Autoridades en alerta: Santiago registró 24 portonazos en un día

portonazos
Los portonazos, el año pasado, experimentaron la baja de un 15% en la zona oriente.

El martes ocurrió una seguidilla de violentos delitos en distintos puntos de la capital. El miércoles, el hecho más grave involucró la agresión a una mujer embarazada.


El portonazo es uno de los delitos que más preocupan a la ciudadanía y autoridades, por el nivel de violencia que pueden llegar a ocupar los delincuentes para ejecutar este ilícito. Se ha hablado de cuatro hechos por semana, como máximo cinco en un día, pero lo que ocurrió esta semana superó la media: el martes se registraron 24 portonazos en Santiago.

La cifra es manejada por el Ministerio del Interior y por el Alto Mando de Carabineros, los que ya dispusieron una serie de medidas para potenciar las labores preventivas en la Región Metropolitana. De hecho, en una reunión entre el ministro Andrés Chadwick y el cuerpo de generales de la institución uniformada realizada ayer, se habló de la necesidad de impulsar la nueva “ley antiportonazos”.

Esta “ola” de delitos ocurrió en distintas comunas de la capital, entre ellas Peñalolén, Las Condes, Vitacura y Huechuraba. Uno de estos hechos, por ejemplo, afectó al expresidente del Banco Central José de Gregorio, quien sufrió el robo de un vehículo marca Audi a manos de un grupo de delincuentes.

Incluso, un carabinero en retiro fue víctima de uno de estos 24 portonazos. En calle Nicomedes Inostroza, comuna de Peñalolén, la madrugada del martes cinco delincuentes armados le quitaron la camioneta a un suboficial, quien llegaba a su casa en compañía de su hija.

Según una de las altas fuentes consultadas, “fueron delitos que ocurrieron en todo un día, no solo en la noche”. De esta manera, si se divide la cantidad de ilícitos por las horas del día, el martes se registró un portonazo por hora.

Para el ministro Chadwick, la comisión reiterada de estos delitos es algo que preocupa, más considerando que la noche del miércoles una mujer embarazada fue agredida por delincuentes.

“Toda nuestra preocupación está en combatir la delincuencia y ser más eficiente en la seguridad ciudadana (…). Estas acciones, no más. Esperemos que apuremos al máximo el proyecto de ‘ley antiportonazos’ y contar con él, pues nos va a ayudar”, dijo Chadwick.

Esta tendencia delictual fue un tema que se trató ayer entre el gobierno y Carabineros. La policía uniformada comprometió adecuar sus servicios operativos, además de incorporar nuevas tecnologías.

Sobre la seguidilla de portonazos, el general director de Carabineros, Mario Rozas, indicó que “con toda esta información que vamos recopilando, sabemos quiénes son los que cometen estos delitos, conocemos el tipo de víctima que están atacando, lo que nos permite focalizar y readecuar nuestras tareas. Hay una coordinación con el Ministerio Público para ir tras la pista de estas personas”.

El gobierno también se ha reunido con distintos alcaldes de la Región Metropolitana para aunar una postura en cuanto a los portonazos, donde, según el Ministerio del Interior, la nueva ley antiportonazos es fundamental para continuar reduciendo el porcentaje de estos ilícitos.

Esta iniciativa, entre otras cosas, busca elevar las penas a quienes compren vehículos robados, como también la creación de un registro de vehículos sustraídos.

Sin embargo, para el senador PPD Felipe Harboe, “esto no es un problema de ley. Aquí lo que hay es un serio problema de gestión policial (…). Podemos tener las penas del infierno, pero no sirve de nada si no se evitan estos robos o no se atrapa a los delincuentes, porque no habrá a quién juzgar. Basta de excusas”.

En tanto, para el senador RN Andrés Allamand, “las bandas criminales cada vez son más preparadas y sofisticadas en su accionar. La “ley antiportonazos” facilita la persecución judicial, al gravar penas y resolver vacíos legales en caso de robos de vehículos o de especies ubicadas al interior de los mismos”.

Lo ocurrido el martes llamó la atención de las autoridades también por otro motivo. Según datos que Carabineros proporcionó al Ejecutivo, hasta el 14 de marzo se había registrado una baja de un 10% en la comisión de estos ilícitos. Por esto, existe preocupación por un eventual “renacer” de los portonazos.

Nace “el marcaje”

En tanto, el robo ocurrido la noche del miércoles generó un especial interés a los encargados de la seguridad de país. Una pareja fue víctima de un portonazo, en Las Condes, tras ser “marcada” en un restaurante del sector oriente de la capital.

Según antecedentes policiales, los delincuentes vieron el reloj de la víctima, la siguieron y cuando llegaba a su destino la asaltaron, golpeando a su señora, quien está embarazada.

Este “modus operandi” está siendo estudiando por Carabineros y el gobierno, para determinar si se trata de una tendencia al alza o corresponde a un hecho puntual.

#Tags


Seguir leyendo