La crisis y la población más vulnerable

trabajador


SEÑOR DIRECTOR

Un 8,6% de nuestra población es pobre en ingresos, y 20,7% considerando múltiples dimensiones. Aproximadamente un tercio de nuestra fuerza de trabajo es informal o independiente, de acuerdo a la encuesta Casen 2017.

Los próximos meses serán duros, especialmente para los más vulnerables que tienen menos recursos para sobrellevar la disminución del empleo e ingresos. El paquete económico anunciado por el ministro de Hacienda es poderoso. Apoyar a las micro, pequeñas y medianas empresas es vital, considerando que son la principal fuente de empleo de la economía y que tienen menor acceso a crédito respecto a empresas de mayor tamaño. Mantener la economía andando para cuando podamos recuperarnos de la crisis sanitaria es crucial.

Mantener el empleo y el ingreso de los trabajadores también va en la dirección correcta. Aquellos que no pueden hacer teletrabajo no debieran tener que escoger entre su salud y su sueldo. Sin embargo, un desafío pendiente está en la protección de los más vulnerables, y en apoyar a los independientes que verán sus ingresos disminuidos. Las medidas anunciadas son tímidas en esta dirección, y es posible que se deban hacer esfuerzos adicionales.

Existe incertidumbre del tamaño del daño que tendremos, que depende de cuán grave sea la crisis sanitaria, y si el shock es transitorio o permanente. Eventualmente, más medidas serán necesarias, mayores subsidios a los individuos más vulnerables, créditos blandos a empresas pequeñas, atención a los empleados independientes e informales, entre otras.

No sabemos si lo anunciado será suficiente, pero es un paso firme en la dirección correcta. Es probable que se requieran esfuerzos adicionales, en particular hacia los sectores más vulnerables. Y es esperable que el esfuerzo lo tenga que hacer no solo el Estado, sino que tendrá que ser de todos.

Claudia Martínez A.

Profesora Asociada Instituto de Economía, PUC

Comenta