Una gestión marcada por el caso Catrillanca: Los nueve meses de Hermes Soto al mando de Carabineros

El renunciado general director asumió en marzo en medio de una crisis en la institución, marcada por investigaciones administrativas y por la controversia sobre la denominada "Operación Huracán". Así, tuvo que enfrentar desde el primer día polémicas y escándalos, navegando en una crisis que terminó de estallar con el homicidio del comunero mapuche en Temucuicui.


La renuncia estaba tan anticipada que se la entregó al Presidente Sebastián Piñera apenas éste asumió, en medio de los saludos protocolares que tradicionalmente se dan al nuevo mandatario. El mega fraude al interior de Carabineros y la fallida Operación Huracán fueron los casos que finiquitaron la gestión de Bruno Villalobos como general director de Carabineros. En el puesto, Piñera nombró el 14 de marzo a Hermes Soto, quien, junto con asumir el cargo, quedó al mando de la difícil tarea de encabezar la modernización que el Ejecutivo esperaba para la institución.

Pero a pesar de los cambios que se han introducido desde ese momento, y transcurridos hasta este jueves 20 de diciembre 281 días en el cargo, la confianza en Carabineros no se ha restablecido de acuerdo a las encuestas, y se han sumado nuevos hechos que terminaron por provocar la salida de Soto de la institución.

En especial, las diferentes versiones en torno al procedimiento en que murió el comunero mapuche Camilo Catrillanca -del cual este miércoles aparecieron dos videos inéditos del momento en que los efectivos le disparan- han vuelto a establecer un ambiente de crisis en la institución que encabezaba hasta hoy.

Esto, además, porque son hechos ocurridos luego de que a su llegada pasaran a retiro a 15 generales y reemplazara a 33 del alto mando, ascendiendo a 16 generales.

Hechos que empañaron su gestión

Llevaba más de 37 años en la institución, pero no fue hasta que su nombre fue confirmado por el mandatario que se posó en la palestra. El mismo día que se anunció su ascenso, el 14 de marzo, se filtró su hija de vida, la cual daba cuenta de que en 1985 había sido sancionado por incurrir en conductas que no se ajustaban a sus funciones.

La denuncia vino desde la cuenta en Twitter del diputado Hugo Gutiérrez, parlamentario que -basándose en documentación oficial filtrada desde Carabineros- sostenía que el jefe máximo de la institución, cuando tenía el grado de subteniente, debió cumplir con cuatro días de arresto por prestar protección a prostíbulos.

Aunque Soto Isla salió rápidamente al paso, indicando que "yo tenía 21 años, estaba iniciando mi carrera y esa situación fue sancionada como correspondía", la situación generó más que una incomodidad, puesto que luego se reveló que quien había filtrado la polémica hoja de vida, el comandante Jorge Espinoza, seguía órdenes de quien subrogó en el cargo de general director, Julio Pineda. Ambos posteriormente fueron sometidos a proceso por la Justicia Militar.

Días más tarde se sumaron las irregularidades que detectó la Contraloría en Dipreca, donde se advirtieron pensiones mal pagadas y problemas de contabilidad, irregularidades que ascienden a más de 196 millones de pesos.

Entre otros casos, se identificaron presuntas irregularidades en la venta de caballos, puesto que en la escuela de Caballería se habría certificado a animales en buenas condiciones como no aptos para el servicio, para luego venderlos a particulares. Por esta razón el teniente coronel Andrés Inostroza, fue removido y destinado a otra unidad policial.

A esto se suma la situación que enfrentó la institución luego de que el Ministerio Público desbaratara una banda criminal integrada por 31 personas, entre ellas cinco carabineros, que se dedicaban a la comercialización irregular de armas.

Y aunque son más habituales que lo que eran años atrás, los enfrentamientos entre efectivos policiales y manifestantes -en especial estudiantes- también marcaron el paso de Hermes Soto por la dirección. Desde el movimiento estudiantil han acusado represión y abuso de poder de parte de la institución, desde donde también acusan violencia desmedida.

Comenta

Imperdibles