La reforma que sí se hizo



SEÑOR DIRECTOR

La Comisión Bravo en el año 2015 analizó tres tipos de reformas al sistema de pensiones. La mayoría de los técnicos apoyaba la propuesta A o B, cuyo factor común era fortalecer el sistema actual y la diferencia era el tamaño de la seguridad social en el sistema. La propuesta C, de reparto puro, solo tuvo un voto a favor en esa comisión. En el Congreso, entre políticos, se replicó la historia: las mayorías de centro (izquierda y derecha) discutieron años cómo fortalecer el sistema actual, mientras que la opción de un reparto puro solo tuvo un apoyo minoritario en los extremos.

Pasados seis años, y frente a un sistema que eventualmente quede sin ahorros, la única reforma que lograron impulsar nuestros políticos es la de las minorías: un sistema de reparto puro escondido en la aprobación sucesiva de proyectos de retiro de fondos de pensiones.

Renata García

Economista

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.