Clases estarán suspendidas todo abril y se extenderá el año escolar

A juicio del ministro, esta medida no pone en riesgo el calendario escolar. Foto: Patricio Fuentes / La Tercera.

Mineduc anunció que estudiantes no tendrán clases durante un mes más, al suspender las actividades por dos semanas y adelantar las vacaciones de invierno.


Un mes más estarán sin clases los 800 mil parvularios y 3,6 millones de escolares por causa del coronavirus.

El Ministerio de Educación anunció ayer que extenderá por dos semanas más la suspensión de actividades y que adelantará los 15 días de vacaciones de invierno para la segunda quincena de abril, con el objetivo de prevenir la propagación del virus.

Es decir, los estudiantes de todos los colegios del país podrían volver a las aulas el 27 de abril, siempre y cuando esta medida no siga extendiéndose, ya que entre esa fecha y principios de mayo se espera que ocurra el peak de los contagios.

En contraparte, se extenderá el año escolar durante todo diciembre, para recuperar parte de las cuatro semanas de clases no presenciales que se están perdiendo y que equivalen al 10% del calendario escolar original.

El ministro Raúl Figueroa advirtió que es importante que en este tiempo “los alumnos mantengan su ritmo de estudio, obviamente adecuándose a las circunstancias que estas medidas implican”. Para ello, reiteró que está a disposición de los colegios el sitio www.aprendoenlinea.mineduc.cl, donde existe material de apoyo y guías de trabajo, así como una biblioteca digital.

A juicio del ministro, esta medida no pone en riesgo el calendario escolar.

Para dimensionar el impacto del Covid-19 en la educación, hay que considerar que el año pasado, con el paro de profesores y el estallido social, se perdieron, en promedio, seis semanas de clases. Y las consecuencias globales no tienen precedentes: según la Unesco, 1.370 millones de estudiantes dejaron de ir a clases por el coronavirus, el 80% de la población escolar mundial.

Los recursos digitales del Mineduc permiten a los escolares repasar algunos contenidos en sus casas, pero la realidad de los colegios es distinta: algunos están haciendo clases online y otros ni siquiera cuentan con internet para sus escolares, como en las zonas rurales.

La directora de Acción Educar, Magdalena Vergara, explica que ante esta emergencia mundial se necesita “bajar la presión sobre seguir el currículum al pie de la letra, porque las familias tienen condiciones distintas, y algunas no tienen ambientes que favorezcan el aprendizaje”. Por ello, concuerda en que habrá que hacer una nivelación cuando retorne la normalidad.

¿Qué pasará con las notas? Los colegios pueden hacer evaluaciones, sin embargo, se recomienda que estén centradas en la evaluación formativa, en la que se les asigna un porcentaje de logro a las actividades y lo traduce en un “logrado”, “medianamente logrado” y “por lograr”, en vez de calificarlas con nota.

Ruth Arce, directora de Pedagogía en Educación Media de la UDP, explica que este año comenzó a regir un decreto del Mineduc que “incentiva esta evaluación formativa en una parte importante de las tareas durante el semestre, y que disminuye la cantidad de calificaciones” con nota.

La suspensión de clases regirá para todos los recintos escolares. Pero en la educación superior, serán las instituciones las que deberán definir su suspensión de actividades, pues tienen autonomía ante la ley para hacerlo. Pese a eso, hasta ahora todas las clases presenciales están suspendidas, sin fecha de retorno. b

Comenta