Tarea titánica: Alza en nivel del mar obliga a Indonesia a trasladar su capital

Se estima que un tercio de Yakarta podría estar sumergida en 2050. Por eso el gobierno anunció su traslado a la parte oriental de la isla de Borneo, para 2024.




En un discurso televisado, el Presidente de Indonesia, Joko Widodo, anunció hoy su plan para trasladar la capital, Yakarta, a la escasamente poblada isla de Borneo, que se caracteriza por sus minas de carbón y por tener uno de los bosques tropicales más grandes del mundo. El mandatario explicó que la medida era necesaria porque la carga sobre Yakarta es "demasiado pesada". La isla de Java, donde está ubicada la capital, alberga al 54% de los 264 millones de habitantes de Indonesia y genera el 58% del PIB de ese país.

[caption id="attachment_797850" align="alignnone" width="600"]

El Presidente de Indonesia, Joko Widodo, en la conferencia de prensa sobre la nueva capital hoy en el palacio presidencial de Yakarta. Foto: AFP[/caption]

Además de los graves problemas de contaminación y congestión, Yakarta es extremadamente vulnerable al aumento del nivel del mar. La mala planificación urbana en tierras que originalmente eran pantanos y el drenaje no regulado del agua subterránea ha dejado al 40% de la ciudad bajo el nivel del mar. Según informes, los barrios más afectados se hunden entre 10-20 cm. por año, una de las tasas más rápidas del mundo. A ese ritmo, un tercio de la ciudad podría estar sumergida en 2050, según expertos medioambientales.

Las funciones administrativas se trasladarán a Kalimantán oriental, la parte indonesia de la isla, que también comparten con Malasia y Brunéi. El mandatario explicó que la ubicación es estratégica, ya que la capital quedaría en el centro de Indonesia. Además es una zona de mínimo riesgo de desastres naturales, que afectan con frecuencia a otras islas del archipiélago. Yakarta, eso sí, seguirá siendo un centro comercial y financiero. De hecho, es probable que la mayoría de sus casi 10 millones de residentes se queden.

Si el Parlamento aprueba la medida, la construcción empezaría el próximo año en un terreno de 40.000 hectáreas cerca del parque nacional Bukit Soeharto. En 2024, al final del mandato del actual Presidente, se espera poder empezar a trasladar a algunos de los 1,5 millones de funcionarios al nuevo centro administrativo. Todo este proceso significaría un gasto de US$ 32.790 millones, de los cuales un 19% sería financiado por el Estado. El resto vendría de asociaciones y aportes privados.

[caption id="attachment_797864" align="alignnone" width="600"]

Foto aérea tomada en julio por el medio Tribun Kaltim, que muestra una vista del área alrededor de Samboja, en la isla de Borneo, una de las dos ubicaciones propuestas por el gobierno de Indonesia para su nueva capital. Foto: AFP[/caption]

El gobierno prometió que el impacto ambiental de la reubicación, que empezó a discutirse hace décadas, será positivo. Sin embargo, varias organizaciones temen que este plan pueda afectar a las especies que habitan en la selva tropical, como el orangután. Los ambientalistas señalaron que el traslado debía manejarse con cuidado para evitar un desastre ecológico.

El gobierno de Malasia manifestó su apoyo al plan de Widodo. Este país también trasladó su sede de gobierno de Kuala Lumpur a Putrajaya en 1995.

Comenta