Cuerpo de bomberos de Ñuñoa inicia investigación por denuncias de tortura en “bautizo” de joven

En el rito de iniciación, se habría sometido al voluntario a golpizas y otras acciones graves por negarse a ser rapado. La abogada afirmó que "está todo en manos de Fiscalía" y que se querellarán en contra de los involucrados. Por su parte, la compañía aseguró la suspensión de siete voluntarios y el inicio de un sumario administrativo.




La víctima de 21 años se habría negado a ser “rapado” y habría sido sometido a torturas y golpizas durante la noche de su primera guardia nocturna. Estas son las graves denuncias que arremeten a la Cuarta Compañía de Ñuñoa tras un rito de iniciación en el cuartel y que se encuentran en investigación

A tres voluntarios nuevos les dijeron que los iban a rapar, los dos primeros aceptaron sin ningún problema, pero la víctima consideró que no era algo apropiado, que no era algo que fuese legítimo y se negó. Él rechazó que le cortaran el pelo y por su negativa comenzaron la torturas durante toda la noche, desde las 11 y media (PM) hasta las 04:40 de la mañana”, declaró a Meganoticias, Mariana Hernández, abogada de la víctima.

La representante del joven que llevaba tan sólo dos semanas como funcionario de la compañía, describió las acciones ejecutadas luego de negarse a “ser rapado”, calificándolas de “gravísimas”: “Primero lo hicieron luchar con un compañero que era mucho más robusto que él, le sacó la mugre, lo golpeó, lo agredió, lo tiró al suelo, le azotó la cabeza. Y le dieron una segunda oportunidad haciéndolo pelear con otra persona que también era corpulenta, y la condición -para no raparlo- era hacerle una llave”.

Al detener la pelea debido al susto, presuntamente lo afirmaron para realizar el rapado y lo habrían amarrado de piernas y manos con cinta adhesiva. Tras el enojo del afectado por “la vulneración de sus derechos”, la abogada asegura que logró deshacerse de la cinta adhesiva, pero habría sido amarrado con una cuerda.

Lo dejaron inmovilizado y lo dejan colgando de un balcón de cabeza. Posterior a eso le dice que le van a tapar a los ojos y que se tiene que tirar”, detalló Hernández, quien no descartó ”que a lo mejor había tenido algún tipo de vejación sexual, eso va a ser parte de la investigación”.

“Ya está todo en manos de Fiscalía y nosotros, independiente de la investigación, nos vamos a querellar en contra de todas las personas que resulten responsables”, aseguró.

Respuesta de la compañía

La defensora de la víctima aseguró que el viernes fueron a la Cuarta Compañía de Bomberos de la comuna y que se enfrentaron con el agresor: “Me dijo que tratáramos de llegar a un acuerdo, que conversáramos y le dije que con él no tenía nada que hablar”.

Las autoridades mayores indicaron que estos actos de iniciación no están permitidos, no sé hasta qué punto, porque lo que ocurre allá adentro solo ellos lo saben y hacen juramentos de confidencialidad”, agregó.

En ese marco, el Cuerpo de Bomberos de Ñuñoa dio cuenta del inicio de un sumario administrativo y de la suspensión preventiva de siete voluntarios que presuntamente estuvieron involucrados en las acciones contra el joven.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.