Homicidios: los puntos críticos donde más se registra este tipo de delito en la Región Metropolitana

Dentro de la capital existe una serie de lugares que concentran el mayor número de crímenes con muerte. Así, zonas como el barrio Yungay, el barrio Brasil o Franklin, es donde más casos ha habido hasta ahora. Una situación similar ocurre en ciertos sectores de comunas como San Ramón, Cerrillos y Recoleta.


Cerca de las 15:00 horas del jueves 17 de noviembre, un hombre de 35 años se desplazaba por la intersección de las calles Yungay con Rafael Sotomayor, cuando un grupo de desconocidos le disparó, causándole la muerte. Este caso se suma a los múltiples homicidios que han ocurrido este año en la Región Metropolitana (RM), donde si bien estos hechos tienen lugar en diversos lugares, hay algunos puntos donde se cometen con más frecuencia.

La muerte del hombre ocurrió en la comuna de Santiago. Dicho municipio, según cifras del Centro de Análisis y Estudios (CEAD) de la Subsecretaría de Prevención del Delito, la que agrupa por delitos las cifras de Carabineros y la PDI, concentra el mayor número de homicidios en la RM. Según este indicador del Ejecutivo, que recoge los “delitos conocidos por las policías”, en el centro de la capital hubo 26 muertes con intervención de terceras personas durante el primer semestre de este año.

A partir de lo anterior, La Tercera analizó las cifras entregadas por cada cuadrante (sector) de las comunas con mayor número y tasa de homicidios. A partir de la información entregada por el Sistema Táctico de Operación Policial (STOP) de Carabineros, se pudo conocer las zonas en las que es más frecuente este delito.

De hecho, donde se produjo la muerte del hombre de 35 años fue en el barrio Yungay, sector que, según cifras de la policía uniformada, es uno de los lugares donde más homicidios ocurren. El espacio comprende un cuadrante que va desde el Parque de los Reyes hasta Agustinas, y desde la Avenida Matucana hasta General Bulnes. En ese sitio ha habido seis casos en lo que va del año.

En la misma comuna, otra zona con similar problema es en la que se emplaza el Hospital San Borja, es decir, entre las avenidas Matta, Vicuña Mackenna y Santa Rosa. Cercano a este lugar también está el barrio Franklin, el que tiene un número de hechos de este tipo parecido al del barrio Brasil, con cinco asesinatos. En total, entre las cuatro zonas, registran el 53% de los homicidios de toda la comuna.

El subsecretario de Prevención del Delito, Eduardo Vergara, sostiene que ha existido un aumento en los homicidios, y que “bajo esta tendencia vemos territorios, comunas y regiones que han presentado mayores alzas que otras. Los homicidios, como ocurre particularmente en Latinoamérica, están concentrados territorialmente”.

La prevalencia de la zona centro norte

En tanto, la mayor cantidad de estos delitos ocurre en la zona centro norte de la capital. En la comuna de Quinta Normal, el lugar donde más número de asesinatos se ha perpetrado es el cuadrante en el entorno del parque de ese mismo nombre. En cifras de la policía uniformada, sólo en ese sector ocurrieron tres de los seis homicidios de la comuna durante el semestre pasado.

A pocas cuadras, también destaca Estación Central. Allí, según datos del CEAD, durante el primer semestre de este año la tasa de homicidios fue de 3,2 hechos por cada 100 mil habitantes, cifra superior al promedio nacional de 2,3. Considerando las cifras de STOP de Carabineros, en dicho municipio estos hechos ocurren principalmente en el barrio Meiggs.

En la zona norte de la Región Metropolitana, una de las comunas que tiene mayor concentración de homicidios es Recoleta. De hecho, uno de los cuadrantes policiales alcanza las mismas cifras que el barrio Yungay. Se trata del punto comprendido entre avenida Dorsal y Américo Vespucio, y entre Avenida Recoleta con El Guanaco. En ese lugar han ocurrido 8 casos de este tipo, de un total de 12 en la comuna.

También en la zona norte, municipios como Conchalí, Independencia y Huechuraba, si bien no tienen una alta tasa de homicidios, sí tienden a concentrar este delito en un sector específico. En el caso de Independencia, la mayor cantidad ocurre en los lugares cercanos a la estación del metro Hospitales. En Conchalí, suceden entre Avenida Zapadores y Avenida Independencia. Mientras que en Huechuraba, los homicidios ocurren mayoritariamente en su límite norte, específicamente en la Población La Pincoya.

En la zona poniente, algo similar ocurre en Maipú, quee tiene un bajo índice y número de homicidios. Sin embargo, cuando estos se producen, tienden a concentrarse en las villas entre Avenida Las Naciones y la Autopista El Sol.

Daniel Johnson, director ejecutivo de Fundación Paz Ciudadana, asegura que a “diferencia de otros delitos como los robos, que ocurren con mucha mayor frecuencia, el lugar donde ocurrió un homicidio en el pasado no es un buen predictor de dónde ocurrirá en el futuro, pero si puede dar cuenta de lugares donde se está concentrando mayor violencia”.

Los crímenes de la zona sur

A poco más de 16 km del centro de la Región Metropolitana, está la comuna de San Ramón. Según cifras del CEAD, este lugar es el que presenta la mayor tasa de homicidios en toda la región. Durante el primer semestre, hubo seis asesinatos, por lo que su índice de incidencia llega a los 7,0 homicidios por cada 100 mil habitantes, siendo el promedio regional 2,4 hechos cada 100 mil habitantes.

