¿Cuántos más tienen que morir?



SEÑOR DIRECTOR:

Desde hace ya varios meses venimos manifestando nuestra preocupación acerca del incremento de la violencia e inseguridad en el sector cercano a Plaza Italia, lugar en el que nuestra sede también está ubicada. Como representantes de las empresas del comercio, los servicios y el turismo, nuevamente levantamos la voz para hacer visible la verdadera pesadilla que significa trabajar en las actuales condiciones de inseguridad que presenta el país. Las agresiones y destrozos sufridas por los pequeños y medianos comerciantes del barrio Lastarria, el asesinato de Teodora, quien falleció de un disparo mientras intentaba repeler el asalto a su minimarket en Santiago Centro la semana pasada o los resguardos de los comerciantes del norte del país para evitar ser víctimas de extorsiones, son el triste recuento de unos días de terror para nuestro sector. Porque sea donde sea, lo cierto es que hoy, para dedicarse al comercio hay que tener agallas.

El abandono por parte del Estado frente a estos hechos no deja de asombrar. Los planes y mesas de trabajo que se anuncian, estimamos que no solo llegan tarde, sino que, peor aún, resultan absolutamente insuficientes para una ola de violencia desbordada que presenta características muy particulares, pues mezcla delitos de diversa índole que, difícilmente, serán abordados a través de medidas como las que se presentaron recientemente. Estamos esperando que se cumpla la promesa de la actual administración, que ha declarado en innumerables ocasiones que será el gobierno de las Pymes y que no permitirá que delitos contra ellas queden impunes.

Por mientras, vecinos, trabajadores y locatarios seguimos rogando por no ser los protagonistas del próximo hecho de violencia.

Ricardo Mewes Schnaidt

Presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Chile (CNC)

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Investigadores descubrieron que este elemento químico afecta el lóbulo occipital del insecto, impidiendo que puedan mantener una trayectoria recta y actuar de forma rápida ante los cambios en su entorno.