MOP busca restaurar históricos edificios religiosos de Iquique

El emblemático templo San Antonio de Padua, en Iquique.

Templo San Antonio de Padua y Convento Franciscano son monumentos nacionales que datan de 1890.


El Ministerio de Obras Públicas está desarrollando un proyecto que busca recuperar uno de los monumentos íconos de Iquique, estrechamente ligado con la expansión que tuvo la industria del salitre en la zona, durante el Siglo XIX: la Iglesia San Antonio de Padua y el Convento Franciscano de la ciudad.

En pleno centro, a pasos del mercado y la zona comercial, ambos edificios tienen como data de construcción 1890, levantados íntegramente en pino oregón y con una arquitectura de influencia neoclásica.

El seremi de Obras Públicas de Tarapacá, Patricio Altermatt, señaló que las dos edificaciones representan el esplendor de la época del salitre en el norte. “Lo que buscamos con este proyecto es poner en valor el bien y su entorno inmediato, ya que están insertos en uno de los barrios tradicionales y permitirán a la comunidad fortalecer su identidad sociocultural”, aseveró.

La autoridad indicó que actualmente se encuentran trabajando en la etapa de diseño del proyecto y realizando las participaciones ciudadanas, fase que tiene un financiamiento de $ 125 millones.

“Los estudios que ejecutamos nos permitirán determinar con precisión el nivel de deterioro que presenta el recinto. Hemos trabajado con la comunidad, la que ha tenido una excelente participación y valoración de la iniciativa. Esperamos en el 2020 contar con el financiamiento necesario para ejecutar la intervención integral de la iglesia y el convento”, precisó.

Monumentos

La parroquia San Antonio de Padua y el Convento Franciscano fueron declarados monumentos nacionales en 1994. El templo presenta una fachada de tres cuerpos verticales, uno de los cuales está desplazado hacia adelante y permite el acceso a la nave principal del recinto. El convento, en tanto, posee un patio central y corredores anexados al templo.

“Este proyecto se suma a una serie de iniciativas que estamos ejecutando en la región de Tarapacá y que buscan recuperar nuestro patrimonio cultural. Junto con la restauración del Teatro Municipal de Iquique, esta será otra de las intervenciones de gran envergadura que concretaremos”, enfatizó Altermatt.

Para Iván Mesías, quien reside en el barrio hace más de cuatro décadas, la iglesia y el convento son un eje fundamental del sector. “No solo nos reunimos los católicos, sino que se realiza allí una serie de actividades de ayuda social, educación y recreativas para la familia. Muchas generaciones de una u otra forma han ligado su vida a esta iglesia”.

Carmen Márquez, vecina de calle Latorre, donde se emplaza la iglesia, también apoya el proyecto: “Es una excelente noticia para todos que se busque recuperar la iglesia de San Antonio de Padua y el convento. Hay varias partes que están deterioradas, sobre todo por efecto de los terremotos. De milagro no se han venido al suelo y estos son bienes que debemos proteger para las futuras generaciones”.

#Tags


Seguir leyendo