Escrito en arcilla



SEÑOR DIRECTOR

El duro realismo que impone el balotaje nos lleva a descubrir que en política nada está escrito en piedra, sino en moldeable arcilla. Sin embargo, esperaría que al menos ciertos principios sigan tallados en piedra, porque sería trágico convertirnos en las veletas que irónicamente describe Groucho Marx: “Estos son mis principios, si no le gustan tengo otros”.

Miguel A. Vergara Villalobos

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.