Libertad de enseñanza, nueva Constitución y “minorías”: los temas que marcaron el último Tedeum evangélico con Piñera como Presidente

La ceremonia se realizó en la iglesia Centro Cristiano Internacional, en la comuna de San Joaquín, donde también participaron ministros, titulares y representantes de los poderes de Estado, además de los altos mandos de las Fuerzas Armadas.




Hasta las dependencias de la iglesia Centro Cristiano Internacional, en la comuna de San Joaquín, arribó la tarde de este viernes el Presidente Sebastián Piñera, acompañado de la Primera Dama Cecilia Morel, para participar en el último Tedeum evangélico de su mandato, en la víspera de las Fiestas Patrias.

A la instancia concurrieron además ministros de Estado; Guillermo Silva, presidente de la Corte Suprema; Ximena Rincón, presidenta del Senado; Francisco Undurraga, vicepresidente de la Cámara de Diputados; entre otras autoridades y altos mandos de las Fuerzas Armadas.

En la ceremonia, el titular de la Coordinadora de Unidades Pastorales Evangélicas de Chile, obispo Héctor Cancino, se refirió al aporte y contribución que ha efectuado la iglesia a la cual pertenece, además de ahondar controversialmente en temas como la libertad de enseñanza, la nueva Constitución y el concepto de familia, en una férrea agenda valórica.

Rechazo a “pedagogía deconstruccionista”

En relación con el tema educacional, apuntó que “la lucha ha sido permanente de la Iglesia para influir en la transformación permanente a través de las clases de religión cristiana-evangélica, en todos los establecimientos de educación no confesionales de nuestro país, y por ningún motivo puede ser reemplazada por una clase de historia de las religiones, como tampoco la erradicación de las sagradas escrituras, la biblia, de los colegios y de la sociedad chilena, no puede ser eso”.

Rechazamos categóricamente que los niños sean educados y orientados sexualmente en los colegios con una pedagogía deconstruccionista que contiene un pensamiento ideológico distorsionado y que va en contra de los principios y normas morales que han sido establecidas en la sagrada escritura. Si se persiste este tipo de educación, las consecuencias serán nefastas y desastrosas para las próximas generaciones”, acusó.

“Minorías” y concepto de familia

Por otra parte, el líder religioso aseguró que “la Iglesia Evangélica respeta de manera absoluta a las minorías, pero decididamente no acepta la imposición de ideologías y modelos de vida de estas minorías que se contraponen con nuestros derechos ciudadanos, de sostener un estilo de vida conforme a los principios cristianos”.

Y agregó que “creemos fehacientemente que la familia es el núcleo fundamental de la sociedad como lo registra la Constitución de 1980, y a la vez, el diseño original establecido por Dios. Por lo tanto, defenderemos la patria potestad de los padres sobre sus hijos, fundamentalmente en su educación y formación de los valores que van construyendo en proceso el desarrollo y consolidación de un ser persona orientado bajo la norma ético-moral de las sagradas escrituras. Por lo que rechazamos categóricamente el intento frontal de eliminar y erradicar este derecho inalienable que poseen y les pertenecen a los padres”.

Nueva Constitución

Finalmente, el obispo en su alocución, se refirió al proceso de elaboración de una nueva Carta Fundamental que está a cargo de la Convención Constitucional, exigiendo que se consoliden “los derechos de la libertad religiosa, la libertad de expresión y la libertad de conciencia”.

“Consideramos y exigimos que la nueva Constitución Política de Chile contemple, entre otros articulados, consolidar categóricamente los derechos de la libertad religiosa, la libertad de expresión y la libertad de conciencia. Por lo tanto, rechazamos todo pensamiento ideológico contrario que pretende erradicar el cristianismo, las sagradas escrituras y toda expresión religiosa y de fe de nuestro país. Creemos convincentemente que es nuestro derecho profesar con libertad nuestras creencias religiosas, porque la religiosidad en Chile representa un porcentaje muy relevante en el contexto de la población chilena, siendo éste un 80 por ciento de los chilenos que se consideran cristianos, y de ese porcentaje, un 20 por ciento es cristiano evangélico, y eso no es menor”, explicó.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.