Caso Pío Nono: Los videos que grabó el excarabinero Zamora desde su cámara GoPro particular

Foto: Agencia Uno.

Estos son los registros que fueron grabados por la cámara del imputado, quien está en prisión preventiva por la caída de un menor al río Mapocho. A juicio de la defensa, estos registros audiovisuales demostrarían que el exuniformado solo tenía la intención de detener a la víctima de 16 años. Por su parte, el abogado que representa a la familia del adolescente, Fernando Monsalve, anuncia una ampliación de la querella y asegura que "los nuevos antecedentes de la causa van en la línea de profundizar y comprobar los indicios que daban cuenta de la existencia de un posible encubrimiento".




Se trata de un video que la misma defensa del excarabinero Sebastián Zamora notificó a la fiscal Ximena Chong. Los registros audiovisuales corresponden a la cámara particular que Zamora solía llevar durante sus procedimientos policiales de control del orden público, debido a que las cámaras fiscales solo alcanzan para algunos uniformados.

Luego de que su abogada, Nubia Vivanco, diera aviso de la existencia de esta cámara, la fiscal Chong ordenó su incautación desde su casillero en la comisaría donde se desempeñaba. Lo que alcanzó a registrar la cámara de Zamora se suma a los antecedentes que ha logrado recopilar la persecutora junto con la PDI.

La fiscal formalizó a Zamora por el eventual delito de homicidio frustrado en contra del adolescente de 16 años de iniciales A. J. A. A., ilícito por el cual está cumpliendo la medida cautelar de prisión preventiva. A juicio de la persecutora existió una “actuación dolosa directa” del exuniformado, quien “se abalanza en diagonal contra el adolescente, tomándolo con sus brazos e impulsando de tal forma que lo eleva sobre la baranda en cuestión y lo hace caer de cabeza hacia el río Mapocho”.

Los registros de la cámara de Zamora entregan más antecedentes al caso y nuevos ángulos audiovisuales sobre los cuales analizar los hechos. A juicio de Vivanco, estos videos reafirman la postura de la defensa. “Para nosotros este video no muestra nada nuevo porque el relato coincide absolutamente con lo que habíamos dicho sobre cuál había sido la reacción de Sebastián. Lo que nos ha producido un verdadero estupor fue el haber caído en cuenta de que el Ministerio Público y la fiscal Chong estaban en absoluto conocimiento de que Sebastián portaba una cámara particular", dice la defensora.

Los dichos de Vivanco apuntan a que, según ella, “en las imágenes de las otras cámaras fiscales aparece el teniente Fernández conversando con Sebastián y le dice algo como ‘cuidado con tu cámara’”. Eso, agrega la defensora, demostraría que “la fiscal sabía perfectamente bien que Sebastián tenía una cámara particular. Por eso fue que no lo interrogó antes de su detención o antes de la audiencia de formalización. En ese caso Sebastián habría entregado la cámara y habría sido imposible imputarle el dolo homicida. El video muestra que quiso detenerlo, que no hubo más que eso, da cuenta de su angustia y desesperación”.

Incluso Vivanco va más allá: "La audiencia de formalización fue un montaje para obtener un caso con esa imputación. Al Ministerio Público no le servía un carabinero con una imputación que a lo más daba para cuasi delito de lesiones graves porque de esa forma Sebastián no habría quedado en prisión preventiva”.

Sin embargo, esa postura es descartada por Fernando Monsalve, el abogado querellante que representa a la familia del adolescente. “Los nuevos antecedentes en la causa van en la línea de profundizar y comprobar los indicios que daban cuenta de la existencia de un posible encubrimiento. Es realmente grave el constatar que personal de Carabineros no solo se ha dedicado a reprimir a quienes hacen uso de su derecho a la protesta y manifestación, sino que incluso crean e inducen un relato exculpatorio cuando se cometen delitos tan graves como lanzar a un menor de edad por un puente de más de siete metros", afirma Monsalve.

Monsalve hace referencia a los resultados preliminares de un informe elaborado por la PDI. Se trata del informe policial Nº 34 y que analiza los diálogos e imágenes de los videos. En dicho documento los investigadores señalan que “en un momento se le acerca a un funcionario al que le señala LOCO LO MATÉ, LO MATÉ (las mayúsculas corresponden al informe original)”. El informe agrega que otro funcionario que iba en la misma unidad de Control de Orden Público le responde “LO TRATASTE DE AGARRAR Y SE CAYÓ LO TRATASTE DE AGARRAR Y SE TE CAYÓ, YA?”. Luego el portador de la cámara dice "Sí, CIERTO?”.

Un poco más tarde, cuando los uniformados se suben a un carro policial para retirarse del lugar, uno de ellos se dirige a Zamora: “YA LEVANTA LA CABEZA, YA MÍRAME… HOMBRECITO PA LA GUÁ, ESTAMOS?, MÍRAME QUÉ ES LO QUÉ PASÓ… FUISTE AGARRAR A UN GUEÓN, QUE ESTABA TIRANDO PIEDRAS, NO ES CIERTO? CUANDO LO AGARRASTE, EL GUEÓN SE TE CAYÓ, ESO TE PASÓ CIERTO? ESO TE PASÓ? ESO TE PASÓ?”.

El informe concluye lo siguiente: “La misma voz del relato antes descrito le vuelve a insistir en que mantenga su versión de los hechos, haciendo alusión a que actuó ante un delito flagrante y que al tratar de detenerlo, la víctima cayó”.

Por eso Monsalve anuncia que “el día de mañana ampliaremos la querella inicial para que se investigue este posible encubrimiento y si nos encontramos en presencia de una aplicación particular o como regla general de actuación en delitos cometidos por la fuerza represiva”. En esa línea, Monsalve finaliza diciendo que “esperamos que de una vez por todas el subsecretario Galli y el nuevo ministro del Interior estén de lado de las víctimas y no de aquellos que reprimen a las y los chilenos y chilenas”.

El hecho al que hace referencia Monsalve resulta relevante, debido a que Chong ya expuso sus sospechas al respecto en la audiencia de formalización. Ahí la persecutora señaló que la conducta posterior del imputado y de los otros uniformados "tiende a mediatizar y derechamente a procurar encubrir como una supuesta detención las circunstancias que rodean al acto homicida”.

Por eso mismo la fiscal también está indagando los eventuales delitos de encubrimiento, falsificación de documento público y obstrucción a la investigación. Y eso último orientado no solo a Zamora sino que a todos los carabineros involucrados en los hechos que tienen relación con la supuesta detención de la víctima.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.