Columna de Gonzalo Larraguibel: “Más allá del reporting, ESG como oportunidad y ventaja competitiva”

"Cumplir con la regulación es solo un primer paso higiénico en la escala de madurez de ESG en la organización, un “desde” que puede percibirse como costos adicionales para el negocio, pero que desde una mirada estratégica también puede evolucionar para generar oportunidades y convertirse en una verdadera ventaja competitiva."



La demanda de información relacionada a criterios ESG (Environmental, Social, Governance) ha ido en aumento en volumen y nivel de especificidad por parte de inversionistas y entes reguladores, como también por diversos actores sociales. Estos ya no solo exigen indicadores que den cuenta del impacto y externalidades de las compañías a lo largo de su cadena de valor, sino también el detalle de cómo los distintos criterios están siendo abordados y sus implicancias para el negocio y la sociedad.

Sin ir más allá, a fines de 2022 entró en vigencia en Chile la Norma de Carácter General Nº461, que será implementada de forma gradual y exige la incorporación de nuevos criterios ESG en la memoria anual de los emisores de oferta pública, bancos y compañías de seguros, acercando más estos reportes a estándares internacionales. No obstante, cumplir con la regulación es solo un primer paso higiénico en la escala de madurez de ESG en la organización, un “desde” que puede percibirse como costos adicionales para el negocio, pero que desde una mirada estratégica también puede evolucionar para generar oportunidades y convertirse en una verdadera ventaja competitiva. Depende de los líderes cuál es el tono y fuerza transformadora que quieren darle.

Un buen ejemplo de ello es lo que está haciendo CAP. Tras un gran trabajo evolucionando su modelo de gobierno corporativo, estrategia y cultura, hoy está impulsando fuertemente desde su directorio, en coordinación con su equipo ejecutivo y sus filiales, los cambios necesarios para generar procesos y productos cada vez más responsables con el medioambiente, buscando posicionarse como un actor líder a nivel local y global en los mercados verdes del hierro y del acero. Un proceso de transformación organizacional que apalanca entre sí las dimensiones de ESG para darle mayor resiliencia y sostenibilidad al negocio, generando las capacidades necesarias para sumar a la gestión del día a día una mirada de largo plazo sobre su cadena de valor, aprovechando la necesidad de descarbonización de sus clientes como una oportunidad para ofrecerles a ellos, la sociedad y el país una nueva propuesta distintiva.

Liderar el cambio, adaptarse a él o quedar rezagados hasta volverse insignificantes o desaparecer. El liderazgo ejercido por los controladores, directorios y equipos ejecutivos será determinante en el futuro de las compañías en este nuevo escenario de negocios incierto, complejo y volátil. Informes como The Global Risk Report 2023 del World Economic Forum y diversos análisis presentados en su Foro de Davos la semana pasada, dan cuenta de cómo el cambio climático y sus consecuencias emergen constantemente entre los principales riesgos globales a abordar por parte de los gobiernos, empresas y como humanidad. No obstante, a estos también se suman importantes cambios tecnológicos, geopolíticos, desafíos sanitarios aún lejos de desaparecer y un contexto de recesión e inflación que seguirán golpeando con fuerza e incertidumbre a prácticamente todas las industrias, obligando a los líderes a buscar un equilibrio entre el desarrollo de sus proyectos de largo plazo y asegurar los resultados y gestión del aquí y del ahora.

Lejos de caer en el “greenwashing” o solo sumarse a ciertas tendencias porque son percibidas como el “tema de moda”, el gran desafío es aprovechar ESG para crear valor simultáneamente, generando sinergias entre ambas necesidades. Para ello, es clave ir balanceando constantemente los distintos tipos de proyectos, tener una visión de cómo y cuándo van a cambiar las industrias e ir anticipándose a esos cambios, adaptando permanentemente los modelos de negocio y la organización para poder ir respondiendo en sintonía con la realidad del mercado.

Usted, ¿está abordando las materias de ESG en su organización solo para cumplir con la reportería o ya tiene una hoja de ruta concreta para generar ventajas competitivas y ser un líder relevante en el nuevo contexto? Su organización, ¿Cuenta con las capacidades técnicas y adaptativas necesarias para aprovechar las disrupciones en curso? ¿Y con los liderazgos?

* El autor es socio de Virtus Partners.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Aunque se trata de una investigación básica realizada en ratones, el científico que dirige el estudio, Baptiste Piqueret, asegura que los resultados "son prometedores".