Por qué los cuadernos de las coimas salpicaron a la familia de Mauricio Macri

Foto: EFE.

Este jueves 13 de diciembre Franco y Gianfranco, padre y hermano del mandatario respectivamente, se presentarán ante el juez Claudio Bonadio.


La expresidenta de Argentina, Cristina Fernández, y su fallecido esposo Néstor Kirchner se tomaron las portadas de medios de comunicación argentinos durante este año, pero no por su legado como jefes de Estado ni por el trabajo legislativo de la hoy senadora, sino más bien por un mecanismo revelado por el diario La Nación que mostró cómo operaba una presunta red de corrupción que funcionó durante las administraciones de los Kirchner y que se ha transformado en un dolor para la cuestionada senadora y sus exministros, los denominados “cuadernos de las coimas” o “cuadernos K”. El escándalo además había sido condenado por el presidente Mauricio Macri, que aseguró en múltiples ocasiones de la corrupción no será aceptada por la Casa Rosada.

Sin embargo, el mandatario -que se ha enfrentado a una fuerte crisis económica en el país- ahora ha sido salpicado por esta red, luego de que el un exfuncionario del kirchnerismo declarara ante el juez Claudio Bonadio que la familia del mandatario habría pagado coimas para continuar concesiones de autopistas con el Ejecutivo de la época.

La citación a indagatoria por parte del juez Claudio Bonadío fue dada a conocer el lunes, y la reacción del Ejecutivo fue el silencio. De acuerdo a Clarín, la Casa Rosada no quiso emitir ningún comentario sobre la decisión de Bonadio, y el presidente tampoco se ha referido al hecho.

Debido a ello, este jueves Franco y Gianfranco Macri, padre e hijo del mandatario respectivamente, llegarán ante las oficinas de Comodoro Py para declarar ante el magistrado. Con una estrategia que, según adelanta La Nación, argumentará que los parientes de presidente, no estaban al mando de la compañía durante el período investigado por la justicia (2003-2007), sino que eran “accionistas residuales” desde 2001 y, por tanto, no tenían poder de decisión dentro de la empresa Autopista del Sol, del grupo Sideco.

La citación de la justicia dice que el motivo es por “los montos ilegales recaudados por el entonces titular del Occovi (Órgano de Control de Concesiones Viales) y aportados por los titulares de las concesiones viales”. Medida interpuesta, luego de las declaraciones de Claudio Uberti, el extitular de dicho organismo, que ha tomado el rol de imputado colaborador en la causa.

Editor de La Nación sobre Cuadernos K: “Casi no tenemos dudas que fue y vino dinero por la frontera con Chile”

De acuerdo a Uberti, todos lo meses se cobraran pagos irregulares a seis concesionarias de diversas empresas viales con el fin de renovar contratos viajes. Sin embargo, el imputado colaborador no los nombró explicitamente, pero debido a su cercanía con los corredores viales Autopista del Sol y Oeste S.A, serán indagados.

Por otro lado, la defensa pedirá que la declaración del padre del presidente sea suspendido debido al estado de salud de Franco, que no estaría en condiciones de hacer la comparecencia por su avanzada edad (87). Si el juez lo estima, puede pedir que una junta médica estudie la situación.

En tanto, Gianfranco Macri llegará a tribunales mañana jueves de madrugada desde Estados Unidos.

El golpe para la Casa Rosada

El episodio se da en medio del aniversario número tres de Macri en la Casa Rosada, en momentos en que parecía que el mandatario había tenido un respiro de tranquilidad durante la cumbre del G20 -y que lo llevó a las lágrimas durante un acto en el Teatro Colón de Buenos Aires-, pero ya está nuevamente enfrentado a paros de servicios públicos y privados, y ahora ve cómo su familia está siendo cuestionada por vínculos con la corrupción.

Con todo, no es la primera vez que la familia del presidente es involucrada en situaciones de este tipo. Su primo, Angelo Calcaterra, está siendo procesado como miembro de una asociación ilícita a través de la empresa constructora Iecsa S.A.

Durante su declaración, en agosto de este año, Calcaterra admitió haber entregado dinero para las campañas del kirchnerismopero aseguró que dichos aportes fueron por montos inferiores a los que aparecen registrados en los cuadernos. Tras ello quedó como “imputado colaborador”.

Esta nueva arista del caso de los “cuadernos K” vuelve a complicar a los Macri y podría significar un nuevo problema para el Ejecutivo, que este año debió enfrentar una crisis económica y el hallazgo del submarino ARA San Juan, que hizo que la Armada fuera cuestionada y la mostró debilitada.

Seguir leyendo