Fiscalía capacitará a policías en La Araucanía para investigar delitos

Fuerzas Especiales de Carabineros. Foto: Agencia Uno

El subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, presentó hoy el plan de seguridad para la zona. Incluirá un nuevo cuartel de la PDI.

Justo a un mes de la muerte del comunero Camilo Catrillanca, el 14 de noviembre en Ercilla, el subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, presentó el nuevo plan de seguridad de Carabineros y la PDI en las provincias de Malleco, en La Araucanía, y en Arauco, en la Región del Biobío.

El retiro del Gope, la entrada de 80 efectivos de Fuerzas Especiales, mayor inversión en cámaras de video de última tecnología, así como nuevas técnicas investigativas a cargo del Ministerio Público, son parte de las nuevas medidas que presentó el Ejecutivo.

La salida del Gope de la zona de conflicto en La Araucanía y el Biobío es una decisión que se viene estudiando hace poco más de una semana. Luego de los cuestionamientos al procedimiento de Carabineros en la muerte de Catrillanca, la policía uniformada tomó varias decisiones para modificar los protocolos.

La primera fue congelar la preparación de efectivos del Gope en Colombia, en el programa Comando Jungla. Luego, tras una serie de reuniones con el Ministerio del Interior, el general director, Hermes Soto, le propuso al gobierno la idea de retirar definitivamente a estos funcionarios de la zona de conflicto.

La bases de operaciones de los Fuerzas Especiales se separará en dos: en La Araucanía, en la comisaría de Pailahueque, y en el Biobío, en Los Álamos. Según el subsecretario Ubilla, “las nuevas designaciones se están ejecutando y reasignando al personal”.

Además, tal como lo anunció hoy La Tercera, Carabineros hará una inversión de $ 600 millones para la compra de 400 cámaras de video no manipulables, con una central de monitoreo.

“Dada la experiencia de lo sucedido en Ercilla, se ha tomado la decisión de comprar y adquirir cámaras de seguridad con transmisión remota”, dijo Ubilla. Con la expresión “lo sucedido”, el subsecretario hizo alusión a que en el operativo que terminó con la muerte de Catrillanca, los carabineros dijeron no portar cámaras y luego uno de ellos, el sargento Raúl Ávila, declaró a la fiscalía que sí tenía el dispositivo y que rompió la tarjeta de memoria del aparato.

Pero no solo habrá decisiones operativas, sino que también formativas. Ubilla anunció que la Fiscalía Regional de La Araucanía capacitará ambas policías, a Carabineros y la PDI, para trabajar en la reconstrucción de los sitios del suceso.

El subsecretario anunció que “acordamos con el fiscal regional, Cristián Paredes, un programa de capacitación permanente para mejorar el levantamiento de evidencia en el sitio del suceso cuando se produce un delito de cualquier naturaleza. Debemos mejorar este desarrollo para ser más efectivos en el proceso investigativo”.

La decisión de capacitar a las policías fue compartida por el fiscal nacional, Jorge Abbott. “Lo importante es tener policías especializadas que permitan hacer investigaciones que lleguen a buen término. Y en consecuencia, cualquier decisión que signifique tener policías especializadas, particularmente en lo que dice relación con la naturaleza de los fenómenos delictuales, creo que es importante”, dijo.

La PDI, además, tendrá una Brigada de Investigaciones Policiales Especiales nueva, en la comuna de Cañete, en el Biobío. Esta unidad estará abocada a investigar de manera focalizada.
Además, Carabineros y la PDI recibirán clases sobre protocolos de derechos humanos, y la policía uniformada dispondrá de una oficina especializada en Temuco, que estará a cargo de un mayor. También, ambas instituciones tendrán 60 vehículos especiales nuevos.

El padre de Camilo Catrillanca, Marcelo Catrillanca, se mostró escéptico ante el funcionamiento de estas nuevas medidas. “El gobierno ha seguido implementando la represión en nuestras comunidades. Hoy día no estamos tranquilos, estamos expectantes de lo que pueda pasar”, señaló.

Juan Carlos Reinao, presidente de la Asociación de Municipalidades con Alcalde Mapuches, indicó que “nosotros hemos manifestado en varias ocasiones que el Comando Jungla ya no tiene ningún propósito acá. El propósito ya lo cumplió, que es asesinar a un mapuche. Por tanto, de su retirada, debe ser como corresponde”.

Seguir leyendo