El incómodo retorno de Dorothy Pérez a la Contraloría General

Imagen JORGE BERMUDEZ41384

La Tercera Sala de la Corte Suprema ordenó hoy reincorporarla a sus funciones como subcontralora. El titular de la entidad, Jorge Bermúdez, dijo que "la Contraloría acata y cumple los fallos de los tribunales".




El peor escenario que podía enfrentar el contralor general, Jorge Bermúdez se materializó hoy, cuando la Corte Suprema dio a conocer el fallo que ordenó reintegrar a Dorothy Pérez en su rol de subcontralora.

La abogada fue removida de su cargo el 20 de agosto pasado por Bermúdez, quien aludió a una pérdida de confianza luego de que Pérez fuera citada a declarar en calidad de testigo a la fiscalía por el caso del millonario fraude en Carabineros. Sin embargo, ella se negó a renunciar, por lo que el contralor declaró su cargo vacante y nominó como sucesora a María Soledad Frindt.

Por esto, Pérez presentó un recurso de protección apuntando a un artículo de la Ley Orgánica de Contraloría que señala que la única persona que la podía sacar del cargo era el Presidente de la República, previa resolución judicial.

Así, en un fallo con tres votos a favor y dos en contra, hoy la Tercera Sala del máximo tribunal del país confirmó la sentencia de la Corte de Apelaciones, que acogió el recurso de protección presentado por Pérez y ordenó restituirla en sus funciones.

Entre los principales argumentos de los magistrados está que, "careciendo de sustento legal que la respalde, a causa de no ser el subcontralor un cargo de libre remoción por razones de confianza, el proceder de la máxima autoridad de la Contraloría (...) es contraria a las normas legales referidas y actualmente vigentes, en especial, el artículo 4° de la Ley N° 10.336, por lo cual el recurso corresponde sea acogido, amparando los derechos fundamentales de la persona por quien se recurre".

La resolución dice que "el acto impugnado es ilegal y vulnera la garantía constitucional establecida en el N° 2 de nuestra Carta Fundamental, la igualdad ante la ley, que predica que ni la ley ni autoridad alguna podrán establecer diferencias arbitrarias, derecho fundamental que fue desconocido a la recurrente, toda vez que para separarla de su cargo se dio aplicación a la misma disposición que se emplea para prescindir de los empleados del órgano contralor, en circunstancias que el tratamiento diverso que el ordenamiento jurídico reconoce sobre la remoción del personal superior de la institución, imponía la obligación de acudir a una disposición diferente".

Operación regreso

El reintegro de Dorothy Pérez era la resolución que en la Contaloría menos se esperaba. Pese a esto, estaban preparados para todos los escenarios y elaboraron una estrategia para enfrentar su retorno, que, según la misma Pérez confirmó a La Tercera, se materializará este lunes.

Sin embargo, las labores que deberá desempeñar como subcontralora tras su regreso serán menos de las que ejercía antes de que Bermúdez la removiera de su puesto. Continuará con la única facultad que tiene, que es ejercer como jueza de cuentas. Esto significa que seguirá siendo la encargada de liderar los procesos judiciales que determinan el reintegro de los dineros mal habidos.

El resto de las labores que desempeñaba como subcontralora eran facultades que el contralor le había delegado y que quedaron sin efecto al momento de su remoción. Luego, asumió su puesto de subcontralora Soledad Frindt, a quien Bermúdez le entregó una serie de potestades para desempeñar labores más allá de ser jueza de cuentas. Para dejar sin efecto aquellas tareas, el contralor deberá hacer una publicación en el Diario Oficial en los próximos días.

Entre las facultades delegables a su "staff de asesores", por ejemplo, el jefe de la división jurídica, el jefe de gabinete y la subcontralora, están: firmar tomas de razón, generar dictámenes, resolver recursos, instruir auditorías y revisar informes de auditorías, entre otros.

Además, Pérez no volverá a la oficina que ocupaba originalmente en el piso 9, donde también está el despacho de Bermúdez. Deberá instalarse en el piso 7, donde se encuentra la oficina del juzgado de cuentas. Esto, porque son las labores que desempeñará ahora.

Reacciones

El primero en dar su versión fue el contralor Bermúdez. Señaló, en una conferencia de prensa, sin aceptar preguntas, que "la Contraloría acata y cumple los fallos de los tribunales de justicia". Agregó que "seguiré cumpliendo con mis obligaciones" y que "Dorothy Pérez se reintegrará a la Contraloría para desarrollar las funciones que le encomienda la ley, y a contar del día de su reincorporación, se le brindarán todos los medios institucionales para su buen desempeño".

Bermúdez explicó también que los actos y documentos firmados por Soledad Frindt mientras fue subcontralora "tienen completa validez y producen todos sus efectos jurídicos".

Pérez, por su parte, dijo que "respecto del fallo unánime de la Tercera Sala de la Corte Suprema que confirma la sentencia también unánime de la Corte de Apelaciones de Santiago, solo señalaremos que siempre tuvimos plena confianza en los tribunales de justicia y en el estado de derecho de nuestro país". La abogada alude a un fallo "unánime" debido a que todos los magistrados decidieron que no procedió la forma en la que fue removida. Sin embargo, hubo dos ministros que votaron por no reintegrarla a sus funciones.

En tanto, el Presidente Sebastián Piñera indicó que "en Chile tenemos un Estado de derecho; por tanto, las resoluciones de la Corte Suprema se respetan y se acatan. Eso es lo que ha dicho el contralor y esa es la posición que siempre ha mantenido el gobierno".

Comenta