Educación en propuesta constitucional

Primer dia de Clases  Colegio Cumbre de Condores



SEÑOR DIRECTOR:

El 4 de agosto, el Sr. Simón Pinto, investigador legislativo de “Acción Educar”, en su columna dice que el artículo N°36 de la propuesta de nueva Constitución es una nebulosa y desprotege a los establecimientos educacionales particulares subvencionados, que representan al 54% de la matrícula educacional, además de poner en duda el financiamiento del sistema educativo propuesto en la nueva Constitución para ese tipo de establecimientos educacionales. Indica de manera grotesca lo que supuestamente una profesora le dijo: “¿Por qué se decidió no dar garantías a mis alumnos, si al final los perjudicados van a ser ellos?”.

Si el mismo Sr. Pinto dice que debemos ser rigurosos, debió entonces responder a la profesora que en el mismo artículo N°36 puntos N°1: “El Sistema Nacional de Educación está integrado por los establecimientos y las instituciones de educación parvularia, básica, media y superior, creadas o reconocidas por el Estado. Se articula bajo el principio de colaboración y tiene como centro la experiencia de aprendizaje de las y los estudiantes”, y N°8: “El Estado debe financiar este Sistema de forma permanente, directa, pertinente y suficiente a través de aportes basales, a fin de cumplir plena y equitativamente con los fines y principios de la educación”.

Sería conveniente (si quiere ser realmente riguroso y honesto), que el Sr. Pinto diga directamente que no le agrada un Estado social y democrático de derechos, y prefiere continuar con un Estado subvencionador, que promueve la segregación y privilegia los derechos del mercado por sobre los derechos humanos, pues para él claramente la educación es un bien de consumo y no un derecho humano.

Marión Cubillos M.

Directora Nacional Asociación de Funcionarios del Ministerio de Educación

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Arqueólogos descubren en Pompeya cuatro nuevas habitaciones en una casa excavada con anterioridad que posee objetos del día a día utilizados por una familia de clase media.