos deja en entredicho el retiro de sus tropas de Irak

82nd Airborne Division Troops Are Deployed To Mideast, As U.S. Braces For Iran's Response To Killing Of General Qasem Soleimani

FOTO: AFP

El Ejército escribió una carta a Bagdad en la que pedía la salida de sus 5.200 soldados. Luego el Pentágono negó esa versión.




En una situación que solo ayuda a sembrar más incertidumbre en una región inestable, el Ejército de Estados Unidos dejó en entredicho el retiro de sus tropas de Irak. Esto, luego que comenzara a circular una carta dirigida al número dos del mando militar iraquí que iba a "reorganizar" las fuerzas de la coalición antiyihadista con miras a "una retirada de Irak segura y eficaz". Sin embargo, poco después de que se diera a conocer esta misiva firmada por el brigadier general de los Marine, William Seely, el jefe del Pentágono, Mark Esper, dijo a los periodistas que "no había una decisión de abandonar Irak". Es más, la prensa estadounidense citó a la oficina de comunicaciones que explicó que la carta tenía como objetivo labores de coordinación.

A diferencia de la mayoría de los despliegues militares de Estados Unidos luego de los atentados del 11 de septiembre de 2001, las tropas norteamericanas en Irak no se encuentran operando bajo un estatus convencional, señaló el diario The Washington Post. La presencia de las 5.200 tropas de Estados Unidos como parte de la coalición internacional que lucha contra el Estado Islámico está basada en arreglos que son menos formales y que cuentan con el consentimiento del Ejecutivo iraquí. Es por eso que una forma de terminar la presencia es justamente mediante el intercambio de cartas.

[caption id="attachment_963748" align="alignnone" width="600"]

FOTO: REUTERS[/caption]

Esta medida llega un día después de que el Parlamento iraquí aprobara una moción para instar al gobierno a expulsar a las tropas extranjeras de Irak, que siguió a la muerte del general iraní Qassem Soleimani y de Abu Mehdi al Muhanids, número dos de la coalición paramilitar proiraní Hashd Al Shaabi, el viernes en Bagdad. La votación parlamentaria del domingo no contó con la participación de los kurdos ni gran parte de los sunitas.

"No fue una resolución vinculante, sino que más bien simbólica. Sin embargo, no por eso tenemos que descartarla", explicó a La Tercera, Omar Lamrani, analista militar de Stratfor.

"Irak está muy dividido, hay facciones importantes en el gobierno iraquí, especialmente los kurdos, los sunitas y algunos de los chiitas también, que están preocupados que si Estados Unidos se va, Irán va a llenar ese vacío que queda. La influencia de Irán aumentará aún más. Es una medida muy riesgosa porque podría desintegrar a Irak. La presencia de fuerzas internacionales, no solo la de Estados Unidos, fue de cierta forma lo que mantenía unidas a las facciones en Irak, en una suerte de tregua", añadió el experto.

En todo caso, existía escepticismo entre los analistas sobre si el retiro se concretará. Además, esto ha traído a la memoria lo ocurrido en Siria, cuando el Presidente Donald Trump anunció su salida, pero al final solo movieron las tropas de lugar.

Por otro lado, miles de personas colmaron las calles de Teherán en el funeral de Soleimani. El ayatola Ali Jamenei lloró y rezó por el general, de quien era muy cercano.

[caption id="attachment_963750" align="alignnone" width="600"]

FOTO: AFP[/caption]

Comenta