Gustavo Toro (DC), alcalde de San Ramón, asegura que los hechos que ocurren en la comuna están asociados “a temas delictuales, a bandas de crimen organizado que se disputan territorio y que están vinculados al narcotráfico principalmente”.

En detalle, la zona de la comuna donde ocurre el mayor número de casos es en los alrededores del Hospital Padre Hurtado. Según cifras de Carabineros, al menos el 80% de estos casos se produce ahí. El alcalde explica que este “es un sector que por muchos años ha sido catalogado como una zona roja, donde efectivamente hay más tránsito vehicular y de personas, hay una triangulación ahí de tres comunas y tres poblaciones complejas, como el caso de La Granja, La Pintana y San Ramón, donde efectivamente hay hechos de connotación pública históricos que han rodeado ese sector”.

Pero en la zona sur también hay lugares en los que el número de hechos se acerca a lo que ocurre en el centro. Este es el caso de Cerrillos, donde en la intersección de la Avenida Lo Errázuriz con la Autopista El Sol, se han registrado seis de los nueve homicidios que han ocurrido hasta la fecha en esa comuna.

Misma cifra que en el cuadrante que comprende la Población La Victoria en Pedro Aguirre Cerda, donde se han registrado seis de estos hechos. En la comuna vecina de Lo Espejo se concentran los homicidios en Avenida Lo Ovalle y la Autopista Vespucio Sur. En La Cisterna, por su parte, en el cuadrante entre Gran Avenida y la misma autopista ha ocurrido la totalidad de los asesinatos. Mientras que en La Pintana, la mayor parte ha sucedido en la zona entre Avenida Santa Rosa y la Autopista Acceso Sur.

Otro de los lugares de la capital donde ha tenido lugar un gran número de homicidios es en San Joaquín, específicamente en la zona de la población La Legua y los sectores cercanos a Camino Agrícola y al Estadio Municipal El Pinar, donde han ocurrido sietes de estos casos policiales, la totalidad del registro en esa comuna.

Más atrás, con una menor concentración hay puntos de comunas como Peñalolén, específicamente entre Avenida Las Torres y Departamental, donde ha habido ocho de los 12 homicidios de ese municipio. Mismo caso ocurre en la zona occidente de la capital, en comunas como Lo Prado, donde un 50% de los homicidios se concentra en las inmediaciones del metro Pudahuel.

En la zona occidente, específicamente en Cerro Navia, todos estos delitos han sucedido entre las calles Neptuno con Avenida Teniente Cruz y entre el Río Mapocho y San Francisco.

El fiscal jefe de Delitos Violentos de la Fiscalía Metropolitana Sur, Christian Toledo, afirma que en general en la zona sur los homicidios “se dan en sectores residenciales, en pasajes, donde existe esta lucha de grupos dedicados al narcotráfico, por la toma del territorio, por rencillas anteriores, y es en la misma población donde ocurren estas balaceras”.

Junto con eso, el persecutor sostiene que las circunstancias en las que ocurren estos hechos dificultan las investigaciones: “Cuando son poblaciones, no existen muchas cámaras de seguridad, no hay acceso a grabaciones y lo que hemos tenido que realizar son otros tipos de diligencias con la Brigada de Homicidios”.

Una realidad que sale del centro

También en la Región Metropolitana, en la provincia de Maipo, la comuna de San Bernardo -según cifras de Interior- concentra 12 de los 19 homicidios que ocurrieron en esa zona durante el primer semestre. En la provincia de Melipilla, por su parte, durante los primeros seis meses de este año la comuna del mismo nombre se produjo el 100% de estos delitos, mismo caso que Puente Alto en la provincia Cordillera. Mientras que Colina registró 10 de los 12 casos de la provincia de Chacabuco.

A pesar de que existen zonas con mayor incidencia de los homicidios, el subsecretario Vergara asegura que se deben tomar “acciones que ayuden a entregar más seguridad a las personas, independiente de las comparaciones y más allá de las cifras o donde ocurren los delitos”. Asimismo, puntualiza que “estamos definiendo acciones preventivas en los territorios con mayor incidencia de homicidios, basándonos en las mejores prácticas y la evidencia entregada por programas que han demostrado reducir homicidios en Latinoamérica y EE.UU.”.

Daniel Johnson, por su parte, plantea que los homicidios no planificados se pueden prevenir fortaleciendo los sistemas de protección a víctimas y abordando las manifestaciones de violencia, mientras que los asesinatos vinculados a otros delitos “se pueden prevenir con medidas situacionales, como mayor presencia policial”. Finalmente, concluye que en los hechos vinculados a bandas criminales, se deben “fortalecer factores protectores para que jóvenes no sean reclutados por ellos, de un fortalecimiento de sistema de denuncias de delitos, de limitar el acceso a armas de fuego”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Un estudio de la U. de Hong Kong mostró cuál es la posibilidad de morir para aquellos que tuvieron Covid respecto a quienes no tuvieron la enfermedad. El estudio, fue realizado a más de 150 mil personas en Gran Bretaña, utilizando registros médicos y de defunciones de ese país.