El primer minibús autónomo que operará en Chile comienza hoy su marcha blanca al interior del Parque O'Higgins

El vehículo funciona sin conductor, es 100% eléctrico y tiene capacidad para transportar a 12 personas.



Durante la jornada de hoy, y mediane un video, la ministra de Transportes y Telecomunicaciones presentó un vehículo sin conductor, 100% eléctrico y con capacidad para transportar a 12 personas.

El vehículo, el primero en su tipo en Chile y Latinoamérica, se encuentra su etapa de marcha blanca en un circuito al interior del Parque O'Higgins, a modo de piloto, para así analizar su tecnología y potenciales usos a nivel nacional, promoviendo así una tecnología limpia, de propulsión eléctrica, sin emisiones contaminantes ni ruido.

Según se indicó desde el ministerio, el minibús se encuentra en fase de preinstalación y prueba anticipada, y durante este periodo ha beneficiado principalmente a adultos mayores que caminan por el sector del tradicional pueblito del parque.

La ministra Hutt destacó la iniciativa, ya que según indicó "permite promover el desarrollo tecnológico y el conocimiento de nuevas tecnologías de ingeniería en transporte".

La fase piloto del vehículo autónomo - que se ejecutará entre enero y marzo - considera la prueba de uso con usuarios, el desarrollo de una encuesta de satisfacción y capacitación a equipos técnicos del MTT.

"Me alegra que la comunidad de especialistas tenga acceso a este tipo de tecnologías, pero también que las personas puedan entender cómo funcionan estos vehículos y estar en contacto con las innovaciones existentes en el mundo en materia de transporte", señaló la ministra Hutt.

El proyecto tiene un costo de 320 mil dólares y está financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y cuenta con la colaboración del partner tecnológico Transdev y la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la U. de Chile.

El CEO de Transdev, Hernán Berríos, indicó que el vehículo "siempre circulará con un operador a bordo para garantizar la seguridad de los pasajeros", agregando que cuenta además con ocho sensores para garantizar la seguridad de los usuarios y del entorno.

Sobre el proyecto en sí, la representante del BID en Chile, Yolanda Martínez, explicó que se busca "traer al país una tecnología de vanguardia y que el gobierno tenga espacios para realizar el piloto, investigar y diseñar nuevos marcos regulatorios para tecnologías de nueva generación".

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Imperdibles