Putin firma últimos documentos de anexión de regiones ucranianas y decreto para tomar control de central nuclear de Zaporiyia

El presidente ruso Vladimir Putin dejó abierta la opción de anexar nuevos territorios de Ucrania. Foto: Reuters

Los documentos que completan la integración de Donetsk, Luhansk, Jersón y Zaporiyia se publicaron en un cibersitio del gobierno de Moscú. Además, el Kremlin dejó abierta la opción de anexar más territorio ucraniano. El gobernante también firmó un decreto en el que declara que Rusia tomará el control de la central nuclear de Zaporiyia. La cancillería ucraniana dijo que se trata de un "acto criminal".


El presidente de Rusia, Vladimir Putin, firmó este miércoles los últimos documentos para anexar cuatro regiones ucranianas a su país, mientras su ejército pasaba apuros para mantener el control del nuevo territorio, el cual se anexó en violación a las leyes internacionales.

Los documentos que completan la anexión se publicaron en un cibersitio del gobierno de Moscú el miércoles en la mañana. Además, el Kremlin dejó abierta la opción de anexar más territorio ucraniano.

Hablando en una conferencia telefónica con los periodistas, el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, dijo que “ciertos territorios serán reclamados y seguiremos consultando a los residentes que estén ansiosos por adoptar a Rusia”.

El funcionario ruso no especificó qué otros territorios ucranianos está considerando Moscú, y tampoco dijo si el Kremlin planeaba organizar más “referendos”.

La semana pasada, Putin firmó los tratados para convertir las regiones ucranianas de Donetsk, Luhansk, Jersón y Zaporiyia en parte de Rusia. Esto se hizo tras los “referendos” orquestados por el Kremlin en las cuatro regiones, que tanto Ucrania como Occidente consideran ilegítimos.

El presidente ruso defendió la validez de la votación y dijo que es “más que convincente” y “absolutamente transparente y no está sujeta a ninguna duda”.

“Son datos objetivos sobre el sentir de la gente”, afirmó Putin en un evento dedicado a los maestros, añadiendo que quedó gratamente “sorprendido” con los resultados.

Putin también firmó el miércoles un decreto en el que declara que Rusia tomará el control de la central nucleoeléctrica de Zaporiyia, en Ucrania. La cancillería ucraniana dijo que se trata de un acto criminal y señaló que considera el decreto de Putin “nulo e inválido”. El operador nuclear del Estado señaló que seguiría al frente de la planta, que los rusos ocuparon desde las primeras semanas de la guerra.

Sobre la guerra, Rusia acumulaba más reveses y las fuerzas ucranianas recuperaban cada vez más terreno en las regiones del este y el sur que Moscú dice que ahora le pertenecen.

Las fronteras exactas de las zonas que reclama Rusia siguen sin estar claras, pero Putin ha prometido defender su territorio, incluyendo las regiones recién incorporadas, con todos los medios a su disposición, incluso con armas nucleares.

Poco después de que Putin firmó las leyes de anexión, el jefe de la oficina de la presidencia de Ucrania, Andriy Yermak, escribió en su canal de Telegram que “las inútiles decisiones de un país terrorista ni siquiera valen el papel en que se firmaron”.

“Un manicomio colectivo puede seguir viviendo en un mundo ficticio”, añadió Yermak.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Los “desaparecidos no localizados” se dispararon de 265 a 10.366en 2021, acumulando un total de 108 mil casos desde 1964.