Bienestar laboral y responsabilidad social en tiempos de pandemia



La pandemia Covid-19 está teniendo un profundo impacto en el mundo del trabajo poniendo a prueba los recursos humanos, materiales y financieros de individuos, comunidades y países del mundo entero.

En esta crisis de salud, las personas enfrentan desafíos sin precedentes y, por ende, el mundo del trabajo. Si bien muchos de nosotros hemos trabajado remotamente de alguna forma antes, muchas personas no pueden participar en sus rutinas habituales, y lidian para hacer frente a las demandas del trabajo y hogar. Este cambio rápido se ha combinado para algunos con la preocupación por la salud, finanzas, estar aislado de otros y por el duelo.

Según lo señalado por Deloitte, en este escenario en el que la mayoría de los países están luchando contra la pandemia del Covid-19, el rol que desempeñan las organizaciones es fundamental y como actores claves del desarrollo de los países, la responsabilidad social corporativa se enfoca en mantener la gestión institucional y, principalmente, garantizar la seguridad y el desempeño adecuada de todos sus colaboradores.

Para hacer frente a los diversos riesgos estratégicos y operacionales, se sugieren una serie de medidas. Entre ellas, el énfasis en la Responsabilidad Social (RS) y mantener el bienestar físico y mental de los colaboradores.

La Responsabilidad social empresarial o corporativa (RSE o RSC) se define como la contribución al desarrollo humano sostenible, a través del compromiso y la confianza de la empresa hacia sus empleados y las familias de éstos, hacia la sociedad en general y hacia la comunidad local, en pos de mejorar el capital social y la calidad de vida de toda la comunidad.

Es así entonces, que en este cambio de las condiciones de trabajo, se recomienda no sólo establecer métodos de trabajo no presencial, sino que además generar estrategias para mantener la salud y el bienestar de los equipos que trabajan en una institución, entregando apoyo organizacional, instrumental y emocional con el objetivo de mantener el bienestar de los empleados.

Como colaboradores, estamos siendo parte de una innovación al utilizar plataformas que son creadas para favorecer el trabajo, puedan ser utilizadas para actividades nunca dimensionadas en un entorno laboral. La sensación o el placer de compartir “virtualmente”, visualizar a los compañeros de trabajo en otra perspectiva, incorporar a las familias e incluso a las mascotas, ha generado una gran gratificación y sin duda sentirnos orgullosos de cómo algunas instituciones han enfrentado esta pandemia.

En una reciente publicación, los anestesistas Patricia Macaya y Fernando Aranda señalan que “el hecho de pertenecer a un equipo de trabajo, nos presenta la valiosa oportunidad de colectivamente, buscar y encontrar un nuevo enfrentamiento a la cambiante nueva realidad”.

* Académica del Doctorado en Ciencia de Enfermería de la Facultad de Enfermería, U. Andrés Bello. Doctora en Ciencias Empresariales. Miembro del Claustro

Comenta

Imperdibles